Declaración del Bicentenario de organizaciones del peronismo revolucionario.

POR UNA ARGENTINA LIBERADA ¡VIVA LA PATRIA!

Patricia Fernández, Quito Aragón, Marcelo Koenig, Emilio Pérsico, Gastón Harispe, Federico Martelli

En nuestra concepción, independencia es no tolerar el hambre y la injusticia para con los humildes. Independencia es ser nación sin arrodillarnos  a ningún imperio. Hoy, los representantes del proyecto oligárquico imperialista nos quieren de rodillas. Para subrayar su carácter dependiente y genuflexo, Mauricio Macri invita al Rey de España.

A doscientos años de la independencia en 1816 y a sesenta y nueve años de la declaración de la independencia económica en 1947, las organizaciones nacionales abajo firmantes que nos sentimos parte de la corriente histórica del Peronismo Revolucionario, manifestamos: Independencia es ser nación sin arrodillarnos a ningún imperio.

Es decidir por nosotros mismos.

En nuestra concepción, independencia es no tolerar el hambre y la injusticia para con los humildes.

Hoy, los representantes del proyecto oligárquico imperialista nos quieren de rodillas.

Frente a su modelo de exclusión y de saña contra los trabajadores, contra su entrega de la patria, nos afirmamos en nuestras convicciones como peronistas consecuentes y enarbolamos orgullosos nuestras banderas de Justicia Social, Independencia Económica, Soberanía Política y Unidad Latinoamericana.

El 9 de julio es símbolo de lucha del pueblo argentino en la larga marcha hacia la liberación definitiva de Nuestra América.

No lo vamos a vivir como una fiesta (tal como lo hicimos en el 2010 con el bicentenario de la revolución de mayo) sino con la tristeza que nos da ver cómo vamos perdiendo derechos en la ofensiva reaccionaria.

Para subrayar su carácter dependiente y genuflexo, Mauricio Macri invita al Rey de España.

Acaso para pedirle perdón por la osadía de haber decidido ser libres hace 200 años, tal como las disculpas que les pidió a los grupos económicos españoles el Ministro de Hacienda.

Es una falta de respeto, tanto los pueblos originarios que sufrieron, como a las nuevas generaciones que vieron como las empresas españolas como Repsol se llevaron la riqueza de los argentinos.

Con voluntad militante recuperamos el camino de aquellos patriotas del Congreso de Tucumán, quienes -alentados por San Martín que preparaba la ofensiva nacional y popular desde Mendoza- se animaron a declarar la independencia del Rey de España y de toda otra dominación extranjera.

Queremos ser libres, también económicamente, como lo declaramos el 9 de Julio del 47, mientras construíamos la patria de la felicidad de la mano de Juan Perón y Evita.

Somos hijos de las luchas de nuestro pueblo contra los imperios de turno y sus socios oligárquicos.

Somos las resistencias de los pueblos originarios contra el invasor español, las guerras independentistas donde indios, gauchos, esclavos, militares y acomodados criollos pelearon juntos por la construcción de esa patria grande independiente.

Somos montoneras federales peleando contra el centralismo prepotente.

Somos ese proletariado anarquista y socialista, organizando gremios para pelear por sus derechos.

Somos producto de la causa radical peleando por democracia ante un régimen conservador que manejaba al país como su estancia.

Pero somos, fundamentalmente los descamisados, los grasitas de Evita, los que pateamos las puertas de la historia para liberar a Perón y ponerlo al frente de los intereses del pueblo.

Pero también somos hijos de la resistencia que se banco las proscripciones, los encarcelamientos, las torturas, los fusilamientos y las desapariciones.

Nos hemos curtido, como pueblo, en el fuego de esas resistencias.

Por eso no le tenemos miedo a la derecha cuando implanta su terror desde el gobierno.

Porque hagan lo que hagan podemos seguir cantando: ¡no nos han vencido!.

Somos parte de ese pueblo que vivió junto a Néstor Kirchner y Cristina una nueva primavera de más de una década.

Y estamos orgullosos a pesar del hostigamiento del partido mediático coaligado con el judicial.

El nuevo gobierno de Mauricio Macri representa aquellos intereses oligárquicos y colonialistas que hace 200 años combatieron a los que hicieron la revolución y declararon la independencia.

Empobrecen nuestro pueblo, pero también lo asedian desde lo simbólico.

Nada es casual.

Así como hoy invitan al Rey de España para celebrar la independencia, el 24 de marzo -a 40 años del golpe genocida del 76- trajeron a nuestras tierras al presidente del principal país imperial que desarrollo políticas de exterminio en la región.

Quieren borrar nuestra historia.

Sacan billetes con pintorescos animalitos en lugar de personas que construyeron esta patria.

Ya lo dijo con su exquisita pluma Rodolfo Walsh: “Nuestras clases dominantes han procurado siempre que los trabajadores no tengan historia, no tengan doctrina, no tengan héroes y mártires.

Cada lucha debe empezar de nuevo, separada de las luchas anteriores: la experiencia colectiva se pierde, las lecciones se olvidan.

La historia parece así como propiedad privada cuyos dueños son los dueños de todas las otras cosas.»

Tenemos 30.000 razones para perseverar en la memoria y honraremos su legado peleando por conquistar la justicia social que nos merecemos.

Y vamos a enfrentar a los que torturaron para ganar algunos millones más, así como a los que hoy nos dejan afuera del trabajo, negándonos una vida digna con sus ajustes, sus tarifazos y esta brutal transferencia desde el bolsillo de los trabajadores hacia la enormidad de las cuentas que fugan y centrifugan en paraísos fiscales.

A aquellos que hoy nos gobiernan les decimos con voz muy clara: No van a poder con nosotros, porque este pueblo no acostumbra a vivir de rodillas.

Ama su independencia, pelea por lo que sueña y no se da por vencido ni aun vencido, como decía el poeta Almafuerte.

Y porque tarde o temprano, cueste lo que cueste, los pueblos lograran su destino de grandeza y felicidad o, como nos enseñaba Evita: “la bandera flameará sobre sus ruinas”.

Peronismorevolucionario-550-Max

Patricia Fernández – Peronismo 26 de Julio; Quito Aragón – Corriente Nacional Martín Fierro- Marcelo Koenig – Corriente Peronista Descamisados – Emilio Pérsico – Movimiento Evita – Gastón Harispe – Movimiento Octubres – Federico Martelli – Movimiento de Unidad Popular”.