Si la violencia de arriba, genera la violencia de abajo, como decía Perón, el gobierno está creando un camino espinoso.

STIUSO, CYNTHIA GARCIA Y GUILLERMO MORENO. ¡HAY MASSS OPERATIVOS!

Por Jorge Rachid

Así comenzó primero con atentados menores, de noche, al amparo de la oscuridad contra locales partidarios en diversos lugares del país, en especial de La Cámpora y Nuevo Encuentro, siendo éste último atacado a balazos, desde edificios cercanos por personajes marginales, excitados por las purgas en marcha y lo medios, contra el peronismo, como en 1955 y en 1976.

Por Jorge Rachid
SIN MORDAZA
9/8/16

La ofensiva mediático judicial, cobertura necesaria del saqueo neoliberal en la Argentina, de mano del macrismo, se desarrollaba en el marco institucional, de guardar las apariencias de un proceso de apariencia transparente, que venía a “limpiar” la política, ejecutada por los mayores ladrones de guantes blancos de la historia argentina, desde los albores de la dictadura militar bajo la denominación de la Patria Contratista desde entonces, hasta hoy.

Como no les alcanzó esa estrategia, ni tampoco la permanente agitación de la “pesada herencia”, ni los “doce años de corrupción”, tampoco la “destrucción del estado” y todo el arsenal desplegado para ejecutar la mayor transferencia de ingresos, de los sectores trabajadores a los dueños del poder, en los últimos 33 años de democracia, apelaron a los “servicios”.

Así comenzó primero con atentados menores, de noche, al amparo de la oscuridad contra locales partidarios en diversos lugares del país, en especial de La Cámpora y Nuevo Encuentro (2), siendo éste último atacado a balazos, desde edificios cercanos por personajes marginales, excitados por las purgas en marcha y lo medios, contra el peronismo, como en 1955 y en 1976.

No es menor en este marco la detención de Milagros Sala, desde el inicio del gobierno, en una medida no sólo ilegal, sino teñida de los peores atropellos judiciales de la historia argentina, en Jujuy, donde la necesidad estratégica del Yacimiento de Litio, el segundo en importancia del mundo, debía ser preservado, según la embajada de EEUU de indios, negros y organizados como es la Tupac, encarcelada por el poder político, modificado en su Tribunal Superior con militantes del gendarme Morales.

La Ministra de Seguridad, la misma que fue a buscar a Washington la Ley de seguridad, que presentó al Congreso, es la que dio a conocer los horarios, rotaciones de personal, reducción del mismo y su ubicación a los medios, de la custodia de Cristina en una medida inédita, con una ex presidenta del país por dos períodos.

Pero como la reacción popular no fue alcanzada por semejante catarata de denigraciones, descalificaciones, mentiras y contradicciones generadas por ellos mismos, entre las afirmaciones públicas y lo presentado ante organismos internacionales, donde el país recibido está estable y donde el Indec actual plantea que hubo un crecimiento del 2,3% en el 2015 y un déficit de 2,5%, y el pueblo igual salió a la calle, debieron aumentar la apuesta.

Así fue que no les bastó la persecución a periodistas opositores, ni la patoteada mediática a artistas e intelectuales que adhirieron al gobierno peronista, debían utilizar la violencia como método intimidatorio, con la periodista Cynthia García, en su casa robando su material de trabajo del canal Web que maneja y es fuente de información de miles de argentinos.

Por eso la persecución judicial a Hebe de Bonafini, ícono único mundial de Madres, en su lucha en paz por sus hijos y todos los hijos desaparecidos, bajo la consigna de Verdad, Memoria y Justicia, que se llevó a cabo con 900 juzgados por delitos de Lesa Humanidad, de los cuales 110 fueron absueltos, lo cual demuestra que la Justicia funcionó imparcial, sin venganzas, ni atropellos.

Bueno contra ellas fueron desde la Justicia y el pueblo reaccionó impidiendo el atropello, haciendo retroceder al juez cooptado.

Si a estos hechos agregamos la “limpieza” realizada en las oficinas de Guillermo Moreno, donde nuevamente los robado es material de información, sin dinero de por medios, nos podemos imaginar, que el gobierno ha despertado el huevo de la serpiente, con Stiuso, agente de la CIA y la Mossad, retornado con sed de venganza.

Es una política, ejecutada aquí pero planeada extramuros, con un gobierno que no es tal, sino ejecutor de órdenes de sus ministros, coroneles del imperio.

Los peronistas hemos sufrido mucho más que esto, con muertos, desaparecidos, encarcelados, exiliados, como para que nos puedan destruir con facilidad.

Es mas, cuando mas nos atacan, mas nos unimos, por eso quienes se dicen peronistas y se siguen limpiando la boca con Cristina, o no leyeron a Perón, o no leen la realidad o no apuntalan el movimiento nacional ex profeso o son funcionales el enemigo, que no se puede denominar de otra manera a un gobierno antiperonista, insensible, inhumano, brutal que arrasa derechos sociales y va en busca de acumular, a costa de la exclusión social, la flexibilización laboral y el disciplinamiento social, que no logran y por eso comenzaron con la violencia fáctica.

No pasarán, sin dudas los pueblos con memoria, no se dejan vencer.

JR/

 

(1): ATAQUE A LOCAL DE LA CÁMPORA
POLICIALES
7 de marzo de 2016

Ataque a sede de La Cámpora: analizan imágenes de una cámara

La investigación del caso quedó a cargo del fiscal Eduardo Amavet, ya que aún no existen pruebas para que intervenga la Justicia Federal.

Testigos dieron detalles sobre la presencia de un automóvil en el lugar de los hechos.

Luego del ataque a tiros contra la sede de La Cámpora en Mar del Plata, imágenes tomadas por una cámara de seguridad privada sita en la misma cuadra son investigadas por el fiscal del caso, Eduardo Amavet.

LocaldelaCamporaMardel-550-MAx

Por ahora, la causa no fue trasladada al fuero de la Justicia Federal, ya que aún no existen pruebas para vincular el hecho con cuestiones políticas. “Sería muy extraño pensar que no está relacionado, pero por ahora no se puede acreditar”, dijo una fuente vinculada a la pesquisa.

Mientras tanto, testigos del episodio dijeron haber visto en el lugar un automóvil “marca Renault o Citroën”. Ese dato quedaría corroborado en los registros de la cámara de seguridad en cuestión.

Por otra parte, durante toda la jornada de ayer se sucedieron los comunicados en repudio a lo ocurrido en la sede partidaria de la juventud que milita en el Frente para la Victoria (FpV).

Ubicado en 9 de Julio al 3500, lindero a la sede de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), el local de La Cámpora recibió a la 1 del sábado cinco balazos que habrían sido efectuados con una escopeta.

El hecho fue descubierto alrededor del mediodía, cuando concurrieron militantes para desarrollar sus actividades habituales, como habían hecho hasta las 23 del viernes.

Tras la denuncias en la comisaría primera se hizo presente en el lugar un grupo de peritos de la Policía Científica.

El jefe departamental, comisario mayor Carlos Alberto Testini, señaló a LA CAPITAL que “no se constataron faltantes ni violencia en la cerradura”.

Según los especialistas, por su gran porte, el arma usada “no puede ser disparada” desde el interior de un vehículo porque las detonaciones dejarían “sordos” a los pasajeros.

Por lo tanto, no descartan que se haya tratado de “un ataque programado”. Esto significa que los autores del violento hecho debieron haberse detenido frente al local.

(2): Atacaron a balazos a militantes de Nuevo Encuentro en Villa Crespo
Ocurrió mientras la agrupación kirchnerista inauguraba una sede, hay dos mujeres heridas; la Policía investiga lo ocurrido; repudio del FPV en Diputados
DOMINGO 06 DE MARZO DE 2016

Anoche, cerca de las 23.45, en la intersección de las calles Padilla y Gurruchaga, se produjo un ataque con balas de plomo contra militantes kirchneristas que se habían reunido en el barrio de Villa Crespo por la inauguración de una sede de Nuevo Encuentro.

Dos mujeres resultaron heridas y fueron trasladadas al Hospital Durand.

El orador de la noche legislador porteño de Nuevo Encuentro-FPV José Cruz Campagnoli, hablaba en el escenario cuando se produjeron los disparos que impactaron en los brazos de dos mujeres.

Las víctimas se encuentran fuera de peligro, según confirmaron a LA NACION desde el Ministerio de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires.

«La policía está investigando.

Hubo denuncias por ruidos molestos previas a la agresión y había banderines de Nuevo Encuentro que cruzaban la calle Padilla de lado a lado.

No podemos saber aún si quien o quienes agredieron reaccionaron de esa forma por el ruido o por otros motivos», expresaron desde la cartera que dirige Guillermo Montenegro.

LocalNuevoEncuentro-550-MaxLos diputados del bloque del FpV-PJ expresaron su «repudio» a través de un comunicado.

«Exigimos a las autoridades nacionales, bonaerenses y porteñas que investiguen y hallen a los responsables de estos gravísimos atentados en los que dos compañeras sufrieron heridas de bala.

A la vez, llamamos a la reflexión a los dirigentes políticos que hablaron de unir y pacificar a los argentinos, pero que desde su llegada al poder han instalado un clima de revancha que estimula hechos como los que ocurrieron esta madrugada», puede leerse en una misiva firmada por Héctor Recalde, presidente del bloque.

Desde Nuevo Encuentro indicaron que las víctimas fueron dos mujeres: que una de ella recibió el disparo en el brazo y que a la otra le rozó el hombro y le rasgó la campera que llevaba puesta.

En total, la agrupación denunció que se produjeron cuatro disparos.

Tras lo ocurrido anoche, numerosos dirigentes expresaron su solidaridad con los afectados y su repudio a través de las redes sociales.

En ese sentido se manifestó el líder de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella.

«El presidente Mauricio Macri tiene que condenar enérgicamente este brutal acto de violencia política que lesiona nuestra Democracia», sostuvo.

El Partido Solidario, que forma parte del FPV y conduce Carlos Heller, expresó esta mañana su «profundo repudio» a lo ocurrido en el local de Villa Crespo. «El gobierno nacional es responsable de proteger a todas y todos los argentinos en el ejercicio de esos derechos», advirtió.

«Nuestra absoluta solidaridad con las dos militantes heridas, con todos sus compañeros y sus familiares», agregó y exigió al gobierno que «arbitren todos los medios necesarios para facilitar un rápido esclarecimiento de este lamentable episodio que no debe volver a repetirse».

El Partido Justicialista porteño también repudió este «hecho de odio y violencia». Y lamentó «que un asesino desde el anonimato dispare balas contra compañeros que festejaban la apertura de un local partidario, como ocurrió también en Mar del Plata». «Frente a la violencia y la irracionalidad le opondremos más militancia, más compromiso, más amor y más sensatez», sostuvieron en un comunicado.

Por su parte, la referente de Nuevo Encuentro Gabriela Cerruti, publicó en su cuenta de Facebook un mensaje en el que asegura que «si no hay muertes, no es por falta de intención sino de puntería».

(3): ¿Quien es Antonio Jaime Stiuso?

Otros nombres Jaime Stiuso, Horacio Stiuso, Antonio Stiuso, Antonio Stiles, Aldo Stiles y Jaime Stiles, entre otros.
Nacimiento 21 de junio de 1953 (63 años) nacido en ciudad de San Justo, Gran Buenos Aires, provincia de Buenos Aires, Argentina
Familia
Hijos 3
Ocupación Agente de inteligencia
Antonio Horacio Stiuso (San Justo, 21 de junio de 1953) es un espía o agente de inteligencia argentino que hizo carrera como responsable de contrainteligencia en la SI (Secretaría de Inteligencia, anteriormente SIDE) de ese país entre 1972 y 2014.

También es conocido por los nombres de Jaime Stiuso, Horacio Stiuso, Antonio Stiuso, Antonio Stiles, Aldo Stiles y Jaime Stiles, entre otros.

Fue el director general de Operaciones de los servicios de inteligencia argentinos durante 34 años.

La identidad de Stiuso fue revelada al público cuando su nombre y fotografía fueron difundidos en 2004 por el entonces ministro de Justicia Gustavo Béliz.

En diciembre de 2014, Stiuso fue despedido de la Secretaría de Inteligencia luego de que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner decidiera descabezar el organismo.

El político Pino Solanas, denunció que Jaime Stiuso tenía un poder enorme. «Yo fui víctima de un grupo de tareas de él, cuando me pegaron seis tiros.

Nosotros fuimos los primeros que escrachamos a la SIDE y los denunciamos penalmente».

Trayectoria

Es ingeniero en electrónica.

Ingresó en el Servicio de Inteligencia del Estado en 1972, durante el gobierno de Agustín Lanusse y sobrevivió a varios gobiernos democráticos, hasta la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner.

Ingresó como personal administrativo a los dieciocho años de edad.

Su poder se acrecentó durante la presidencia de Carlos Menem y fue nombrado Director de Contrainteligencia durante la presidencia de Fernando de la Rúa.

Es experto en informática, con fama de hacker y conocido por las escuchas telefónicas.

Actuó durante 24 años al frente del departamento de Contrainteligencia, División 85, a cargo de controlar la prevención de delitos contra el Estado.

El Ministro de Justicia de Néstor Kirchner desde 2003, Gustavo Beliz, quien fuera echado el 24 de julio de 2004, afirmó que Stiuso había convertido a la secretaría de Inteligencia en una «policía secreta sin control» y lo acusó de haber sido el responsable de «la compra y tortura de testigos, extorsiones y enriquecimiento ilícito a través de empresas».

Stiuso fue nombrado Director de Contrainteligencia durante la presidencia de Néstor Kirchner.

Durante años fue considerado el espía más poderoso de la Argentina.

Beliz mostró una foto suya, frente a cámaras, en Hora clave, frente al periodista Mariano Grondona, el 23 de julio de 2004.

Según Beliz, Stiuso era «el encargado de manejar el poder real en la Secretaría».

Stiuso denunció penalmente a Gustavo Beliz por divulgar su imagen ya que la Ley Nacional de Inteligencia prohibía develar la identidad de los espías.

Beliz tuvo que exiliarse de la Argentina y radicarse en los Estados Unidos.

Siete años después, Beliz tuvo que enfrentar un juicio público en julio de 2011 por haber mostrado dicha foto en el programa.

Stiuso fue citado a declarar, pero el entonces director de la Secretaría de Inteligencia, Héctor Icazuriaga, lo impidió porque Stiuso trabajaba como espía secreto y no podía concurrir a un juicio público.

El Tribunal Oral Federal número 3 absolvió, en agosto de 2011, a Gustavo Beliz y ordenó abrir una investigación sobre Stiuso.

Pero en abril de 2012 Cámara de Casación penal anuló el fallo a favor de Béliz

Stiuso fue nombrado Director de Operaciones durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner y nunca se investigó su papel durante la dictadura.

Stiuso tuvo gran protagonismo utilizando las escuchas en causas muy resonantes como el juicio contra el juez Juan José Galeano, casos de narcotráfico, el caso Antonini Wilson, el secuestro de Julio López, el atentado a la AMIA y el triple crimen de General Rodríguez en el que fueron asesinados tres jóvenes empresarios.

Stiuso volvió a cobrar notoriedad al aparecer muerto el fiscal Alberto Nisman.

La muerte del fiscal federal Nisman generó una fuerte crisis institucional en la Argentina, ya que falleció el día anterior a declarar en el Congreso de la Nación por su denuncia contra la presidenta Kirchner.

El gobierno acusó a Stiuso de haber fabricado la causa contra la presidenta.

Fue denunciado por supuesto enriquecimiento ilícito, entre otros delitos, por el diputado porteño Gustavo Vera.

Además lo acusan de armar empresas para blanquear dinero ilegal, junto con otros agentes argentinos de Inteligencia.

Caso AMIA y Nisman
Varias fuentes señalan que Stiuso, como director de los servicios secretos argentinos, ha sido partícipe activo en la investigación que llevaba a cabo el fiscal especial Alberto Nisman sobre el atentado a la AMIA ocurrido en 1994 en el que fueron asesinadas 85 personas y quedaron más de 300 heridos en el máximo atentado terrorista de la historia argentina.

En 2006, la Justicia argentina, después de años de investigar el caso y tomar cientos de declaraciones y evaluar pruebas, formalmente acusó al gobierno iraní de planificar el atentado y al Hezbolá de ejecutarlo y, a través del juez Rodolfo Canicoba Corral, ordenó la captura de los siete exfuncionarios iraníes y un miembro operativo libanés del Hezbolá acusados por la fiscalía, representada por los fiscales Nisman y Marcelo Martínez Burgos.

Stiuso, como jefe de los servicios de inteligencia, habría sido la principal fuente de información de Nisman, según el juez de la causa, Rodolfo Canicoba Corral.

El gobierno argentino atribuyó a Stiuso la autoría, fáctica o intelectual, pocos días después de su salida de la Secretaría de Inteligencia, de la denuncia presentada contra Cristina Fernández de Kirchner por Alberto Nisman, en la que acusaba a la entonces presidenta y a su canciller de haber pergeñado un supuesto plan para encubrir a los imputados iraníes por el atentado a la mutual judía a raíz de la firma de un acuerdo de entendimiento con Irán que, según el gobierno, permitiría avanzar en la investigación y, según Nisman, toda la oposición, la comunidad judeo-argentina y la propia AMIA, sería un proceso extrajudicial que impediría el enjuiciamiento de los acusados bajo la ley argentina.

Este acuerdo fue declarado inconstitucional por la Justicia de Argentina. Nisman apareció muerto por un disparo pocos días después, un día antes de tener que presentar su denuncia frente al Congreso de la Nación, en circunstancias extrañas que todavía se investigan ya que se sospecha un posible homicidio.

Denuncias

A partir de la revelación de su identidad, Stiuso fue objeto de una serie de denuncias judiciales por presunto cohecho, comisión de negocios ilícitos y otros delitos.

Anteriormente, en el mes de julio de 2013 la Cooperativa La Alameda presentó una denuncia judicial acompañada de un video que probaría la participación de Stiuso en negocios de prostitución y trata de personas en vinculación con Raúl Martins, otro exagente de la SIDE que se encuentra prófugo.

El nexo entre ambos habría sido un agente conocido como Lauchón, muerto cuando fue allanada su casa por la Policía de la Provincia de Buenos Aires.43

El escritor y exdiputado argentino Miguel Bonasso denunció a Stiuso ante el Senado de la Nación por haberlo presuntamente amenazado de muerte a través de la revista Noticias.

Bonasso había afirmado que Cristina Fernández de Kirchner supuestamente «temía» a Stiuso (antes de que la presidenta remplazara a las autoridades de la SIDE y despidiera al propio Stiuso).

En febrero de 2015, Gustavo Vera, titular de La Alameda, denunció a Stiuso por enriquecimiento ilícito por presuntas irregularidades en su patrimonio.

Vera afirmaba que Stiuso tendría «privilegios» que le permitían ingresar cualquier tipo de producto al país a través del Aeropuerto Internacional de Ezeiza.

La denuncia también solicita la investigación de una serie de sociedades anónimas con las que Stiuso y sus colaboradores en la Secretaría de Inteligencia tendrían vinculación.