El ministro macrista pasó por alto la corrupción, falta de inversión y vaciamientos flagrantes que cometieron las principales empresas españoles en su paso por Argentina.

SIN VERGÜENZA – PESE A LOS VACIAMIENTOS, PRAT-GAY PIDIÓ «DISCULPAS» A LOS CAPITALES ESPAÑOLES

Pasando por alto los ostensibles casos de vaciamiento y desinversión de Repsol y Marsans en YPF y Aerolíneas (permitidos por el menemismo), Prat Gay pidió en Madrid «disculpas por los últimos años, por lo que han sufrido los capitales españoles» en Argentina.

Redacción En Orsai // Lunes 30 de mayo de 2016 | 12:17

 

Los empresarios españoles Díaz Ferrán y Antonio Mata recibieron una pena de dos años y dos meses de prisión por haber defraudado al fisco por 99 millones de euros en la compra de Aerolíneas

Alfonso Prat Gay, quien se encuentra en Europa en busca de inversiones en nuestro país, pidió este lunes en Madrid «disculpas por los últimos años, por lo que han sufrido los capitales españoles» en la Argentina.

Durante un acto organizado por Nueva Economía Fórum, al que asistieron empresarios, diplomáticos y medios de comunicación, el ministro de Hacienda y Finanzas expuso sobre las «grandes oportunidades» que ofrece la Argentina en sectores donde las empresas españolas son muy competitivas como el turismo, las energías renovables o las infraestructuras.

El funcionario habló de «corrupción obscena» durante el gobierno de la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner, apostó por «ordenar el derroche del gasto» y prometió una reducción gradual de la inflación hasta llegar al 5% en 2019.

«Después de doce años de destrucción sistemática de las reglas más básica, necesitamos un mínimo de cuatro años», afirmó el funcionario argentino.

El ministro macrista pasó por alto la corrupción, falta de inversión y vaciamientos flagrantes que cometieron las principales empresas españoles en su paso por Argentina.

Hace dos años, por caso, los empresarios españoles Gerardo Díaz Ferrán y Antonio Mata recibieron una pena de dos años y dos meses de prisión al ser encontrados culpables de haber defraudado al fisco por 99 millones de euros en la compra de Aerolíneas Argentinas en 2001 por parte de Air Comet, una sociedad del grupo Marsans.

Amparados por el poder político menemista, tanto Marsans (propiedad de Antonio Mata, socio de Jorge Lanata en el ex diario Crítica) como Repsol vaciaron Aerolíneas Argentinas y la petrolera YPF.