"El de hoy es uno de los mejores 17 de octubre,porque tiene lugar en estos casi diez años de proyecto nacional, popular y democratico consolidado, con un peronismo representado por nuestra presidenta"

CRISTINA Y MARIOTTO

Por Victor Ego Ducrot

Nuestras luchas, de jóvenes y de quienes peinan canas, por los intereses populares, de justicia social y democracia, se expresa en el amor que el pueblo siente por Cristina; ella marca el camino y no los pequeños egoísmos de algunos dirigentes que piensan más en sus futuros personales que en la militancia a las que nos convocaron Néstor y Cristina, una militancia como la de aquél 17 de octubre, como la de Resistencia y la de todos los años de lucha del movimiento nacional y popular, con tiza y carbón.

Por Victor Ego Ducrot

AGEPEBA
20/10/2012

Fue un Día de la Lealtad peronista de tono distinto respecto de los últimos y anteriores festejos.

Al recuerdo épico de la fecha para todo el arco político “nacional y popular” se le sumó este año la oportunidad de una sintomática lectura política.

“Cuando los elementos adictos /tomaron las fábricas /La Prensa /se descompuso /en varios editoriales. /¿Qué es ese olor a mierda? /Es el miedo, es el miedo /y hay que leer entre líneas/ Entonces el Buen Idiota /balbuceó su verdad: / ‘aquí los únicos privilegiados son los privilegiados’ / balbuceó…”. (Leónidas Lamborghini).

Y cómo no citarlo a él, al poeta peronista, si la idea es escribir acerca de un 17 de octubre distinto al resto de últimos transcurridos; este, el del miércoles pasado, quizás con más patas en la fuente que los muchos anteriores, veamos por qué, o al menos ensayaré una explicación de por qué así lo entiendo.

“La verdad es que este 17 de octubre es especial y nos encuentra en un mundo devastado y con varios desafíos por delante.

En estos días de fondos buitres, algunos piensan que los juicios son contra Cristina, en realidad son contra los 40 millones de argentinos.

Cuando uno ve que se ponen algunos, muy pocos pero poderosos, del lado de los fondos buitres, se ve que hay un profundo desamor a la patria y al prójimo.

Esta fue una década ganada por los argentinos.

Que todos los partidos democráticos sean garantes de esos logros.

Fue la movilidad ascendente, característica del peronismo, la que permitió que los hijos de los obreros lleguemos a la universidad y podamos llegar a la presidencia.

Falta mucho, pero este es el piso.

Pudimos dejar de ser colonia y lograr que la bandera flameara sobre escuelas, fábricas, hospitales y chicos que tienen su computadora.

El peronismo se mide en los hechos, en las obras y en los compromisos que cada uno tiene y no en los años de militancia”.

cfkygm-500-a

Lo del párrafo anterior forma parte de un recorte entre alguno de los dichos de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, durante el acto que encabezó por el Día de Lealtad, y que considero de especial relevancia en términos del ensayo prometido; y atención que fueron pronunciados en un marco de presencias que por habla por sí mismo: ante 30 intendentes del Conurbano bonaerense y el gobernador Daniel Scioli, y remato con que “si hay algo que valoran los argentinos del actual gobierno, es su lealtad con los intereses del pueblo”.

¿Se entendió bien?

Apenas, pero apenitas un rato antes, desde Lomas de Zamora, una voz política de la provincia de Buenos Aires decía: “Néstor Kirchner es el Perón de nuestro tiempo y el amor del pueblo a Cristina es el hecho maldito del actual país burgués”.

Fue la voz del vicegobernador Gabriel Mariotto, quien cerraba así el segundo de los actos por el 17 de octubre, de los tres más importantes del día; el tercero llegaría un poco más tarde en otro de los distritos claves del escenario político argentino, y a cargo de otra voz, también clave.

Pero vayamos por partes.

“El de hoy es uno de los mejores 17 de octubre, porque tiene lugar en estos casi diez años de proyecto nacional, popular y democrático consolidado, con un peronismo representado por nuestra presidenta.

Este es el día de la esperanza, de los sueños, y del amor de una Argentina para todos. Cada 17 de octubre surge la movilización espontánea y genuina del pueblo.

Y digo que Kirchner es el Perón de nuestros días, porque supo leer la crisis del 2001 para irrumpir en defensa de los intereses del pueblo, como el general Juan Domingo Perón lo hizo aquél 17 de octubre de 1945; y a Néstor no lo vieron venir, como tampoco los intereses oligárquicos lo vieron llegar a Perón.

Nuestras luchas, de jóvenes y de quienes peinan canas, por los intereses populares, de justicia social y democracia, se expresa en el amor que el pueblo siente por Cristina; ella marca el camino y no los pequeños egoísmos de algunos dirigentes que piensan más en sus futuros personales que en la militancia a las que nos convocaron Néstor y Cristina, una militancia como la de aquél 17 de octubre, como la de Resistencia y la de todos los años de lucha del movimiento nacional y popular, con tiza y carbón.

La oposición sólo se dedica a operaciones mediáticas, pero nosotros estamos duchos en eso; y el próximo 7 de diciembre, comenzaremos a vivir en plena diversidad, porque se acaban los privilegios del monopolio de la palabra”.

Esas fueron algunas de las frases sobresalientes del vicegobernador bonaerense.

Y el tercero de los acto fue llevado adelante por Unidos y Organizados, nada amenos que en Córdoba y su orador de cierre fue el secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zanini, quien no se privó de lanzar un recto con fuerza de pegada contundente: “le quiero agradecer al pueblo de Córdoba que en 2011 nos dio el triunfo en la provincia y nos ayudó a conseguir la victoria por el 54% en todo el país; este año tiene que surgir un nuevo actor colectivo en la política cordobesa”, e instó a los militantes para que trabajen en ese sentido.

“Estuvimos con el ex presidente Lula y tomamos nota de la dimensión continental de lo que ocurrió aquel 17 de octubre.

Quiero decirle a esos compañeros (a los mártires de Trelew) que la memoria está viva.

El 17 de octubre ya no es sólo de los peronistas, sino que es un sentir nacional, porque es mucho más de lo que el peronismo puede contener”.

Hasta aquí las citas textuales de algo de lo mucho que Zanini dijo en la noche cordobesa, pues aprovechó la oportunidad para formular un recorrido sobre el tablero internacional, sobre su crisis, y sobre el rol que en ese concierto cumple la experiencia vivida en Argentina a partir de la irrupción de Néstor Kirchner como presidente.

Se trato de un 17 de octubre de especial significancia en el sentido de que sería de persona sensata o de fina capacidad de lectura desconocer un hecho ineludible: los contenidos programáticos del momento, lo determinante de la agenda política gubernamental, el paradigma desde el cual el peronismo encarnado en el kirchnerismo entiende al 17 de octubre de 1945 y al de 2012, fueron explayados en tres escenarios de relevancia, nada menos que por la propia Cristina y por dos de los dirigentes oficialistas de mayor espesor militantes.

Y un dato más, para los buenos entendedores de las pocas palabras: los momentos sobresalientes de los tras exposiciones que le dieron el tono a este 17 de octubre, fueron televisados en directo, al menos por un canal de noticias (CN23).

Es probable que la mejor idea de un ensayo o intento de de interpretación es dejar abiertas la conclusiones a sapiencia y fe de cada posible lector.

Por es cierro como abría las puertas de este texto, con el gran poeta que se llamó Leónidas Lamborghini, tan “cuervo” él que, dicen, algo de sus cenizas flotaron bajo uno de los arcos de la cancha de San Lorenzo:

“para mí los obreros / en primer lugar / para mí los que estuvieron / los que cruzaron viniendo / los que en columnas alegres (…) / para mí los que en diagonales avanzaron / los que hicieron callar (…)”.