El ahorro interno genuino de trabajadores activos y pasivos, es el objeto del deseo de los sectores del poder financiero.

ANSES: EL OSCURO OBJETO DEL DESEO (¡VIENEN POR LAS JOYAS DE LA ABUELA!)

Por Jorge Rachid

Como en los 90 mientras endeudan al país por miles de millones de dólares, habiendo encontrado un país desendeudado, gracias al peronismo desde el 2003, ahora financian con deuda lo que decidieron transferir en ganancias directas a los grupos empresariales mas importantes del país y del exterior, por mas de 25 mil millones de dólares, al bajar retenciones, ganancias y condonando deudas como las eléctricas.

Por Jorge Rachid
SIN MORDAZA
23/11/16

Desde el primer día de gobierno el macrismo expresó sin tapujos la necesidad de modificar el sistema previsional argentino y lo hizo, escondiendo sus verdaderas intenciones detrás de un blanqueo de capitales, que permite a los fugadores seriales, hacerse moralmente aptos de su delincuencia crónica.

Mientras bajo el eufemismo de Reparación Histórica para Jubilados, avanzaban hacia el Fondo de Garantía de Sustentabilidad del ANSES, que al día de la asunción contaba con 52 mil millones de dólares, de jubilados y pensionados.

Como en los 90 mientras endeudan al país por miles de millones de dólares, habiendo encontrado un país desendeudado, gracias al peronismo desde el 2003, ahora financian con deuda lo que decidieron transferir en ganancias directas a los grupos empresariales mas importantes del país y del exterior, por mas de 25 mil millones de dólares, al bajar retenciones, ganancias y condonando deudas como las eléctricas.

Pero la verdadera obsesión del poder financiero es el ahorro interno, ya que desde ahí, desde esa posición de poder, se estructura un nuevo modelo social ajeno al trabajo, que pasa a la precariedad y la flexibilización, se privatizan los recursos bajo la falacia del aseguramiento universal, que trafica derechos por lucro.

Así como lo hicieron con la salud por un decreto de DNU y lo están realizando con los fondos previsionales.

Estos mecanismos, poco conocidos por no ser reflejados por una prensa canalla y cómplice, que oculta este verdadero saqueo al sistema que tantos años nos costó reparar después de 14 años de AFJP que le costaron al sistema de reparto, dejar de percibir mas de 70 mil millones de dólares desde 1994 hasta el 2008, que se llevaron las empresas que fueron beneficiadas por la baja de los aportes patronales, los gastos/ganancias de las AFJP que se apropiaron del 30% del capital aportado por los trabajadores activos, sumado a las pérdidas originadas por las fluctuaciones del mercado de capitales que originó por tres años consecutivos, pérdidas de capital en esos Fondos intangibles, sumado a las trapisondas corruptas de los gerentes en la timba financiera.

Sin embargo el gobierno peronista, tachado de corrupto por estos saqueadores seriales de fondos públicos sobre los cuales construyeron sus fortunas, en todas las épocas, tanto de dictaduras como en democracia y que ahora gobiernan, pudo recomponer con el esfuerzo del pueblo, en dos direcciones: fortalecer el FGS que de 20 mil millones de pesos pasó a 778 mil millones al año 2015, pero incorporando al sistema casi 4 millones de nuevos beneficiarios mas la AUH, con fondos como para la planificación estratégica intergeneracional, como es la previsión social.

tesoroenoro-500-max

La estrategia del poder financiero internacional, instrumentado por el macrismo por órdenes directas, es el famoso “descreme” que desestructura la solidaridad como base necesaria de los sistemas solidarios en cada rama de servicios, privatizando sobre los sectores que pudiendo acceder al pago, abandonan los sistemas solidarios, debilitándolos y llevándolos a la quiebra, como sucedió en los 90.

La solidaridad es una estructura de tres patas: quien mas gana aporta por el que menos gana, el más sano por el más enfermo y el más joven por el más viejo, eso es lo que se rompe con el lucro.

Este modelo en desarrollo, que está originando un conflicto social creciente, está en un proceso de acumulación de riquezas que basado en la apropiación de los recursos estatales, la baja de impuesto a los ricos, la disminución del costo laboral con salarios a la baja y flexibilización laboral, la apertura de la economía a la voracidad de los países centrales en crisis, la entrada facilitada de patentes que no necesitamos, condicionando soberanía y la crisis provocada sobre la industria nacional, lesionando gravemente la I+D aspecto central del siglo XXl el siglo del conocimiento, que este gobierno entierra.

El endeudamiento externo complementado con la apropiación del ahorro interno genuino, constituye un combo perverso que actúa como ariete sobre el conjunto de la sociedad argentina, provocando angustias que hasta ayer no existían, miedo que no se tenía y proyecto de vida que se ven frustrados, con el agregado de las dudas provocadas frente al infortunio de enfermedades y vejez prolongada, absolutamente abandonadas por los planes en curso.

La movilidad automática por ley va a ser avasallada, comenzando por el otorgamiento de un bono de fin de años, que rompe la lógica de la fórmula polinómica, aprobada por ley, que les dio a los jubilados en los años anteriores, superar en los aumentos bianuales los índices inflacionarios, manteniendo el poder adquisitivo de los mismos, con un plus de ahorro o para gastos de mejoramiento de calidad de vida, de los adultos mayores.

Esta estructura previsional que dejamos los peronistas con el esfuerzo del conjunto de los argentinos, pretende ser saqueado por la nueva administración, con lo cual las jubilaciones y pensiones serán afectadas por esas medidas.

Por eso quienes votaron esas leyes bajo supuesta presión, no evaluaron los costos a largo plazo, desde gobernadores que accedieron rápidamente a las promesas de financiamiento y facilidad de endeudamiento, sin pensar que las dificultades de la baja del consumo, repercutirá gravemente en las provincias argentinas en los próximos años.

O sea pagarán sus sueldos hoy pero no podrán apagar los fuegos del mañana, cuando la crisis social, que no alentamos ni provocamos, les llegue por acción de las políticas neoliberales brutales e inhumanas, que tanto dolor social están ocasionando.

Nosotros luchando evitaremos mayores daños, en la calle y con el pueblo.