La gobernadora renovó el pacto con el Frente Renovador y el GEN, tienta al Evita y canta “Ay Esmeralda, ráscame la espalda”

MASSA Y “MOSQUITA MUERTA” PACTAN COMO CHANCHOS

Vidalita y «Sergio» se repartieron las autoridades en Diputados -Cambiemos ocupará ahora la presidencia- pero, antes, en una asignatura más importante para la gobernadora: el pedido de endeudamiento de $ 95.000 millones que acompaña el proyecto de presupuesto 2017.

EnOrsai

13 de noviembre de 2016

Según La Nación: «Después de varias reuniones, María Eugenia Vidal y Sergio Massa acordaron renovar el “pacto de gobernabilidad” en la Legislatura bonaerense.

Eso se materializará en el reparto de autoridades de Diputados -Cambiemos ocupará ahora la presidencia- pero, antes, en una asignatura más importante para la gobernadora: el pedido de endeudamiento de $ 95.000 millones que acompaña el proyecto de presupuesto 2017.

En paralelo, el ministro de Gobierno bonaerense, Federico Salvai, y el de Economía, Hernán Lacunza, tuvieron otros encuentros con Massa y su tropa para afinar las cuentas.

Conclusión: el massismo estaría dispuesto a aprobar unos $ 70.000 millones de endeudamiento.

vidalitaysergiom-500-ma

El problema para Vidal es que, sumados, los bloques de Cambiemos y el Frente Renovador no llegan a los dos tercios de los votos necesarios para aprobar el endeudamiento.

Ni en el Senado ni en Diputados.

Pero, curiosamente, eso no enciende señales de preocupación en La Plata.

Porque manejan otros números.

En principio, suman en la lista de apoyos los votos del GEN (cuatro diputados y un senador «díscolo»), más los minibloques del peronismo en ambas cámaras: por caso, la diputada Mónica López y los legisladores que responden a Jesús Cariglino y Mario Ishii, entre otros.

Pero lo interesante es que también le ponen un tilde a los diputados y senadores ligados al Movimiento Evita y al grupo Esmeralda, integrado por siete intendentes que tienen como rostros visibles a Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) y Gabriel Katopodis (San Martín).

Y eso, pese a que las distintas tribus que integraron el kirchnerismo se muestran (desde la reunión de Lobos del mes pasado) en un proceso de unidad.

Sumados los legisladores ligados al Evita y al Esmeralda, Vidal superaría las 61 manos en Diputados y 32 en el Senado.

Como se necesitan dos tercios de los legisladores presentes, cualquier otro ex kirchnerista que se ausente el día de la votación también colaboraría con el resultado.

Enfocados en el proceso de unificar posturas con los otros fragmentos del kirchnerismo, tanto en el Movimiento Evita como en el grupo Esmeralda negaron el optimismo de Cambiemos.

«No vamos a tomar posición hasta definir en conjunto. Creemos que estamos ante la oportunidad de recomponer la unidad», resumió Fernando Navarro, del Evita, quien junto a Horacio González encabeza un bloque de seis diputados vitales para llegar a los dos tercios.

Pero todos dejaron abierta una ventana para acordar con Vidal por separado: que el sector más kirchnerista del peronismo se niegue a cualquier tipo de negociación sobre el endeudamiento.

«Si no hay posición común, veremos», agregó Navarro.

«Nosotros buscamos que Vidal convenza a más intendentes.

Ayudamos a eso.

Ahora, si los ultracristinistas asumen una posición irracional, nosotros tenemos los votos para destrabar el endeudamiento», señalaron en el grupo Esmeralda.»

 

N&P: Título en el original: » SOCIOS Endeudamiento: Vidal cerró con Massa»