El titular de La Bancaria, Sergio Palazzo en el Congreso Nacional Bancario

PALAZZO: «SON TAN CORRUPTOS LOS QUE CUENTAN BILLETES EN LA ROSADITA COMO LOS QUE LOS CUENTAN EN LAS CUENTAS QUE TIENEN EN PANAMÁ».

«En estos tiempos donde el gobierno pasó a ser un aguantadero de los Ceos de las multinacionales, nosotros tenemos que realzar ese espíritu de lucha, libertario y revolucionario para decir muy fuerte que nosotros no estamos dispuestos a una nueva colonización económica que nos haga perder la dignidad».

El titular de La Bancaria, Sergio Palazzo, hizo un fuerte discurso al cierre del Congreso Nacional Bancario la semana pasada en Buenos Aires. Allí se refirió a los dichos del Ministro de Energía Juan José Aranguren y a la situación de los trabajadores a partir de la política aplicada por el gobierno macrista.

Palazzo se refiere a las frases sueltas que definen al actual gobierno, como cuando el Ministro de Hacienda Prat Gay dijo que iban a tener que elegir entre puestos de trabajo o discusión salarial. Luego alude a la del ministro Aranguren sobre que están aprendiendo sobre la marcha y le responde «andá Aranguren a hacer prueba y error con la reputa madre que te remil parió».

Luego señala la frase también de Prat Gay sobre el perdón a los empresarios españoles por lo que perdieron con Repsol y otras empresas, y le señala cómo quedó Aerolíneas cuando se fueron los españoles y que los trabajadores y el pueblo salieron a defenderla.

Y remata con «acá hay que pedirle perdón al pueblo argentino por las vicisitudes que les hicieron pasar los empresarios españoles».

Palazzo afirma que «son tiempos muy difíciles para los que decidimos tomar el camino de enfrentarnos con el gobierno» y que «hay un blindaje mediático fenomenal hacia el gobierno actual que no permite visibilizar la crítica y las consecuencias de las políticas».

Y que lo que cobra transcendencia y visibilidad son los hechos de corrupción, usándolos para no mostrar la otra realidad; que «son tan corruptos los que cuentan billetes en La Rosadita como los que los cuentan en las cuentas que tienen en Panamá».

Finaliza diciendo que en este Bicentenario tenemos mucho para festejar, porque «en estos tiempos donde el gobierno pasó a ser un aguantadero de los Ceos de las multinacionales, nosotros tenemos que realzar ese espíritu de lucha, libertario y revolucionario para decir muy fuerte que nosotros no estamos dispuestos a una nueva colonización económica que nos haga perder la dignidad».