El acto del presidente y la gobernadora terminó entre gritos de apoyo y abucheos, y se retiraron rápidamente del lugar

IMPRESENTABLES, MACRI Y HEIDI SE FUERON DE MAR DEL PLATA COMO RATAS POR TIRANTE

Los incidentes previos a los discursos brindados por ambos mandatarios, terminaron por transformarse en la antesala de una caótica salida del presidente y la gobernadora del lugar: envueltos en gritos y con una barrera de defensa compuesta por integrantes de la UTA y de la UOCRA, los líderes del PRO se subieron rápidamente a sus vehículos y aceleraron a fondo en su retirada. Nadie los apedreo.

SIN CENSURA

12/08/2016

HeidiMacri-550-Max

El acto del presidente y la gobernadora no terminó bien en el barrio ubicado en el oeste marplatense.

Los mandatarios hablaron poco, entre gritos de apoyo y abucheo, y se retiraron rápidamente del lugar, mientras varios vecinos se cruzaban con la policía y con algunos gremialistas.

Minutos antes de la llegada de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal al barrio Belisario Roldán, manifestantes de la organización Votamos Luchar denunciaron una represión policial al intentar llegar a la plaza en la que se realizó el breve acto gubernamental.

Los incidentes previos a los discursos brindados por ambos mandatarios, terminaron por transformarse en la antesala de una caótica salida del presidente y la gobernadora del lugar: envueltos en gritos y con una barrera de defensa compuesta por integrantes de la UTA y de la Uocra, los líderes del PRO se subieron rápidamente a sus vehículos y aceleraron a fondo en su retirada.

 

Aunque al llegar, tanto Macri como Vidal se tomaron unos segundos para saludar a la gente que sí se manifestaba en su favor, con carteles y cantos de apoyo; segundos después de finalizar sus alocuciones, los mandatarios se movieron velozmente rumbo a la calle de salida.

La partida de ambos no pasó desapercibida para el numeroso grupo de personas que desde varios minutos antes, cuestionaba la presencia de los mandatarios.

Todo terminó en un tumulto generalizado, con el automóvil presidencial y el rodado que trasladaba a la gobernadora rodeado de manifestantes, algunos de los cuales golpearon a los vehículos que operaban como escoltas, los últimos en retirarse.

Apenas unos instantes después de que Macri, Vidal y Arroyo se fueran del lugar, comenzaron a producirse ciertos cruces entre vecinos del barrio, integrantes de Votamos

Luchar que habían logrado llegar al barrio, la policía y varios miembros de los mencionados sindicatos, que defendían a Cambiemos.

La trifulca duró varios minutos, con los protagonistas gritándose entre sí, hasta que las fuerzas de seguridad lograron descomprimir la situación y la zona quedó vacía de gente.

EL JEFE DE LA BONAERENSE DESMINTIÓ A MACRI

InfoBaires24
12 de agosto de 2016

Bressi dijo que el presidente no fue atacado a piedras, sino que sólo fue repudiado por sus declaraciones sobre los desaparecidos y por su política económica.

El jefe de la Policía Bonaerense, Pablo Bressi, desmintió al presidente al decir que a Mauricio Macri y a María Eugenia Vidal no le tirar piedras.

El mandatario había dicho que su vehículo fue atacado para justificar el accionar de la policía que disparó balas de goma y tiró gases lacrimógenos en Mar del Plata.

“No hubo piedrazos contra (Mauricio) Macri y (María Eugenia) Vidal.

El presidente fue agredido verbalmente por unas personas que querían manifestar su descontento. contuvimos el lugar para que no pasara a mayores y que el presidente pueda terminar con su discurso.

La escaramuza fue después del acto y entre habitantes del barrio.

Los vehículos que llevaban al presidente y a la gobernadora, no sufrieron piedrazos”, aclaró en declaraciones a Radio El Mundo.

El mandatario rechazó la “agresión” en su contra y desde el Gobierno salieron a acusar directamente al kirchnerismo por los incidentes.

“Hay que usar la energía para construir, no para agredir”, repitió Macri cuando los silbidos y gritos interferían en su alocución al encabezar un acto de lanzamiento de un plan de viviendas en el barrio marplatense Belisario Roldán.

Allí afirmó que los autores de los hechos “en vez de sumar, apedrean” y recalcó que ese distrito será “uno de los 500 que serán urbanizados en todo el país”.

En un discurso que dio al visitar supuestas obras de ampliación de una empresa de plantación de kiwi en Sierra de los Padres, Macri dijo: “En vez de sumar apedrean, es uno de los 500 barrios que serán urbanizados en todo el país”.

Alrededor de las 10, cuando llegó Macri al barrio Roldán, se concentraron agrupaciones sociales y de derechos humanos, para rechazar las políticas del Gobierno, así como las declaraciones del primer mandatario, referidas a que no tenía “idea” si los desaparecidos durante la última dictadura eran 30.000.

El jefe de Estado denunció que los manifestantes lo apedrearon y los vecinos que protestaban dijeron haber sido “reprimidos con balas de goma y gases lacrimógenos” por querer expresar sus quejas contra las políticas económicas del Gobierno nacional.

Macri dijo esas palabras para intentar justificar el ataque a los manifestantes que cuestionaron sus palabras sobre la dictadura, pidieron por trabajo y que cambien el rumbo económico.