Desde que asumió Macri, José Pedraza consiguió la prisión domiciliaria y el Juez Eduardo Riggi fue sobreseído.

MAS BENEFICIOS, DE LA ERA MACRI, PARA LOS ASESINOS DE MARIANO FERREYRA

Fueron condenados por liberar la zona para el ataque de la patota los comisarios Luis Mansilla y Jorge Ferreyra a 10 y nueve años de prisión, respectivamente; Hugo Lompizano, Luis Echavarría y Gastón Conti recibieron dos años en suspenso y David Villalba el pago de 12.500 pesos de multa. Ordenaron la excarcelación de uno de los condenados: Salvador Pipitó, quien integró la patota de ferroviarios que atacó a los militantes del Partido Obrero.

Agencia Paco Urondo

25Agosto2016

Ordenaron la excarcelación de uno de los condenados: Salvador Pipitó, quien integró la patota de ferroviarios que atacó a los militantes del Partido Obrero.

Desde que asumió Macri, José Pedraza consiguió la prisión domiciliaria y el Juez Eduardo Riggi fue sobreseído.

La Cámara Nacional de Casación Penal le otorgó la libertad condicional a Salvador Pipitó, quien formó parte de la patota que el 20 de octubre de 2010 atacó a militantes del PO que reclamaban con un corte de vías la incorporación de los empleados tercerizados de la línea Roca, y fue condenado por el crimen de Mariano Ferreyra a 11 años de prisión.

LaPatotaSincdicaldeMarianoFerreyra-320-Max

Pipitó fue uno de los integrantes de la patota que amenazó a la periodista Gabriela Carchak y a trabajadores del canal C5N para que no graben lo que ocurría.

Los magistrados señalaron que Pipitó ya cumplió los plazos para acceder a la libertad condicional porque redujo su condena en 19 meses y 21 días por el régimen de estímulo educativo por distintos cursos que realizó en la cárcel federal de Ezeiza, y que registró una calificación de conducta ejemplar (10) y de concepto muy buena (7) y que no tuvo sanciones disciplinarias.

Este beneficio se suma a los otros que recibió la patota desde la asunción de Mauricio Macri: José Pedraza consiguió la prisión domiciliaria y luego Eduardo Riggi, quien fuera acusado de haber recibido coimas a cambio de favorecer judicialmente justamente a Pedraza, fuera sobreseído.

“Aun no tuvimos acceso al fallo, pero no podemos escindirlo de lo que está sucediendo en la causa”, indicó Pablo Ferreyra, hermano de Mariano y actual Legislador de la Ciudad (FpV).

“Respetando las garantías y los derechos constitucionales que a todos nos abarcan, y comprendiendo leyes como las de estímulo y la voluntad de reinserción de aquellas personas que se encuentran privadas de su libertad, resulta llamativo cómo accedió a dichos beneficios”, agregó.

“Entendemos que esto no puede suceder sin una mirada indulgente de una parte del Servicio Penitenciario Federal como del Poder Judicial, que rápidamente se alinean en torno a las nuevas directivas que ordenan el discurso conservador que intentan imponer en esta nueva etapa de la Argentina”, explicó en un texto difundido por las redes sociales del Legislador.

Por el crimen de Mariano Ferreyra también fueron condenados a 15 años de prisión el entonces secretario general de los ferroviarios José Pedraza y su segundo Juan Carlos Fernández como instigadores del homicidio; a 18 años Cristian Favale y Gabriel Sánchez –los autores de los disparos– y el delegado Pablo Díaz, quien manejaba la patota en el lugar; a 11 años Jorge González, también por amenazar a los periodistas, y el delegado Claudio Alcorcel por llevar a Favale al lugar.

Todas las condenas fueron confirmadas por la Cámara Federal de Casación Penal; Pedraza y Fernández recibieron la prisión domiciliaria por problemas de salud.

El resto de los acusados están presos.

Fueron condenados por liberar la zona para el ataque de la patota los comisarios Luis Mansilla y Jorge Ferreyra a 10 y nueve años de prisión, respectivamente; Hugo Lompizano, Luis Echavarría y Gastón Conti recibieron dos años en suspenso y David Villalba el pago de 12.500 pesos de multa.