El estado de shock provocado, como necesidad de cubrir el salvaje ajuste que deterioró en pocos meses la calidad de vida de la población

SIN DESTINO

Por Jorge Rachid

El Estado Empresario que lleva adelante el gobierno macrista, preanuncia un nuevo genocidio social, entendido este como el desplazamiento a la pobreza de millones de argentinos, una diáspora social creciente con pérdida de lazos solidarios, una cultura canibalizada y una pérdida paulatina de derechos sociales conquistados en la década ganada.

Por Jorge Rachid

SIN MORDAZA

NAC&POP

26/07/2016

  • El Estado Empresario que lleva adelante el gobierno macrista, preanuncia un nuevo genocidio social, entendido este como el desplazamiento a la pobreza de millones de argentinos, una diáspora social creciente con pérdida de lazos solidarios, una cultura canibalizada y una pérdida paulatina de derechos sociales conquistados en la década ganada.
  • El estado de shock provocado, como necesidad de cubrir el salvaje ajuste que deterioró en pocos meses la calidad de vida de la población, no se basó en la supuesta “herencia recibida”, sino en crear las condiciones necesarias de avanzar en su proceso de transferencia de ganancias a los grandes grupos empresarios y abrir la economía, acompañadas estas medidas con devaluación y endeudamiento.
  • Como este mecanismo de construcción de un modelo neoliberal, ya lo vivimos hace pocos años, con los resultados que conocemos, de conflicto social “in extremis”, del cual pudimos salir, con medidas contracíclicas, que apoyaron la inclusión social como primer paso a la reconstrucción del país.
  • Todo lo contrario sucede hoy, con un gobierno que no sólo hace de la macro economía su norte, sino que fija como objetivo estratégico de país “metas de inflación”, o sea que subsume todo su accionar a fijar la marcha de los Mercados, por sobre la realidad social y productiva del pueblo argentino.
  • Es su manera de “volver al mundo”, hacer los deberes de los mandantes mundiales, que amparados en los organismos internacionales multilaterales de crédito como el FMI o el Banco Mundial, operan los Fondos de Inversión, Buitres para nosotros y el mundo, que está reaccionando con liderazgos xenófobos, que se instalan en defensa del avasallamiento que producen estas políticas inhumanas, que avasallan soberanías.
  • Así como las crisis de Grecia y España, mas Portugal e Irlanda parecen lejanas, cuando el Brexit inglés sorprende a quienes no leen la política internacional, ni la irrupción de Trumps en EEUU, parece una caricatura, algunos miran las noticias de los muertos del Mediterráneo, en su huida de los escenarios de conflicto, como una foto en vez de una película que comenzó hace años.
  • Si la lógica a la cual nos lleva el gobierno de Macri es esa, sin dudas la Argentina está entrando en zona de riesgo internacional, al acoplarse con los victimarios del mundo, aquellos que por sobre las naciones, en un mundo financiero supranacional, van provocando guerras, crisis, caos y dolor en función de sus intereses, desde petroleros hasta armamentistas o de lavado de dinero espurio.
  • Lo constatamos en los Wikileaks con Assange perseguido hasta hoy por divulgar estas miserias del poder, le siguió Snowden con una actitud similar descubriendo datos, lo mismo que el arrepentido francés del HSBC o ahora los Panamá Papers, en los cuales, en todos los casos, los argentinos dueños del poder figuran como abonados permanentes, con miles de millones de dólares robados de nuestros país.
  • Por eso deben ser desde el gobierno, obtenido en base a mentiras y difamaciones, calumnias y denigraciones, con la asociación mediática judicial de por medio, con operaciones de los servicios secretos locales y extranjeros, golpes de mercado y escándalos provocados, rápidos en desarmar cualquier atisbo de resistencia, de ahí la detención de Milagros y la persecución de los protagonistas del gobierno peronista, comenzando por Cristina.
  • Sin dudas el pueblo argentino reaccionó más rápido que en otras etapas de la vida nacional, cuando las fuerzas reaccionarias se hicieron del gobierno. Ya no impera el temor, ni la esperanza, sólo la resistencia y dar vuelta la página lo antes posible, viviendo este gobierno como una borrachera pasajera en la historia, ya que no podrá hacer pie, ante un pueblo que no se resignará a sufrir nuevamente los embates neoliberales inhumanos, condenados por el mundo entero.

 

NAC&POP: El Correo-e del autor es Jorge Rachid jorgerachid2003@yahoo.com.ar

 

Nota   Nac&Pop: Título en el original:  Sin Pueblo No Hay Patria, Sin Patria No Hay Destino