Quienes entreguen los sueños, no merecen llamarse argentinos

«CUANDO LA PATRIA ESTA EN PELIGRO, SER PERONISTA ES UNA OBLIGACIÓN» (EVITA)

Por Jorge Rachid

El gobierno que sigue escondiendo su política detrás de la pesada herencia, ha producido en pocos meses con la apertura irrestricta de las importaciones, como con los Tratados de Libre Comercio que está por firmar, el colapso de las pequeñas y medianas empresas con la consecuente ola de despidos.

Por Jorge Rachid

SIN MORDAZA

24/5/16

1- Hace apenas 6 meses el movimiento obrero organizado, reclamaba la derogación del impuesto a los altos ingresos, llamado impuesto a las ganancias.

Hoy se moviliza y clama por el cese de los despidos.

2- Hace poco mas de seis meses, los argentinos discutíamos los planes de 12 cuotas, como preocupación de nuestros desvelos por equipar nuestras casas.

Hoy compramos carne a 100 grs, ante las disparada de precios.

3- Hace apenas 6 meses opinábamos sobre las estadísticas de la UCA sobre los índices de pobreza, si eran del 23% como decían o del 16% como decía el gobierno.

Pero desde Red Solidaria hasta la UNICEF y la FAO, premiaban a nuestro país por lograr avanzar en el «hambre cero».

4- Hace apenas 6 meses el país crecía al 2,1% anual, único país de la región en crecimiento y con un desempleo del 6,8% casi estructural, difícil de perforar.

Hoy no sólo hemos entrado en recesión sino que los despidos ya han impactado dos dígitos al desempleo.

5- La devaluación y el ajuste deterioraron los niveles de ingresos fijos de las asignaciones universales, jubilaciones y pensiones, trabajadores no conveniados a sus mínimos niveles desde el 2001.

La transferencia de riquezas a los sectores concentrados del poder económico ha aumentado la brecha entre los sectores ricos y pobres, como en la década infame.

6- El gobierno que sigue escondiendo su política detrás de la pesada herencia, ha producido en pocos meses con la apertura irrestricta de las importaciones, como con los Tratados de Libre Comercio que está por firmar, el colapso de las pequeñas y medianas empresas con la consecuente ola de despidos.

Los 90 de manual.

7- El país tenía hasta hace 6 meses la menor ratio de deuda externa del mundo, con una deuda exigible en dólares, del 13% del PBI, con la reestructuraciones del 2005 y 2010 en marcha.

El pago sumiso a los buitres, sumado a los nuevos créditos elevó esa ratio a casi el 20% y produjo el endeudamiento mas importante del siglo de países emergentes, por casi 20 mil millones.

8- Hasta hace poco las Malvinas constituían una política de estado del país avalada por todos los sectores políticos, que ahora ha sido desactivada por la Canciller del Departamento de Estado que nos mandaron de canciller argentina, que minimizó el problema, enterró a nuestros muertos, entregó los recursos naturales y se despreocupó del Tratado Antártico del año próximo al permitir la operación conjunta de la OTAN en Malvinas y la nueva base de EEUU en Tierra del Fuego.

9- Los últimos 15 años América latina se levantó orgullosa a la faz de la tierra como dice nuestro himno nacional, desde UNASUR, recreando el espíritu y colaboración solidaria de los países de la región.

Ha sido destruído con la complicidad de nuestra canciller y el presidente, que se han apresurado, como buenos empleados del mes de EEUU, a reconocer el gobierno golpista de Brasil, postergando una vez mas el sueño de nuestros Padres Fundadores San Martín, Artigas y Bolivar.

10- Mañana se conmemora la declaración de la emancipación nacional, mal llamada revolución cuando sólo tomó en sus manos los destinos a la deriva de una colonia sin rey y se transformó en Provincia de las Cortes de Cadiz.

Debieron pasar 6 años de luchas, muertes, dolores de parto hasta la Declaración de la Independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata, no de la Argentina como nos enseñan en las escuelas.

De ese Congreso y el anterior de 1815 de la Liga de los Pueblos Libres, integraban sectores de Bolivia, Paraguay, parte de Río Grande so Soul, como congresales entusiastas de la Patria Grande.

Es una tarea pendiente, un desafío abierto, una utopía compartida de los pueblos latinoamericanos.

Quienes entreguen esos sueños, no merecen llamarse argentinos