Declaraciones de un grande, un maestro, un referente: Alejandro Dolina en un reportaje de Dario Villarroel en su programa de Radio Del Plata “Secreto de Sumario”.

EL “NEGRO” DOLINA OPINA SOBRE EL “CASO LOPEZ”: -«MI ASCO POR LA CORRUPTELA, NO ME HACE PERDER DE VISTA CUALES SON MIS VISIONES POLÍTICAS».

Reportaje de Darío Villarroel

Tengo mi propia opinión acerca de la corrupción, es una opinión automática, que no requiere mucha argumentación, no se requiere un sostén ideológico, para estar en contra de un corrupto y de un delincuente, obviamente, uno piensa, que esa gente es una desgracia para todos, y que ojala que el pesos de la justicia caiga sobre ellos. Es más fuerte el daño que hace una política de hambre, que el daño que puede hacer una suma de corrupciones.

NAC&POP
18/06/2016

Alejandro Dolina, recién despierto, en plena mañana, accede a tener una conversación telefónica, con el periodista Dario Villaroel en su programa de Radio Del Plata.

Nosotros transcribimos, solo sus declaraciones.

Dolina:” No conozco mucho el caso, me parece que es un caso sobre expuesto.

Pero basar una ideología, una forma política, una acción política, en oponerse uno, a los corruptos, no es nada que yo sepa entender.

Mi asco por la corruptela, no me hace perder de vista cuales son mis visiones políticas que no tiene nada que ver, con esto que está ocurriendo, y me parece que quizás el daño social, es más fuerte el daño que hace una política de hambre, que el daño que puede hacer una suma de corrupciones.

Por otra parte, como insisto, no tienen un color político, son corrupciones, de uno y del otro lado, y detesto, estar, uno, pidiendo perdón porque, este o aquel delincuente, pertenecían a las filas de este o aquel partido.

Parece como si la discusión política fuera a ver quien tiene menos corruptos, menos violentos, menos violadores, ¡Que se yo!… no … así.

Evidentemente así no funciona la discusión.

Te cuentan la historia de López y hacen como una carita, como diciendo ¡Esto es lo que hace el Estado inclusivo!… personas que se apoderan de los bienes ajenos.

No es así, no funciona así.

Dario Villarroel: ¿Que pensás de los artistas que adhirieron y adhieren al proyecto y salen a dar explicaciones…

Dolina: Hacen mal.

En realidad el comportamiento que han tenido los artistas y los intelectuales, que han estado del lado de, digamos así, de los progresistas (en estas últimas contiendas) han sido conmovedoramente torpes.

Es así.

Cada declaración parece sacada del manual de “cómo no ganar amigos”, digo, para explicar mejor, esto que acabo de decir.

Me parece que la captación política de la población, en este último año, ha estado, diría yo, marcada por una acción que parece libreteada por el enemigo.

Entonces aparece un Señor que dice que él va a votar a Scioli, desgarrado, bue … parece un jugador de futbol… y sin embargo era un intelectual.

Cantidad de intelectuales diciendo que bueno, que no vayan a pensar, que ellos hablaban mal, porque iban a votar al peronismo y que en realidad lo iban a votar, pero no con tantas ganas, …como si los candidatos fueran ellos mismos, ¡que se yo! todas esas cosas, eso es horroroso, eso es horroroso.

Yo he escuchado decir también, que no convenía votar en las elecciones de la Capital, que fueron previas a las elecciones generales, no convenía votar a Lousteau, porque se iba a hacer crecer de esa manera un monstruo que bla bla bla bla…

Cualquiera que sepa de política, sabe que lo que vos tenés que tratar, es formarle un tipo de conflicto a tu adversario, para que tenga problemas a resolver, no … ¡No vaya ser cosa que se moleste Macri! ¿eh?

No votemos a su adversario, bueno … ahí se le pudo dar un dolor de cabeza a Macri, no se le dio.

Son pequeños ejemplos de la completa torpeza, especialmente de un sector de la población, que, naturalmente, no pertenecía al peronismo, sino al FPV, que se incorporó a él, pero no pudo, no pudo superar sus propios prejuicios, no pudo soportar el propio prejuicio de verse a sí mismo, todo un intelectual, todo un actor, todo un escritor nacional, formando parte de un movimiento áspero, como es el peronismo.

Yo creo que posiblemente, Cristina tenga que hablar, pero, a mí me parece, que seguir cumpliendo la agenda que otros marcan, no es más que seguir ese paso.

Creo que si nos quejamos de la sobreexposición, que este asunto tiene, forma esta queja, parte, también, de la exposición.

Ante la pregunta de la periodista Romina Calderaro: No piensa que “el que calla otorga”, Dolina responde: “-Que lo otorgue, si hay que otorgar, es preferible otorgar, y no salir a un ruedo a confrontar acerca de asuntos que son como son”.

No hay discusión política en una corruptela, no la hay, no hay una manera política de ver un afano, no hay una manera de izquierda y otra de derecha, se es corrupto o no.

Hay corruptos en todos lados, pero aquí, parece ser que la corruptela, es el correlato del progresismo y como le llaman también: del populismo.

Un remoquete que les resulta muy cómodo a los liberales, de decir: -Bueno… aquí están estos populistas que incluso afanan! (para darle un poco más de color bandoleril a su política).

Bueno, no es así.

Creo que uno debe quedarse callado, hasta tanto alguien proponga una discusión política y después de todo no está mal quedarse callado y ciertas inacciones son preferibles a ciertas sobreactuaciones.
Yo en general, tiemblo, cuando están por hablar los nuestros, tiemblo.

Ahora: El poder político es el poder económico.

Ha ocupado enteramente el poder político al poder económico.

Basta con examinar la lista de ministros y su pertenencia a las entidades más poderosas de la economía, a empresas, estoy hablando de empresas, no de gente que viene de empresas, que tiene una vida empresaria, exitosa, muy llena de vínculos, y bueno… ahora ese círculo de empresas se completa con un circulo de instituciones que funcionan de consuno.

De este gobierno no me sorprende nada, si hay algo que no es este gobierno, es sorprendente.

Es un típico gobierno liberal, casi que calca un modelo que se ha producido muchas veces en la Argentina y me parece que hacerse el sorprendido pensando que esto no era lo que uno voto o lo que uno esperaba, me parece irrisorio.

¿¡Que otra cosa esperaban que hiciera Macri!?

¿La Reforma Agraria?

El ingrediente de la felicidad, de la buena onda, de la alegría en la pobreza, el relato, eso es “comunicacional”, eso es lo que la “astucia” que, de algún modo, debimos haber aprendido nosotros.

Para terminar quiero decir que el mundo está lleno de cosas hermosas, cosas que no son el Sr. López, cosas que no son la brutalidad de los ajustes, que son funcionales a la prosperidad de las grandes empresas, cosas como canciones, cosas como estudiantes de letras, o de teatros, o de agricultura, que andan por ahí con sus sueños y que por hay, tiñen algunos minutos de cada día, de una intercomunicación que produce felicidad y produce buenos frutos, así que, siquiera como homenaje a esas cosas buenas que tiene el mundo, marchemos por la vida, un poco mejor predispuestos con el prójimo.