Parece que el diálogo es sólo es con los amigos de Cambiemos, señalaron algunos funcionarios de la Municipalidad.

MACRI Y HEIDI ARRUGARON ANTE VERÓNICA MAGARIO EN LA MATANZA

El ceremonial de Macri no invitó a la intendenta Magario al escenario y tampoco lo hizo con Fernando Espinoza, ex intendente y presidente del PJ bonaerense.  Tanto Macri como Vidal, están obsesionados con La Matanza, donde pese a la ola amarilla del año pasado, la gobernadora logró solo el 27,88 de los votos contra el 51,32% de Magario. De allí que ordenó a sus legisladores que trabajen en un proyecto para dividir La Matanza.

INFO135

29 agosto, 2016MacriVidal-320-Max

Mauricio Macri visitó por primera vez en nueve meses el municipio de La Matanza.

La idea central del presidente, acompañado por María Eugenia Vidal, era repetir la experiencia de Avellaneda y dejar afuera al jefe comunal pero se asustaron.

La intendenta Verónica Magario, conociendo lo que había sucedido con Jorge Ferraresi que se quedó esperando la invitación, decidió que si no era invitada armaría un acto paralelo cuando se fuera el presidente en la fábrica Manaos.

Enterados en la Casa Rosada decidieron finalmente invitarla a la intendenta ante el temor de las dos fotos: la fría de Macri con los obreros y la cálida y afectiva de Magario en la fábrica.

El acto se iba realizar a las 10,30 de la mañana, pero a último momento el presidente postergó  hasta las 13,30 su visita por problemas meteorológicos.

El encuentro finalmente se realizó en la moderna planta de gaseosas Manaos ubicada en la localidad de Virrey del Pino, en el kilómetro 42, donde la fábrica presentó nueva maquinaria.

Macri expresó que “venimos a La Matanza para quedarnos”.

Luego se refirió a los paros docentes y lamentó “la actitud de los gremios” que perjudican con los paros.

También se dirigió a los dirigentes opositores que  viven agrediendo: “El camino es escucharnos, queremos que todos los argentinos sumen en esta construcción”.

El presidente, volvió a insistir que lo importante era el diálogo pero en la práctica fueron solo palabras.

El ceremonial de Macri no invitó a la intendenta Magario al escenario y tampoco lo hizo con Fernando Espinoza, ex intendente y presidente del PJ bonaerense.

Parece que el diálogo es sólo es con los amigos de Cambiemos, señalaron algunos funcionarios de la Municipalidad.

Tanto Macri como Vidal, están obsesionados con La Matanza, donde pese a la ola amarilla del año pasado, la gobernadora logró solo el 27,88 de los votos contra el 51,32% de Magario.

De allí que ordenó a sus legisladores que trabajen en un proyecto para dividir La Matanza.

El proyecto dividiría el municipio en cuatro: La Matanza (que abarcaría las localidades de San Justo, Ramos Mejía y Villa Luzuriaga) , Los Tapiales (con las localidades de Lomas del Mirador, La Tablada, Ciudad Evita, Aldo Bonzi y Villa Madero), Gregorio de Laferrere (Isidro Casanova, Rafael Castillo y Laferrere) y Juan Manuel de Rosas (González Catán, Virrey del Pino y 20 de Junio).

El peronismo se opone y ha presentado un proyecto para crear una comisión que estudie seriamente la propuesta para que “la creación de un nuevo distrito no puede ser decisión arbitraria del Gobernador de turno sino algo estudiado seriamente”.

En fin.