Intentan “detener” o “proscribir” a Cristina como intentan con Dilma y con Lula para que su liderazgo no termine con el gobierno neoliberal de Macri, Lorenzetti o Massa, pero lo único que van a conseguir por esa vía es otro 17 de octubre

STIUSO RIMA CON PILUSO

Por Jorge Petrosino

El periodista Daniel Santoro, (homónimo del gran creador, artista y plástico nacional y popular y también universal, Daniel Santoro, autor de las Evitas que están emplazadas en ambas caras Norte /Sur del ex Ministerio de Obras publicas de la nación en la Avenida 9 de Julio), publico el 23 de septiembre un articulo vergonzoso en Clarín.

Por Jorge Petrosino
NAC&POP
26/09/2016

pilusoylasescuchas-500-a

Son 3 descolgados artículos de Clarin de este fin de semana, del 23/24y25 de Septiembre de 2016, presentados como novedad sobre la declaración, falaz en su mayor parte, de Stiuso en enero de este año, en la causa por el suicidio (cantado prima facie y ya archi-probado en los expedientes.) de su exegeta oficioso en el pasquín de marras, el miserable Daniel Santoro (el malo) : AMIA:

Stiuso dijo en Clarín que Cristina le ordenó no investigar a Irán

También: «Stiuso habló de una «guerra» entre espías tras la muerte de Nisman», https://www.clarin.com/politica/Stiuso-guerra-espias-muerte-Nisman_0_1656434402.html , que pretenden reforzar la alicaída hipótesis de la (inexistente) retorcida conspiración criminal para asesinar al suicida Nisman y simular su suicidio.

El bolazo mayor y más ostensible de Jaime Stiuso es que «Cristina haya ordenado no investigar a Irán ¡en 2012!»?, ya que el 29/05/2013, el suicida hizo pública y tuvo amplia repercusión en los «medios» afines al sionismo (casi todos), una de sus ridículas acusaciones contra Irán, en éste caso: «que los persas tenían células dormidas para cometer actos terroristas en países de América Latina».

Ver: «Para el fiscal de la AMIA, Irán creó una red terrorista en Sudamérica», https://www.clarin.com/politica/fiscal-AMIA-Iran-terrorista-Sudamerica_0_928707176.html , un macanazo de los típicos del suicida, al que nadie, le dio el mínimo crédito.

¡Ni siquiera los yankis!.

Se ve que Santoro ¡No lee Clarin!.

Siguen los bolazos flagrantes en los otros 2 artículos.

Por ejemplo, con relación al aparato Bogado, que es «la prueba estrella» de la «denuncia»/manotón de ahogado del suicida contra sus creadores K, cuya truchez ostensible e insanable lo llevó a pegarse un tiro (ver artículo de La Nación del domingo 18/1/2015):

«Un agente camporista de la ex SIDE hizo de enlace con Irán», https://www.lanacion.com.ar/1761041-un-agente-camporista-de-la-ex-side-hizo-de-enlace-entre-el-gobierno-e-iran).

Según Jaime -el que miente- Bogado era «…un ex espía de la Gendarmería que reportaba al entonces secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Oscar Parrilli, y que a través de los contactos de esté con Yussuf Khalil le pasaban información al ex agregado cultural Moshe Rabbani…»(sic).

Un disparate.

Pero Bogado no era, ni agente camporista, como dijo La Nación, ni espía de Gendarmería, como dijo Stiuso, ni espía de la SIDE como dijo Santoro, (el malo); ni obvio podría haber sido enlace de algo o pasar alguna información relevante a alguien, sino que es un chantapufi y vulgar estafador que chapeaba con ser de la SIDE,

Jaime Stiuso en noviembre de 2014 lo había denunciado penalmente por «tráfico de influencias» (2 meses antes que el suicida presentara su mamarracho jurídico)

Era un simple buchón («inorgánico») de Stiuso, que éste por las de él, lo había infiltrado en la mezquita de los shiitas de Floresta en noviembre de 2012 (luego de que se conociera que los K negociaban con Irán por la AMIA),

Ver: «El ‘espía’ Bogado reconoció que trabajó para Stiuso: su tarea era recabar información sobre Khalil», https://www.infobae.com/2015/03/12/1715547-el-espia-bogado-reconocio-que-trabajo-stiuso-su-tarea-era-recabar-informacion-khalil/ .

Bogado trabajaba para el mismo Stiuso, NO para la Gendarmería, ni para ningún otro.

Otro macanazo es el relativo al lugar del suicidio.

Éste, el exiguo baño del departamento, es una prueba más de suicidio, porque ningún sicario del mundo, ni el más pelotudo, lo hubiera llevado al baño para asesinarlo y ahí justamente, simular un suicidio.

Porque le hubiera costado horrores hacerlo y hubiera sido imposible que no quedaran sus huellas y/o las del armado de la escena de suicidio.

En ese caso lo hubiera hecho en el living (o lo hubiera tirado por la ventana), donde lo podría haber ayudado algún secuaz, y sus huellas y las del armado de la escena de suicidio se hubieran confundido con las de los que iban llegando, lo que no ocurrió en el baño, donde por su naturaleza, la escena fue preservada.

Stiuso dice: “Quisieron simular un suicidio y lo simularon mal: el baño lo eligieron para el ruido [?], es el lugar donde debe aplicarse [¿No será «atenuarse»?] más el ruido del disparo”…(sic), y pretende que lo llevaron al baño porque ahí se escucha menos el sonido del disparo.

Lo que es falso per se.

Es al revés, el baño, hace de bafle del sonido y lo intensifica.

Esto es fácil de verificar con cualquier experto en acústica.

El suicida fue al baño a dispararse, para apuntarse frente al espejo, como hacen algunos suicidas, verbigracia: Favaloro.

Otra mentira alevosa es: “…recordó que Nisman tenía una fatwa (una orden religiosa secreta [?] de asesinato)… (sic).

Jamás hubo una fatwa iraní (ni de nadie contra Nisman), además lo de la «fatwa secreta» es un oximoron, las fatwas son públicas por definición.

Era otro bolazo del suicida «que estuviera amenazado»(o las amenazas se las hacía el mismo), sino no se hubiera vareado como lo hacía con sus «gatos» caros por los boliches más de onda de Baires, y no los hubiera llevado a pasear por los balnearios de lujo del mundo, entre otros desaguisados que le consentían sus creadores para chuparle las medias a sionistas y yankis.

He dejado para el final al perejil Lagomarsino, porque es en si mismo la resolución del caso.

Si dijo la verdad y le prestó la pistola a su jefe el sábado 17/1 porque éste se la pidió (y con insistencia) éste lo hizo para amasijarse, ¿para qué otra cosa se la pediría, sino?.

Dice Clarin: …[Stiuso]aseguró que “Página 12 montó una operación”[?] al informar que Lagomarsino había pedido asesoramiento a la jueza de Lomas de Zamora María Gonzalez antes de presentarse a la Justicia.

Dijo no tener elementos de que Lagomarsino fue infiltrado en la unidad fiscal AMIA y que no lo conocía al técnico…(sic).

¿Cuál podría ser el objetivo de esa presunta «operación» de Página/12?.

Y si no sabe él si Lagomarsino, no es lo que aparenta ser: un muchacho común que vio la volada de ganarse $ 20 mil/mes haciendo muy poco (el se le quedaba con los otros $ 20 mil de los 40 mil que nos hacía pagarle).

¿Quién otro lo podría saber?.

Además hay otro hecho conocido a favor de Lagomarsino: el mismo sábado 17/1 el suicida le había pedido un arma a otros 2 allegados: a su custodio de más confianza Benítez, y a un amigo, el comisario retirado de la policía bonaerense, Ricardo Oscar Bogoliuk, que había estado a su servicio, pero que se encontraba en Mar del Plata.

Estos artículos de Clarin, (que sí, son, claramente: «un operativo»), son en realidad un boomerang para los que nos quieren encajar el crimen del «Fiscal», porque son tan flagrantes las mentiras de Jaime Stiuso, que constituyen por si mismas una prueba más de suicidio.

Veamos lo que publico Clarín el sábado 23 de Septiembre de 2016:

AMIA: Stiuso dijo que Cristina le ordenó no investigar a Irán
EXCLUSIVO: LA DECLARACIÓN COMPLETA DEL EX JEFE DE LA SIDE

Por Daniel Santoro
Clarin.com
23/09/16

El espía dijo a la Justicia que a mediados del 2012 sus jefes le trasmitieron la orden de la entonces presidenta de interrumpir la búsqueda de pruebas contra cinco iranies.

Recién ahora se entiende por qué el 29 de febrero pasado, la jueza del fuero penal ordinario Fabiana Palmaghini se asustó, cambió de posición y pidió en menos de 12 horas que la causa por la muerte violenta de Alberto Nisman pasara al fuero federal.

Ese día el ex director general de Operaciones de la SIDE Antonio Stiuso afirmó a la jueza con lujo de detalles que a mediados del 2012 la ex presidenta Cristina Kirchner le ordenó, a a través de sus jefes, que frenara la investigación sobre Irán como autor ideológico del atentado contra la AMIA de 1994.

El ex hombre fuerte del espionaje K también aseguró que el entonces Secretaria Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zannini, le sugirió lo mismo a Nisman.

De comprobarse lo que dijo Stiuso se complicará la situación judicial de la ex presidenta porque esas órdenes se encuentran en el delito de obstrucción de la Justicia (Ver aparte).

La declaración textual de Stiuso sobre ese punto se conoció ayer, tras el paso del caso Nisman de Palmaghini al juez federal Julián Ercolini luego de una decisión de la Corte, en fuentes judiciales consultadas en exclusiva por Clarín.

Además, trascendió después de que el presidente Mauricio Macri pidiera en la ONU colaboración para esclarecer el atentado más grave de la historia argentina, sin mencionar a Irán, aunque luego hizo una aclaración e incluyó a esa república islámica.

En esa testimonio, el ex asesor de inteligencia de Nisman reveló que a principios del 2012 estaba trabajando en “avances” sobre la pista iraní.

En todo momento elogió su trabajo en la causa AMIA desde el 2002 en adelante sin la más mínima autocrítica.

Durante una declaración testimonial de 8 horas, que hasta ahora se mantenía en reserva y solo se conocía por trascendidos, Stiuso relató que “a mediados del año 2012 (no recuerdo con exactitud la fecha), el subsecretario de Inteligencia (Francisco “Paco” Larcher) me manifestó que no debía continuar con la confección de ese informe (de los avances), ya que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner le había manifestado que no estaba interesada en que hagamos mayores y/o nuevos aportes a la causa AMIA”.

Dijo tener testigos de ese diálogo y aseguró que Zannini “le hizo saber de esas circunstancias al fiscal Alberto Nisman en una reunión que se realizó en la Casa de Gobierno”.

A fines de marzo de este año, Palmaghini citó a declarar a Larcher quien negó haber dado esa orden. Larcher es amigo de la numero dos de la AFI, Silvia Magdalani.

“Nunca me dijeron que le diga a Jaime que ni él ni Nisman siguieran investigando al pista iraní”, afirmó Larcher.

Ahora esta controversia deberá ser investigada por Ercolini, a menos que saque testimonio y abra una nueva causa judicial.

Stiuso recordó que Nisman iba, en ese momento, a presentar el informe sobre la red de inteligencia y terrorismo de Irán en América Latina y un análisis sobre una presentación ante la ONU para que ese organismo colabore con la justicia argentina para lograr la efectiva comparencia de los iraníes”.

Pero “Larcher le pidió a Nisman que se acerque a la Casa Rosada para hablar de ese tema con Zannini, quien le dijo que no debía efectuar ninguna presentación nueva en la causa AMIA por cuento la presidenta tenía previsto referirse al tema en un par de meses en la asamblea de la ONU”, agregó.

Pero para su sorpresa y la de Nisman, el 25 de septiembre del 2012 Cristina en vez de presionar a Irán para que colabore con la causa, “anunció que había instruído al canciller Timerman para que se reúna con su par iraní, Ali Salehi, con el fin de intentar un acuerdo que contribuya a esclarecer el atentado”.

Esas negociaciones terminaron con el memorándum de entendimiento de enero del 2013 que “escribió el doctor Juan Martín Mena”, quien pasaría en diciembre del 2012 a ser el número dos de la SI (ex SIDE), mientras que Parrilli era el nexo con los sectores pro iraníes del dirigente piquetero ultra K Luis D’Elia y el líder de Quebracho, Fernando Esteche.

Reveló que, entonces, Nisman mandó un oficio a la SI para que le informen sobre los “avances” de Stiuso lo que provocó revuelo.

Sucedió que tanto él como Nisman se había negado a dejar de investigar la pista iraní.

A partir de ese momento, aseguró que comenzaron una serie de ataques y amenazas contra él y Nisman desde medios de comunicación K y la jefa de los fiscales, Alejandra Gils Carbó, en un clima de hostilidad.

En octubre del 2012, precisó que Gils Carbó manipuló al fiscal José María Campagnoli para que pidiera su detención en el caso del extraño secuestro del dirigente ferroviario K Severo Caballero en Avellaneda. Incluso que Gils Carbó le “dio copias de lo actuado” a Larcher, pero luego, preocupada, le mandó a decir a través de Nisman que no quería tener “ningún inconveniente” con él.

En marzo del 2013, luego de la firma del pacto con Irán, dijo que se enteró que Cristina “le había solicitado al dirigente político y ex intendente de Malvinas Argentinas Mario Ishi, en una entrevista personal que debía sacarle de encima a Javier Fernández, Larcher y Jaime Stiuso”.

Aseguró que Larcher le “reconoció ese encargo” y que le advirtió que a diferencia de la época de Néstor Kirchner “le habían sacado el colchón”.

La reunión en que Cristina hizo ese encargo “fue confirmada por algunos secretarios privados de la Presidenta”.

Después incluyó en esa supuesta campaña la muerte del ex agente de la SIDE “El Lauchón” Viale el 9 julio del 2013 en manos del grupo Halcón de la policía bonaerense en un supuesto operativo antidrogas.

Dio por válidas las versiones de que ese día el iba a estar en la casa de Viale para un asado y que la maniobra “era para ejecutarme a mi”.

Entre una enumeración de amenazas nombró a un periodista K de un canal de cable y a un financista K involucrado con una famosa “cueva” de la city porteña.

Narró que el 15 de mayo del 2014 cuando la Cámara Federal declaró inconstitucional el pacto con Irán, Cristina convocó a Larcher a su despachó para trasmitirle su ira y responsabilizarlo a él de la redacción del fallo y de ser el “ideólogo” de un intento de hacer un juicio en ausencia a los iraníes.

En diciembre del 2014, Cristina removió de sus cargos al número uno de la SI, Héctor Icazurriaga y a Larcher.

Al día siguiente, Parilli como nuevo jefe le ofreció irse de agregado a las embajadas “en Egipto y Sudáfrica”, ofertas que rechazó.

Dijo que presentó su renuncia e inició el trámite de retiro.

Sin embargo, Parilli le dio una “jubilación acordada”.

Después se fue de vacaciones a Punta del Este pero Parilli lo convocó el 30 de diciembre y el 8 de enero por otros temas.

Cuando se le consultó si había investigado la existencia de eventuales cuentas bancarias de funcionaros en bancos iraníes, Stiuso contestó que “No, Nunca investigué sobre eso ni era mi tarea.

Las cuentas de los bancos iraníes que yo las investigaba en función de cómo giraban dinero a Latinoamérica o las cuentas a la Triple Frontera” para financiera al Hezbollah, acusado de haber sido el autor material del atentado contra la AMIA.

Luego dio una explicación técnica de por qué no usa mails ni teléfonos inteligentes para no ser interceptado.

Sin embargo y, a pesar de este artículo torpemente incriminatorio y de todas las operaciones realizadas en esa dirección:

LA CÁMARA FEDERAL RECHAZÓ REABRIR LA INVESTIGACIÓN POR LA DENUNCIA DE ALBERTO NISMAN CONTRA CRISTINA KIRCHNER

La Nacion
27 de septiembre de 2016

Alberto Nisman fue hallado muerto en su departamento de Puerto Madero en enero de 2015.

La Cámara Federal rechazó hoy reabrir la investigación por la denuncia de Alberto Nisman contra la ex presidenta Cristina Kirchner.

La denuncia era por el presunto encubrimiento de los imputados iraníes de la Causa AMIA.

El fallecido fiscal la había presentado contra la ex mandataria y otros funcionarios del gobierno kirchnerista.

La decisión fue tomada por los jueces Jorge Ballestero y Eduardo Freiler, de la Sala I de la Cámara Federal, que ratificaron el criterio deDaniel Rafecas, quien había decidido no hacer lugar a la denuncia de Nisman.

Días antes de su confusa muerte en su departamento de Puerto Madero el 18 de enero de 2015, el fiscal Nisman había presentado una denuncia por supuesto encubrimiento del atentado a la AMIA contra la ex presidenta Cristina Kirchner a partir de la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán.

Fuente: Agencia Télam

NOTA DE LA NAC&POP: Evidentemente, era demasiado «grueso» no ratificar la sentencia de Rafecas. Demasiado hasta para Argentina. Ellos la quieren “detener” o “proscribir” a Cristina como intentan con Dilma y con Lula para que su liderazgo no termine con el gobierno neoliberal de Macri, Lorenzetti o Massa, pero lo único que iban a conseguir por esa vía es que suceda otro 17 de octubre. CDS/N&P/