Edgardo Cenzón, Ignacio Greco y Mauricio Butera, tres hombres del submundo mafioso del macrismo son alfiles de la flamante mandataria bonaerense cuyo marketing se centra en una supuesta renovación de la política”; pero parece que no.

LOS SOPRANO DE HEIDI

“Detrás de la inocente sonrisa y las frases de autoayuda de la gobernadora María Eugenia Vidal, actúan tres hombres que representan lo más oscuro de la política: Espionaje, sobreprecios, aprietes y evasión de dinero. A Cenzón lo oficializaron como “recaudador” dándole las contrataciones de la publicidad oficial. Ignacio Greco, subsecretario de Administración de la Policía Metropolitana, fue interrogado sobre compras de 74 patrulleros blindados con tecnología de última generación, 1.000 chalecos antibalas por valor de $ 1.879.000, que finalmente no fueron homologados por el RENAR. Butera es del palo del presidente: ladrón de guante blanco.


LosSopranodeHeidi-550-Max

Agepeba
25 de Agosto de 2016

“Detrás de están los verdaderos operadores de Mauricio Macri; los que pretenden anclar al PRO en la provincia de Buenos Aires a través de maniobras y negocios que ya tuvieron éxito en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, dice un informe divulgado hoy Info Baires 24.

El texto de la nota publicada por ese medio dice así:

La caja mayor la maneja el Ministro de Infraestructura, Edgardo Cenzón, uno de los hombres preferidos del presidente y funcionario PRO de la primera hora.

Cenzón ingresó de la mano de Carlos Melconian en el año 2008, para iniciar un camino de ascenso que no tendría fin.

Siempre se encargó de áreas sensibles.

Tuvo la responsabilidad de organizar las compras del Ministerio de Salud después del escándalo de la falta de medicamentos, se ocupó de las adquisiciones de la Policía Metropolitana y lo oficializaron como “recaudador” dándole las contrataciones de la publicidad oficial.

Durante su paso por la administración porteña como Ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad de Buenos Aires lo acusaron de trasladar a 200 empleados sin su consentimiento, de vaciar la Dirección General de Reciclado y de ningunear a las cooperativas de cartoneros.

Ya como director de Compras y Contrataciones, se levantaron varias sospechas sobre las contrataciones del Gobierno en distintos ámbitos: desde cartuchos para las impresoras hasta cámaras de seguridad para las escuelas; pero su nombre salió a la luz por primera vez cuando se vio involucrado en la causa de sobreprecios y compra de equipos de espionaje para la Policía Metropolitana, en pleno escándalo por las escuchas ilegales que señalaban al ahora presidente.

Cenzón tuvo que responder ante la Comisión Investigadora Especial preguntas sobre los expedientes de compras directas de un software de inteligencia criminal y de equipamiento para esa fuerza realizadas en el 2009.

Lo acompañó su mano derecha, Ignacio Greco, subsecretario de Administración de la Policía Metropolitana, quien fue interrogado sobre compras de 74 patrulleros blindados con tecnología de última generación, 1.000 chalecos antibalas por valor de $ 1.879.000, que finalmente no fueron homologados por el RENAR y otros 400 chalecos antibalas, pistolas y munición de diversos calibres, combustible y equipamiento tales como un analizador de espectro y un generador de radio frecuencia.

Con todas estas sospechas bajo su brazo, hoy Greco se encarga de la parte administrativa del Ministerio de Seguridad de la Provincia.

Previamente, amagó con postularse a intendente de Lomas de Zamora y ya suena fuerte para la contienda electoral de 2017.

Pero volvamos a Cenzón.

Manejó la distribución de la pauta oficial porteña, fue recaudador de fondos de campaña en la elección de Santa Fé, donde Miguel del Sel salió segundo, para luego continuarlos en Vicente López, con Jorge Macri, y en el Club Boca Juniors, con Daniel Angelici. Lo apodaban “el ordenador”.

Finalmente, lo incorporaron al comité de campaña nacional en un momento conflictivo, cuando Vidal y Emilio Monzó se enfrentaron por los fondos para la campaña bonaerense.

Cenzón calmó las aguas, “ordenó” nuevamente la caja y fue quien armó la cena con empresarios en La Rural donde se juntaron unos 120 millones de pesos.

Cuando Macri ganó la presidencia, lo premiaron con el mayor botín de la Provincia de Buenos Aires y le encargaron salir de las sombras.

Distintas fuentes lo señalan hoy como “el caballito de batalla” del PRO para las legislativas del año que viene.

Por eso, se lo puede ver continuamente caminando con los intendentes de Cambiemos e inaugurando distintas obras fantasma a lo largo y a lo ancho del territorio bonaerense.

El dúo dinámico Cenzón – Greco tiene una tercera pata en Mauricio Butera, otro alfil del ministro de Infraestructura.

También fue Director de Compras y Contrataciones con graves denuncias en su espalda y hoy se desempeña como Subsecretario Social de Tierras, Vivienda y Urbanismo.

Pero ese no es su mayor atractivo.

Butera es del palo del presidente: ladrón de guante blanco.

Según se desprende de los Panamá Papers, el hombre tiene una empresa en las Islas Vírgenes que está activa y operando.

La derecha mediática

El Grupo Clarín, La Nación y todo el aparato mediático dominante, incluso C5N, bien pagos por el gobierno, avalaron la represión machista.

Casi sin matices, incluso en emisoras como C5N, que la juega de opositora pero no logra disimular su apoyo al “plan B” de la Embajada de EE.UU; Sergio Massa, el aparato mediático dominante avaló a la Gendarmería y a la Bonaerense en Wilde y silenció la brutal represión a los tabacaleros en Salta.

El corte de la Coordinadora de Trabajadores Desocupados (CTD) “Aníbal Verón” sobre la autopista Buenos Aires-La Plata, del que participaban mujeres y niños, terminó el miércoles con una brutal represión policial.

La agrupación había anunciado que a las 15 tenía previsto levantar el corte, pero cinco minutos antes, cuando los manifestantes se disponían a retirarse de la autopista, las fuerzas de Gendarmería que desplegó la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, atacaron sin piedad con balas de goma y camiones hidrantes.

Los gendarmes fueron apoyados por efectivos de Infantería de la Policía Bonaerense, que persiguieron a balazos a los integrantes de la CTD Aníbal Verón que respondían con piedras ante la represión.

Desde temprano los sitios digitales de Clarín y La Nación y el canal TN desplegaron un dispositivo semántico acorde con la necesidad que viene planteándose desde la Rosada de avalar las acciones represivas y desacreditar a las organizaciones y actos de protesta sociales.

La pantalla de C5N jugó el mismo rol durante todo el día, más allá de que sus programas políticos de la ultima tarde y noche, de Víctor Hugo Morales, Gustavo Silvestre y Roberto Navarro hayan ensayado cierta mueca de diferenciación, sin mucho énfasis, y pese a que una primera visión de los mismos suele dar por saldo la impresión de que son duros opositores.

El empresario del juego Cristóbal López arregló un paquete de pauta publicitaria jugosa no sólo con el gobierno de Mauricio Macri, sino con el comando de Sergio Massa, cada día mejor visto por la embajada de Estados Unidos.

Massa forma parte de un posible “plan B” ante un eventual aunque probable desgaste irrecuperable del empresario especialista en empresas offshore, es decir, Mauricio Macri.

Franco Macri, su padre, lo alejaba de los lugares decisivos de sus empresas.

Mauricio, ahora presidente de la República al frente de un grupo de CEOs y de empresarios lumpenes y otros políticos de la derecha, se muestra dispuesto al saqueo del país.

El Grupo Clarín, Facebook y Google están entre los beneficiados por la pauta oficial según se desprende de varios registros periodísticos de los últimos días.

Pero Marcos Peña dispone de recursos para tranquilizar las arcas de los Cristóbal López y otros parecidos.

El plexo periodístico de los medios centrales, sobre todo en la TV, es una suerte de territorio dominado por dizque periodistas que responden a operaciones comerciales y de inteligencia mediática, incurriendo ya en los más elementales errores profesionales, en reiteraciones permanentes y lugares comunes.

Se hace casi imposible informarse al menos en forma mínima, salvo excepciones, desde las pantallas de la tele.

El operativo de represión sobre la autopista Buenos Aires – La Plata fue celebrado por la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, quien desde Twitter dijo: “Lo advertimos y lo hicimos.”

“Liberamos la autopista con Gendarmería.”

“Denunciaremos penalmente a todos los que cometieron delitos”.

Un relevamiento realizado por La Izquierda Diario destaca: “Los piqueteros comenzaron a arrojar piedras y palos”, relata La Nación.

Por su parte, Clarín afirma que los manifestantes del “violento piquete” habían “atacado con palos y piedras a los automovilistas” para aclarar recién al final de la noticia que el automovilista intentó atropellarlos según afirmaron los manifestantes.

Y sigue el mismo portal: El diario Ámbito, perteneciente al Grupo Indalo de Cristóbal López, va más allá y aprovecha la represión en la autopista Buenos Aires-La Plata para hacer un repaso de las distintas movilizaciones que habrá en estos días y volver a la ofensiva por la implementación del protocolo contra la protesta social.

C5N, también justificó la represión y habló de “incidentes”, haciendo foco en los manifestantes y su supuesta “violencia”.

Sobre el medio de ayer, los trabajadores tabacaleros que cortaban la ruta 50, acceso a San Ramón de la Nueva Orán, en Salta, sufrieron la brutal represión de infantería policial, ordenada por el gobernador Juan Manuel Urtubey.

Denunciaron que hubo heridos con balas de plomo.

Los trabajadores, que están en conflicto hace dos meses, reclaman por aumento de salario y contra el cuarto turno flexibilizador.

El aparato mediático dominante prácticamente desconoció esos hechos, aplicando así uno de los tantos mecanismo para operar contra la protesta social, criminalizándola.

Fuente: Infobaires24