Un personaje que se da el tupé de juzgar con tal ligereza su relación con Cristina como para ponerse en juez sin ninguna prueba, para poder ser también, ahora, funcionario de Macri.

CHISME DEL AMBIENTE: APARECIÓ OTRO TRAIDOR : «PACHO O DONNELL»

Por Martín García

Es increíble que este personaje que haya vivido de los gobiernos populares en canje de su importancia impostada e increíble también que le hayamos dado tanto lugar y tantas oportunidades. Por personajes así no hemos avanzado mas en aquello que es verdadero en la cultura nacional y popular.


Por Martín García
NAC&POP
17/06/2016
Miremos lo que publica el diario Perfil y a lo que se ha prestado el “periodista” Ernesto Tenenbaum
“Tras la detención del ex Secretario k
O’Donnell contra CFK: «Fue una corrupción organizada desde la Rosada»
Perfil
17/06/2016
El historiador habló sobre el caso López y dijo «lo mejor que podría hacer Cristina es pedir disculpas como un gesto de dignidad».
El historiador y fundador del revisionista Instituto Histórico Manuel Dorrego Pacho O’Donnell que se mantuvo cercano al kirchnerismo ahondó sus actuales diferencias con el espacio político por la escandalosa detención de José López.
«Lo mejor que podría hacer Cristina es pedir disculpas», lanzó.
En una entrevista radial con Ernesto Tenembaum, O’Donnell indicó que “evidentemente esto es una organización de muy alto nivel.
No nos encerremos en López, también hay empresarios privados, jueces, periodistas que estuvieron involucrados en esto”.
O’Donnell, quien dio un portazo y se retiró del Instituto Dorrego al denunciar que adentro había “lacras”, profundizó sobre el entramado de corrupción de la obra pública durante el kirchnerismo y apuntó hacia arriba: “Estamos hablando de expedientes con la firma presidencial, esto fue un plan orquestado y protegido desde la Casa Rosada”, indicó.
Tras la carta que difundió la ex Presidenta desligándose del caso López, el historiador disentió con el tono de la misiva y pidió: «Lo mejor que podría hacer Cristina es pedir disculpas como un gesto de dignidad”.
El ex Secretario de Cultura porteño durante el gobierno de Alfonsín se preguntó “¿cómo se explica esa voracidad tan explícita?
¿Por qué manchar una gestión que tuvo tantos éxitos?”.
“En la base de esta terrible corrupción esta la idea de que la política tiene que ser financiada.
La idea de que la política no sirve para nada y que es siempre corrupta es muy grave”.
Y aseguró que “el peronismo tiene que rendir una cuantas cuentas y debe pedir disculpas”, concluyó.

Hasta aquí la nota de Perfil acerca de la nota de un periodista antiperonista como Tenenbaum.

Pacho O´ Donnell iba a la inauguración del Teatro Colón de Macri, mientras todos los demás estábamos celebrando el Bicentenario en las calles con Cristina, poniendo los huevos en distintas canastas, jugando a estar por encima de las cuestiones menores como por ejemplo “Patria o Colonia” o “Patria o Buitres”…ya que parece que –mientras él esté con posibilidades de administrar algún dinero del Estado o algún poder- es capaz de ir a cualquier ámbito que lo acomode y poner su sonrisa o su desdén, en cualquier foto.
Esta capacidad de ser Secretario de Estado con Alfonsín, con Menem o con Kirchner y ahora ofrecerse para serlo de Macri.
Un personaje que se da el tupé de juzgar con tal ligereza su relación con Cristina como para ponerse en juez sin ninguna prueba, poniendose a tiro para ser también, funcionario de Macri.

(Hay que prestar algún servicio para que lo llamen)
¿Quién se cree que es?
¿Quien es él, para juzgar al peronismo?
¡Otra vez se pone por encima de todos!
No tenemos buenas referencias suyas en la administración del Estado, más vale pésimas, tampoco las quiero hacer publicas ahora, solo digo que tenemos una nueva prueba de su cretinismo, panquequismo, ambición y traición.
Siempre tuvo ese aire de saltinbanqui.
Simulador, travesti, oportunista.

Fatuo.
Un personajón de fama artificial que se ofrece como «importante» en la góndola del disimulo.
Invento un prestigio inmerecido para venderlo al mejor postor.
Lo ha vendido bien, le ha sacado el jugo.
Me dan asco estos personajes ceremoniosos, lamedores de egos, tan abyectos y miserables.
Los traidores a los que se refería Evita.
Personajes insignificantes en la historia.
Mas importantes que la mierda.
Los «oligarcas» de adentro.
Prefiero los héroes anónimos que han dado su vida por esta causa del pueblo.
Enormes, y casi anónimos.
Los que trabajan anónimamente por los demás, en cada barrio, en cada club, en cada Ateneo, en cada Centro Cultural.
Esos si que son importantes.

Habiendo historiadores serios, valiosos y dignos como Norberto Galasso ¡Para que perdimos tiempo con esta lacra!

MG/