Funcional a la vida, o funcional al mercado. "Militar es servir al otro", que precisamente es la Patria.

LA MILITANCIA.

Por Roberto Omar Seijo *

Juan Domingo Perón y varios líderes de nuestra región fundaron el Fondo Latinoamericano de Liberación Regional con el que se financiaron muchas revoluciones y gobiernos revolucionarios. Esta organización estaba presidida por Julio “Gallego” Soto, que era el verdadero Secretario Privado y mano derecha del General Juan Domingo Perón y el vicepresidente era Ernesto Guevara Lynch (el Che Guevara).

Por Roberto Omar Seijo

NAC&POP

13/07/2016

Nada es casualidad ni se da por dar ni es lo que hay.

Todo es funcional al mercado porque vivimos un sistema de vida caracterizado por el Capitalismo.

Por lo tanto es importante políticamente abandonar “lo que se da” y construir lo que la conciencia cimente a partir de la ideología (el dogma) y la filosofía (el credo)

Porque «Militar es servir al otro», que precisamente es la Patria.

Es decir militar por la Patria, cimentando la conciencia que dicte convicciones para reorganizarnos como movimiento.

Pero eso es posible reponiendo el concepto (ideología) sobre el figurar, y el contenido (filosofía) por sobre el pertenecer.

La doctrina se construye con el pueblo porque son las formas de ejecución de una ideología.

Siempre y en tanto tengamos algo que ejecutar ideológicamente.

Es decir políticas públicas que en su conjunto son lo que llamamos La Política.

Un plan de políticas públicas se construye única y previamente con el pueblo.

A partir y través de ideas y propuestas que aporta siempre el pueblo y que expresen el sentir y deseo de la gente, municipio por municipio, barrio por barrio, calle por calle, casa por casa, persona por persona. Militando por la vida.

Los dirigentes deben militar sino, son nada más que «diris», sin gente.

Y sus políticas son dictadas y no creadas con y por el pueblo.

Esta crisis de identidad política sin el pueblo, determina que no se sabe lo que se gobierna ni que se gobierna en muchos sectores de la Patria.

Produciendo una ausencia de Autoridad Política que nos expone a una anemia institucional ante el mundo.

Es necesario reencontrarnos con la gente para constituir «conciencia cimentada».

Para que el quehacer diario no sea lo que hay ni lo que se da, porque nada es casualidad sino funcional al mercado.

Que esa conciencia produzca convicciones para la organización, y esta conquista política posee un método y un sistema que Perón se ocupó de generar y realizar hace muchos años, mediante un crecimiento exponencial del pueblo, ascendente desde abajo en los barrios hacia arriba en el gobierno.

Pero los impostores y cipayos funcionales al mercado se han ocupado de ocultar las causas y las consecuencias, tergiversando hechos, circunstancias y sus fechas, desvirtuando el parámetro dominante del quehacer político histórico pasado y futuro, mintiendo y derogando «de facto» las conquistas jurídicas, sociales y políticas; desmovilizando y desorganizando al pueblo en un estado de indefensión extrema.

Confundieron la Ideología y la Filosofía Justicialista por la doctrina, reemplazando el concepto ideológico por el figurar y el contenido filosófico por el pertenecer.

Desde entonces nuestro pueblo carece de categoría política y la considera una ¨basura de vagos», sin comprender que «las políticas públicas» es la Política, que te determinan el modo de nacer, de vivir y de morir.

Es decir la política interviene el orden privado y público de la vida de todos.

Perón de 1943 a 1955 se topó con un pueblo indiferente, y estableció las cuatro etapas del proceso político:

1.- La Etapa Doctrinaria que es la Preparación Humana y Técnica del Proceso Político que produjo su Plan de Gobierno y la Doctrina Política que fue las formas de ejecución ideológica de su gobierno.

Desde el 12 de abril de 1943 hasta el 27 de septiembre de 1945.

2.- La Etapa de Toma del Poder es decir la Ejecución Política de ese plan y doctrina, significó como mandatario electo, la ejecución del mandato popular construido previamente con el pueblo como Plan, proveniente del deseo y sentir del pueblo.

Desde el 27 de septiembre de 1945 hasta el 4 de junio de 1946.

3.- La Etapa Dogmática (desde el 4 de junio de 1946 hasta el 9 de abril de 1949), contó con su Fase Ideológica instituyendo, dándole institucionalidad a la Ideología Justicialista, otorgándole categoría constitucional con la Constitución Social Justicialista del 11 de marzo de 1949, porque para aquellos que no hallan la Ideología Justicialista es recomendable que estudien esta constitución.

Que fue derogada por un bando militar de Rojas y Aramburu, y extirpada de la memoria y del pensamiento del pueblo.

Para la proscripción y exterminio de esa ideología hecha Constitución Nacional, se dictó el Decreto Ley 4161 y luego el Plan de Conmoción Interna del Estado (PLAN CONINTES) en febrero de 1958 durante la dictadura democrática de Arturo Frondizi.

El gorila antiperonista y anti demócrata de Arturo Humberto Ilia nació en Pergamino, provincia de Buenos Aires, el 4 de agosto de 1900 , y murió en la provincia de Córdoba, 18 de enero de 1983, fue un médico y político argentino de la UCR al servicio del Reino Unido, como muchos radicales alvearistas o yrigoyenistas, que fue elegido presidente de la Nación Argentina con un vergonzoso 22 % de los votos emitidos porque el Peronismo proscripto voto en su totalidad con el “Voto en Blanco” alcanzando un 64 % de los votos emitidos, cargo en el que se desempeñó entre el 12 de octubre de 1963 y el 28 de junio de 1966, cuando le dieron una patada sus patrones locales y lo sacaron de la Rosada.

En 1964, a través de una operación del canciller Miguel Ángel Zavala Ortiz, que había bombardeado la plaza de mayo con Basilio Pertinet suegro de De La Rua entre otros criminales gorilas, por orden de Arturo Ilia junto a un comando de la CIA del Plan Cóndor, Zabala Ortiz, detiene a Perón en Río de Janeiro cuando viajaba de regreso a nuestro país; incluso se atrevió a encañonar a Perón con una metralleta.

Durante el gobierno de Ilia, se creó el Estado Mayor Conjunto de los Comandos de Inteligencia reuniendo en un único comando todos los departamentos de inteligencia de las policías provinciales y la Policía Federal, más las áreas de inteligencia de las fuerzas de seguridad de Prefectura y Gendarmería, más la SIDE y los tres cuerpos de inteligencia de las tres fuerzas armadas, a este comando nacional se lo denominó la Triple A, o sea las tres fuerzas armadas conduciendo todos los comandos de inteligencia de toda la Nación.

Sus cuadros superiores se formaban en la Escuela de las Américas del Pentágono de los EE.UU. con sede en Panamá, y constituyeron la sucursal argentina de la red latinoamericana del Plan Cóndor, destinado a aniquilar los gobiernos populares en Latinoamérica.

Así derrocaron al gobierno popular de Jacobo Arbenz de Guatemala.

Fue derrocado en 1954 por un golpe de Estado dirigido por el Plan Cóndor del gobierno de Estados Unidos, promovida por el monopolio bananero de la United Fruit Company y ejecutado por la CIA mediante la operación PBSUCCESS del Plan Cóndor.

Así asesinaron a Jorge Eliecer Gaitán de Colombia en Bogotá el 9 de abril de 1948).

Gaitán fue un revolucionario político y jurista colombiano, alcalde de Bogotá en 1936, ministro Educación en 1940 y de Trabajo en 1944, legislador en varios períodos desde 1929 a 1948 y candidato a presidente del Partido Liberal a la Presidencia de la República para el período 1946-1950.

Su asesinato en Bogotá produjo enormes protestas populares a nivel nacional conocidas como El Bogotazo, y el inicio de un largo periodo conocido en la historia de Colombia como La Violencia, con muchos movimientos como las FARC, y que esta violencia de largas heridas ha llegado hasta nuestro tiempo.

Así sucesivamente fueron instaladas las “Décadas Infames” instaladas en América Latina, pero también fueron recuperándose gobiernos populares y emancipadores, hoy llamados peyorativamente como “Populistas”, aunque recientemente Barack Obama se declaró públicamente así frente a un desorientado Peña Nieto de México.

Pero fueron derrocados y asesinados sucesivamente por el gendarme norteamericano en América Latina, todas las experiencias populistas como Juan Domingo Perón (1946 – 1955 y 1973 – 1976), en Argentina; Lázaro Cárdenas (1934 – 1940), en México; Gustavo Rojas Pinilla (1953 – 1957), en Colombia; Getúlio Vargas (1930 – 1945 y 1951 – 1954), en Brasil y Carlos Ibáñez del Campo 1952 – 1955) en Chile entre muchos otros casos.

Juan Domingo Perón y varios líderes de nuestra región fundaron el Fondo Latinoamericano de Liberación Regional con el que se financiaron muchas revoluciones y gobiernos revolucionarios.

Esta organización estaba presidida por Julio Gallego Soto, que era el verdadero Secretario Privado y mano derecha del General Juan Domingo Perón y el vicepresidente era Ernesto Guevara Lynch (el Che Guevara).

Julio Gallego Soto, había nacido en España en 1915, y se nacionalizó argentino y fue uno de los personajes de la Guerra Fría que desarrollaron la Doctrina Internacional de los Países No Alineados a Yalta y Potsdam o Países del Tercer Mundo.

Fue el verdadero Secretario Privado y Delegado, especialmente para las operaciones confidenciales de mayor riesgo de Juan Perón.

Durante el primer y segundo gobierno fue asesor económico y financiero de Ramón Carrillo.

Habitualmente por sus funciones económicas al frente del Fondo Latinoamericano de Liberación, siempre fue presentado usualmente como empresario, la historia más claramente narrada lo hace parte de la resistencia peronista y un hombre muy cercano a Perón.

Por lo que caen los mitos fantásticos de los delegados de Perón de Cooke, Paladino, Pavón Pereyra, López Rega, etc.

Gallego Soto, conocía las cuentas numeradas de bancos de Nueva York, Barcelona, Montevideo y París donde se administraba el mayor centro financiero del Fondo, resguardado con las relaciones políticas existentes con Charles De Gaulle.

Julio Gallego Soto disponía de todos los documentos y acuerdos de Perón, y también podía reconstruir de memoria la historia de los contradocumentos y las transferencias de fondos que respaldaban los pactos políticos de Juan Domingo Perón en América Latina, incluyendo la Revolución Cubana.

Nuestra Constitución de 1949, inauguró la modalidad de establecer los Tratados Ideológicos y Revolucionarios como constituciones de los países en revolución.

Debido a ello, hoy nuestra entrañable constitución y tratado ideológico es proscripta hasta su lectura por la doctrina liberal de las universidades, donde sigue condenada de forma unilateral y decretada como ilegítima.

En los colegios secundarios también se narra la historia de Perón como un dictador, mintiendo que llegó al poder por un golpe de Estado.

En la fase filosófica de esta etapa, el Pensamiento Filosófico Justicialista obtuvo su reconocimiento mundial como Declaración Universal de Tercera Posición en el plano político mundial.

En la Conclusión y Clausura del Congreso Internacional de Filosofía, que sesionó durante dos años desde 1947, y dada el 9 de abril de 1949 en la Provincia de Mendoza, y ante la mayor parte del pensamiento filosófico occidental de posguerra.

4.- La Etapa de Institucionalización Revolucionaria (desde el 9 de abril de 1949 hasta el 14 de agosto de 1954), dándole estado de Ley Nacional a la Doctrina Nacional del Gobierno Argentino el 14 de agosto de 1954, a todas las áreas del quehacer humano y económico argentino y su existencia social, obtuvieron rango de garantía jurídica por fuerza de ley dada a la forma de vida de los argentinos y su nación.

Eso costó que a Evita Perón le pintaran «viva el cáncer» y que a Juan Perón, los genocidas de Winston Churchill (GB), José Stalin (Rusia) y Harry Truman (USA) le juraran públicamente ni paz ni justicia ni aún después de muerto.

Porque por ello se cortaron y no se hallan las manos de Perón.

Pero como advertencia psicológica y simbólica de castigo y horror fueron vejados los cadáveres de Evita y Perón.

Muy simple, estos genocidas debieron matar millones de seres humanos y hacer dos guerras mundiales para establecer un nuevo orden mundial funcional al mercado e imponer un patrón monetario mundial.

A pesar de todo ese horror, aquí en Argentina, un país bicontinental (sudamericano y antártico) surgió una ideología y filosofía funcionales a la vida. Incalculable por ningún proceso histórico del orden mundial imperialista, y que sintetizó la historia revolucionaria continental americana en realizaciones concretas para ejemplificar una revolución pero a través de conquistas del pueblo de todo orden social y económico.

Con una Política Económica Trabajo Céntrica que estableció sociológicamente una única clase social, la que trabaja.

Produciendo setenta mil rubros industriales nuevos e inéditos en el país que ocuparon a todos los argentinos y muchísimo hermanos de nuestros países limítrofes, y una infraestructura de ciento veinte mil obras públicas para soportar esa descomunal expansión económica.

Somos el país con mayor disponibilidad de espacio, con el mayor potencial para producir alimentos de todo origen, y con la quinta fuente de agua potable mundial.

Todo esto recién hemos podido comenzar a recuperarlo a partir del genio de Néstor y del liderazgo de Cristina.

Porque este país no contaba con estrategia ni plan de ningún tipo hasta avanzado este gobierno, habíamos sido saqueados por décadas y quedamos en estado de quiebra fraudulenta.

Para ponernos de rodillas en estado de colonia.

Pero nos hemos recuperado.

Entonces no podemos permitir expresiones políticas funcionales al mercado, porque está en juego nuevamente el destino de todos nosotros.

Ese es el peligro al que está expuesto un pueblo inadvertido.

Y «dirigentes» que piensan que conservando solo lo suyo se hundirá la parte del bote del otro, sin comprender que compartimos el mismo barco.

Han comprendido, lastimosamente, lo que es bueno poseer de un cargo que el buen uso que se ha de dar a lo poseído.

Muchos se han engañado con una carrera político laboral.

Néstor y Cristina han devuelto y con mucho trabajo (no fácil) la militancia como valor y re categorización política de los argentinos.

Con pasión y color.

Ahora llegó la hora de defender y expandir esta nueva era de iluminación que sepultó la oscuridad y el dolor.

Es la era de los constructores y de los diseños del país que queremos para adelante, porque hay que llenar de contenido y movimiento a la organización nacional de todo el pueblo.

Que en cada barrio se milite la política y el gobierno, ya no siendo parte solamente, sino haciendo y realizando políticas con los vecinos como protagonistas.

 

N&P: El Correo-e del autor es Roberto Omar Seijo <omar.seijo@gmail.com>

Facebook: Roberto Omar Seijo