Eso es peronismo, identidad cultural y soberana, de construcción colectiva junto al pueblo.

LA CONFLUENCIA DE LA CONCIENCIA NACIONAL COLECTIVA

Por Jorge Rachid

Nunca lo individual sustituyó a lo colectivo, salvo en la construcción de liderazgos, porque los liderazgos son expresiones de un mosaico de adhesiones que van desde lo afectivo a la contención, desde lo ideológico a lo político en el que han sido consagrados sucesivamente Evita, Perón, Néstor y Cristina, ya que los liderazgos los instituye el pueblo, por caminos alejados de las negociaciones, roscas y especulaciones individuales de los dirigentes.

Por Jorge Rachid

SIN MORDAZA

17/10/16

En un día de rememoración de la confluencia de la conciencia nacional colectiva, expresada en la movilización que cambió la historia de la mano del encuentro de un Líder con un Pueblo, en esa síntesis histórica que hace confluir los caminos, de décadas de construcción de la identidad nacional y quien pueda expresarla en su liderazgo en toda su dimensión.

Eso sucedió entre Perón y su pueblo, que fue forjando en un sincretismo de subjetividades diversas las bases del Movimiento Nacional, Popular, Latinoamericano y Revolucionario, el mas importante de la historia de nuestro continente, que después de 70 años, construyó el conjunto de ideas que le dieron fortalezas políticas, doctrinarias, filosóficas e ideológicas, que conservan su capacidad de respuesta ante las demandas actuales.

los-4-500-a

En esa idea colectiva, nunca lo individual sustituyó a lo colectivo, excepto en la construcción de liderazgos que son expresiones de un mosaico de adhesiones que van desde lo afectivo a la contención, desde lo ideológico a lo político en el cual fueron puestos sucesivamente Evita, Perón, Néstor y Cristina, ya que los liderazgos los instituye el pueblo, por caminos alejados de las negociaciones, roscas y especulaciones individuales de los dirigentes.

Esos liderazgos permanecen en el tiempo en la medida que son capaces de contener las demandas que les dieron origen.

En efecto, esos liderazgos pueden perder mil batallas, políticas, electorales e incluso por momentos sociales, pero si siguen en la lucha por el destino común que marcan los intereses del pueblo, permanecen incólumes, por mas agravios, ataques y denigraciones que reciban.

Así fue desde el mismo momento del golpe genocida de 1955, siguió durante 18 años con el agravio y la proscripción, agregando la represión y las desapariciones, junto al control social represivo al movimiento obrero organizado.

No pudieron, Perón volvió de la mano del pueblo y el pueblo recuperó su memoria histórica, más allá de las marchas y contra marchas de la dictadura genocida, los muertos y los desaparecidos, las traiciones del 90, que fue la claudicación por tráfico ideológico, de la mano del neoliberalismo.

Pero esa memoria intacta fue recuperada desde el 2003, como un aluvión de adhesión a las políticas implementadas por uno de nosotros, los hijos de Perón, tributarios de ese legado y comprometidos con su viabilidad histórica.

Que a través de Néstor recuperó nuestro país, desde nuestras bases doctrinarias, desde involucrarse en los conflictos, en asumir la representación del pueblo, de sus intereses y sus anhelos.

Volvimos a ser, recuperamos la identidad nacional soberana.

Por eso fuimos atacados en especial cuando una compañera como Cristina asumió el gobierno, desde una misoginia gorila, sumada a la confrontación de modelos, llevaron al país a vivir en claro oscuro, los tiempos que el enemigo denominó la grieta y nosotros denominamos choque de modelos, similar al que hoy tiene en vilo al mundo, al borde de un conflicto internacional global.

Durante años intentaron, destituir nuestro gobierno recurriendo a todos los métodos posibles, desde golpes de mercados hasta acusar de asesinato a la Presidenta, desde operaciones pergeñadas en el exterior e instrumentadas por la embajada de EEUU, hasta políticos argentinos y comunicadores pagados y sostenidos por los fondos buitres y los servicios de inteligencia.

Ese combo se expresa hoy en la alianza conformada por el poder mediático al servicio de sus propios intereses que coopta los sectores políticos que en su afán de lograr posiciones de poder, accede a ser instrumento de los enemigos de la Nación, junto al conformado partido judicial y los servicios de inteligencia locales al servicio de la CIA , la Mossad y el M16 inglés, que operan juntos desde el atentado criminal de la AMIA en 1994, cuyos responsables de encubrimiento hace meses que son juzgados, sin que aparezca una línea en los medios.

Por estas y otras razones los peronistas estamos listos para nuevas batallas, para enfrentar la claudicación nacional a la cual nos pretende someter el gobierno títere neoliberal, sumiso, cipayo y colonial, que con la ayuda de algunos pusilánimes del campo nacional, legisladores y dirigentes, que en cada etapa hubo y hay, pretenden cambiar la historia de su mano. Individualistas, en busca del éxito hoy sin un mañana posible e ignorantes de que el único sujeto histórico es el pueblo argentino, que seguirá escribiendo los nuevos paradigmas que reflejen la conciencia nacional intacta que siempre anida en su seno.

Eso es peronismo, identidad cultural y soberana, de construcción colectiva junto al pueblo.

JR/