"Mas peligroso que mono con navaja...." (refranero popular)

MACRI, COMO MONO CON NAVAJA

Por Jorge Rachid

Las FFAA hasta el año 83 tenían como hipotésis de conflicto a los países limítrofes, nuestros hermanos latinoamericanos, los países ahora miembros del Mercosur, Unasur y Celac, teoría instalada, desde el golpe de la revolución fusiladora de 1955, destrozando la teoría geoestratégica de Perón del ABC, alianza de Chile y Brasil con nuestro país. A partir de esa concepción, las FFAA manipuladas por sectores civiles y extranjeros al servicio de intereses extranacionales en lo geopoítico y económicos en el modelo de país.

Por Jorge Rachid
SIN MORDAZA
2/6/16

1- Así denomina el leguaje popular la derogación de la Resolución del Dr. Alfonsín de enero de 1984, apenas recuperada la democracia, después de la larga noche del terror de la dictadura cívico militar, del Decreto que estipulaba que las FFAA estaban bajo la juridicción del Comandante en Jefe de las mismas, que es el Presidente de la Nación y todas sus acciones internas, definidas por autoridad civil del Ministerio de Defensa.
2- Este retroceso de mas de 30 años en la consolidación de la democracia, sólo tiene explicación en una palabra: claudicación nacional.
No porque alguien piense que las FFAA deben desaparecer de las instituciones democráticas, pero sus misiones y funciones, deben ser determinadas por los objetivos estratégicos de la Nación.
3- Las FFAA hasta el año 83 tenían como hipotésis de conflicto a los países limítrofes, nuestros hermanos latinoamericanos, los países ahora miembros del Mercosur, Unasur y Celac, teoría instalada, desde el golpe de la revolución fusiladora de 1955, destrozando la teoría geoestratégica de Perón del ABC, alianza de Chile y Brasil con nuestro país.
4- A partir de esa concepción, las FFAA manipuladas por sectores civiles y extranjeros al servicio de intereses extranacionales en lo geopoítico y económicos en el modelo de país, de perfil agro exportador, colonial y sumiso, fuesen protagonistas excluyentes de décadas nefastas de la historia nacional, provocando los enfrentamientos sociales y políticos graves de las décadas que sucedieron a los golpes militares.
5- Es que las FFAA se convirtieron en el brazo armado de la represión política, en la policía secreta y de la persecusión, el encarcelamiento, el exilio y el asesinato de los jóvenes militantes obreros y estudiantes, que protagonizaban las gestas revolcuionarias de recuperación democrática y la vuelta de Perón al país, mancillado, degradado, excomulgado por las cúpulas del poder cipayo de la larga noche argentina.

6- Ahora el macrismo por orden y cuenta de terceros, vuelve a entregar a las FFAA la potestad de elegir sus caminos, de ser instrumento de su propia dinámica política y sistema de alianzas, por fuera del poder democrático.
Realmente un paso pelgroso y como dice el dicho popular que encabeza la nota.
7- Esta dinámica llevó en las décadas de los 60 a integrar a las FFAA a la Escuela de las Américas, que no era ni escuela ni americana, era el centro de adoctrinamiento militar de EEUU en su lucha contra el comunismo, el peronismo, el populismo y todos los ismos imaginables, contrarios a sus intereses.
De sus filas salieron todos los dictadores latinoamericanos desde Videla a Pinochet, desde Mont a García Meza y otros.
8- Fue la época que bajo la batuta de EEUU, las FFAA latinoamericanas comenzaron a instrumentar el Plan Cóndor, complementación de persecusión continental entre la coordinación de los servicios secretos, a los fines de evitar el exilio de los militantes, que fueron secuestrados en cualquier país y remitidos a su país de origen, como lo acaba de demostrar 40 años después, el juicio con condenas que se desarrolló y finalizó en nuestro país, ejemplo ante el mundo de los delitos de lesa humanidad.
9- El sólo hecho de pensar que el citado decreto puede dar lugar a nuevas experiencias en ese sentido, que hoy EEUU con la excusa del «terrorismo» practica en sus cárceles clandestinas en Eurpoa Central y en Guantánamo, secuestrando gente de lugares lejanos, remitiendolo a sus centros de prisioneros, sin juicio, ni comunicación alguna, sin avisar a sus familias si están vivos o muertos, sometidos a torturas y condiciones de vida extremas, en nombre de «la libertad y la democracia», provoca profundo dolor.
10- No lo toleraremos los peronistas ni el pueblo argentino.
No podrán reinstalar el terror, el miedo y la represión.
El pueblo en las calles como en las décadas descriptas los vencerá nuevamente.
Sepan quienes produjeron sumisamente estas órdenes que recibieron la embajada, que serán responsables ante al historia, como lo es hoy el desfile de asesinos, aunque quieran dar lástima por estar viejos, que fueron juzgados con las armas de verdad, memoria y justicia, condición indispensable de la forma de vida democrática, que los argentinos hemos elegido como modelo político.

JR/