Laura Fuxman me manda un wasap, ahora esta frente a la casa de Cristina :”¡Salió a la puerta a saludar!” ( me escribe emocionada)

ELLA TAMBIEN NECESITA AMOR

Por Martín García

Recuerdo el nerviosismo de Noe Gizzi cuando se mando al instituto Patria, la otra vez, para ver si la veia y estuvo a su lado, histérica de amor, las mujeres se enamoran tanto de la mujer que admiran, de su referente de todos. Sienten tanto.

Por Martín García

NAC&POP

02/07/2016

Larecibioelpueblo-550-Max

Vino

Otro día lluvioso y de noche (No podía asomar el sol como en Comodoro Py)

Dia de gripe.

Los militantes de La Campora, el movimiento Evita, Miles 3 T, el peronismo Militante, Descamisados, etc estaban allí emocionados y mojados.

Firmes y alegres.

Otra vez la emoción.

Y la prensa. (La prensa se emociona ante un hecho periodístico, aunque parezcan muy amortizados.)

La luz en su presencia.

La personalidad más destacada de Argentina.

Es la esperanza en persona.

Una persona, una personalidad, un personaje, un líder.

Una compañera.

Presionada por los esbirros de la embajada de los EE.UU. que siempre ponen a otro para que de la cara,.

Presionada por jueces corruptos, de una corporación corrupta, de un gobierno de corruptos, de una oligarquía corrupta.

Ella brilla, no solo por las luces.

Es ella. ¡Es Ella! Ahí se ve…Es Cristina.:!

“No es que nosotros seamos buenos, es que los demás son peores” resuena Perón en la conciencia nuestra.

“El liderazgo es una cosa natural.”. (leo en un reportaje a Horacio Ghilini)

Me metí en la cama pero pizpeo la compu. Hoy Sali un par de horas pero volví a la cama con  mi gripe  a cuestas.

Pero los compañeros me mandan videitos, recién salidos del celular.

Ese registrar nervioso, aventurero, esa narración muda, con luces, banderas, movimientos de personas, luces, giros inesperados, entusiastas.

Laura Fuxman me manda un wasap, ahora esta frente a la casa de Cristina :”¡Salió a la puerta a saludar!” ( me escribe emocionada)

Recuerdo el nerviosismo de Noe Gizzi cuando se mando al instituto Patria, la otra vez, para ver si la veia y estuvo a su lado, histérica de amor, las mujeres se enamoran tanto de la mujer que admiran, de su referente de todos. Sienten tanto.

Pienso en Cristina, saliendo a  la puerta a saludar, saludando desde la ventana de su casa, saludando a sus jóvenes, que le cantan y agitan las banderas, al salir del aeroparque, después de tanto tiempo sin contacto con nosotros.

Ella también necesita amor.

 

MG/