No quieren a Francisco, odian al peronismo, ignoran las demandas populares, ciegos, sordos y mudos antes la realidad, prefieren chocar con ella, antes que interpretarla.

LA ÚNICA VERDAD

Por Jorge Rachid

Aturdido como perro en Navidad, el gobierno sólo atina a avanzar en su mandato preestablecido, como elefante herido en plena avenida, cumpliendo a pies juntillas, mas allá de rechazos, reclamos y movilizaciones, las reformas estructurales exigidas por los intereses de los dueños del poder, postergados y regulados, en 12 años de gobierno peronista “populista”


“La Única Verdad es la Realidad” Juan Domingo Perón

Por Jorge Rachid
SIN MORDAZA
26/8/16

MacriyFrancisco-550-Max

Aturdido como perro en Navidad, el gobierno sólo atina a avanzar en su mandato preestablecido, como elefante herido en plena avenida, cumpliendo a pies juntillas, mas allá de rechazos, reclamos y movilizaciones, las reformas estructurales exigidas por los intereses de los dueños del poder, postergados y regulados, en 12 años de gobierno peronista “populista”

Es que la situación de retroceso de los intereses norteamericanos en la región con el UNASUR primero y la CELAC después, mas la irrupción de China en el escenario Latinoamericano y la alianza del BRICS, de la principal potencia económica sudamericana, Brasil, junto a Rusia, India y Sudáfrica, hizo relanzar al imperio a la conquista de los territorios que considera propios.

Los gobiernos títeres de Honduras, después del golpe a la democracia, lo mismo que Paraguay con el desplazamiento de Lugo, el hostigamiento a Venezuela, Ecuador mas Bolivia y ahora con el arrebato del poder a Dilma, mas el logro democrático en nuestro país, hace respirar a los intereses concentrados, que manejan la estrategia de forjar estructuralmente un nuevo perfil de país, primarizando su economía y abierto a su ocupación colonial.

No exagero con el término ocupación, pero invadidos de chatarra importada que destruye trabajo argentino, bajando las demandas sobre Malvinas, permitiendo bases militares norteamericanas en nuestras fronteras, estableciendo alianzas de “libre comercio” con potencias que arrasan economías domésticas, el perfil de país soberano se diluye rápidamente.

El gobierno macrista en su afán de mostrarse como el “empleado del mes”, intenta explicar lo inexplicable, borrando los límites que impone la realidad, cuando el pueblo hace tronar sus demandas, apareciendo confundido, incoherente, ajeno, golpeado, con una estrategia vencida que es la “herencia recibida”, remontando otra, basada en la persecución personal a Cristina, judicial y mediática, pero de conducción política neoliberal.

Así, en ese magma de confusión, cada manifestación de la realidad, es una “conspiración” contra el gobierno, son armados kirchneristas, como lo fueron en otras épocas, según “ellos” el dolor masivo por la muerte de Néstor, poniendo en dudas hasta el entierro, hasta los choripaneros, organizados y pagados, según su mirada, que despidieron a Cristina masivamente el último día de mandato.

Ahora las colas para pedir una manzana, de productores lastimados profundamente por la crisis, que antes se quejaban por la falta de mercados y ahora con la devaluación tienen triplicados sus costos de producción; los rechazos al tarifazo y las marchas contra los despidos y pidiendo apertura de paritarias, son todas empujadas por un cristinismo a la defensiva.

Falacia.

Sólo ocurre que la memoria está viva en el pueblo, protagonista y sujeto histórico de cada etapa de la vida nacional, por lo cual reacciona en las calles, el lugar de la democracia donde se dirime el conflicto, en paz pero enérgicamente planteado, porque una memoria viva es la de los años 90, dramática y terminada trágicamente, y la otra es la de los doce años peronistas de recuperación nacional.

La confluencia de esos factores presentes, chocan frontalmente con un gobierno en control remoto off shore, con programa guionado que irrumpe en la realidad, como quien quiere adaptar al hombre al traje, que no le entra.

Este programa es antinacional y antipopular por excelencia.

Primariza la economía, crea desocupación, destruye la incipiente industria nacional, abre la economía permitiendo sus invasión externa, flexibiliza salarios y leyes laborales, entrega tecnología de punta, libera asesinos de lesa humanidad, presenta proyectos de ley escritos en EEUU, como la ley de seguridad, quiere apropiarse del ahorro previsional del FGS que el gobierno peronista dejó con 52 mil millones de dólares.

Son el enemigo, sin dudas y en Democracia se lucha en paz.

Por eso no hay ninguna posibilidad de confusión en el seno de las fuerzas populares, “ellos” vienen por todo, lo cual excluye las demandas e intereses populares y nacionales.

Son ellos o nosotros, no hay puentes posibles de transitar juntos, cuando el esquema es de entrega de soberanía, de diáspora social, de cultura neoliberal individualista, de desprecio por los DDHH, por su acatamiento a los mandatos imperiales, por su aceptación pasiva y sumisa del orden mundial financiero.

Por eso no quieren a Francisco, odian al peronismo, ignoran las demandas populares, ciegos, sordos y mudos antes la realidad, prefieren chocar con ella, antes que interpretarla.