Si los servicios públicos, son esenciales, de ahí su denominación, es porque son derechos sociales o sea son derechos de vida.

RESPETAR LO PUBLICO DE LOS SERVICIOS ESENCIALES Y NUEVOS SERVICIOS PUBLICOS: EL CABLE Y LA DISTRIBUCION DE LA COMIDA

Por Jorge Rachid

Lo mas importante de los servicios públicos, es su inserción en el conjunto de la sociedad, por eso habían sido hasta la irrupción neoliberal, responsabilidad del estado nacional que los desarrollaba y distribuía al conjunto de la población, pero desde el Plan Brady en adelante, se negociaron empresas por deudas y el país comenzó su bancarrota final, al 2001.

Por Jorge Rachid

SIN MORDAZA

NAC&POP

11/08/2’16

Pero volviendo al tema servicios públicos, tratado como si fuese un problema del Mercado, de la rentabilidad de las empresas, de cómo invierten y como recuperan su inversión, cuando las estructuras son del estado, concesionadas a esas empresas que durante años, subsidiadas, fugaron divisas a los paraísos fiscales.

Ahora si son públicos y son derechos inalienables, por lo tanto, no pueden ser suprimidos ni aún ante falta de pago, o acaso le suspenderíamos el agua a quien no pudiese pagarla, o quizás a un enfermo electro dependiente, que existen por cientos de miles en el país y que se encuentran, gracias a una concepción inhumana, al borde mismo de la vida.

Los servicios proveen aquello que hace a la calidad de vida de una población, por lo tanto están absolutamente vinculados a los derechos humanos de nuestro pueblo, que bajo las leyes de Mercado, ha visto arrasado esos derechos que le son propios de la Constitución Nacional, que debemos profundizar, mas allá de los costos de producción.

¿Acaso los países mas desarrollados del mundo no subsidian sus servicios públicos?

Al contrario, aquellos países que tienen un proyecto estratégico de desarrollo nacional, de impulso a la industria, pero pensando en el pueblo, en su vida cotidiana, países que no tienen ni gas ni petróleo, que todo el sistema energético les es importado como Corea o Japón y no por eso dejaron de ser potencias industriales.

O sea nos han mentido nuevamente, es una decisión política a quien se subsidia, a quien se le quita presión tributaria y quien sufre.

Parte de esta lucha no es sólo contra el tarifazo, sino por un tema cultural que intentan imponer: que el pueblo es el culpable de haber abonado la idea de que los servicios podrían ser baratos.

Una falacia que no resiste el análisis, ni el estudio en profundidad de cómo se planifica estratégicamente a favor de los sectores de poder o cuando gobernamos nosotros, a favor del pueblo.

Son dos modelos ideológicos confrontados, desde el fondo de la historia.

Lejos de tener temor a este panorama, esta situación favorece el campo nacional y popular, aglutina, compacta mas allá de disputas circunstanciales, ya que el conflicto social en aumento, en la calle, que ya ha hecho retroceder otras decisiones, tomadas off shore y ejecutadas por un gobierno títere de la embajada de EEUU.

Cuando se plantea que las tarifas estaban atrasadas, se está incurriendo en un juicio de valor, ya que los subsidios eran los que apoyaban ese salario diferido, que se obtenía por inyección de recursos de todos los argentinos, puestos en bolsillos de los argentinos, no sólo en tarifas sino en transporte, lo cual significa que un subsidio al gasoil es también un alivio al transporte de alimentos y estabiliza el precio.

Pero además si se quiere tener un país industrial como se plantea, con las medidas implementadas, se cierran comercios minoristas, pequeños comerciantes y elaboradores como panaderos, fábricas de pastas, rotiserías entre otras, además de las PYMES que deben cerrar al cortarse la demanda de las grandes empresas, que son las que se sostienen con esas empresas proveedoras, generando desempleo y dolor social.

O sea se transfirieron al sector agropecuario 160 mil millones, a las mineras 4.500 millones, a los bancos se los liberó de encajes, se abrió la economía en un mundo cerrado y en crisis, como nuestro principal socio Brasil, secaron la plaza de dinero como herramienta de “metas de inflación”, dispararon todas las variables negativas, porque ese es su proyecto.

Quienes piden rectificaciones se equivocan, los retrocesos se obtienen en la lucha del pueblo por sus derechos, en paz pero con la firmeza de las convicciones, en especial quienes hemos transitado escenarios mucho más duros que los actuales.

JR/

N&P: El Correo-e del autor es Jorge Rachid

jorgerachid2003@yahoo.com.ar

NOTA DE LA NAC&POP: Es necesario redefinir constitucionalmente el concepto de Servicios Públicos, que debe incluir a todos aquellos elementos que hacen a la calidad de vida del Pueblo, y así como el Sistema de Salud, se debe ocupar de que la población se mantenga lo más sana posible, el Sistema Alimentario debe tratar con el mismo criterio, por ese motivo, la cadena de distribución de alimentos debe ser un servicio público, que como tal no puede sino ser operado por algún nivel del Estado o por Organizaciones Comunitarias. Por eso debemos reconsiderar todos los circuitos de gestión y operaciones como parte del gobierno popular, dejando fuera de estos a las corporaciones, multinacionales y/o locales, pues no generan riqueza real ni agregan valor a la economía local, pero se quedan con los beneficios (que luego fugan del país, mientras pagan miserablemente a sus trabajadores). WALTERMOORE /N&P/ ecodemocracia@gmail.com

NOTA DOS: EL cableado de fibra óptica que lleva Internet, televisión, y radio, también debe establecerse como Servicio Público ya que es monopolio del Estado asegurar la libertad de expresión, y no de las corporaciones mediáticas ligadas al colonialismo cultural. MARTIN GARCIA /N&P/ <garciacmartin@gmail.com>