La entrega del país y la región al "Imperio" anglosajón esta en marcha "acelerada" por los "lamebotas de los EE.UU.

LOS LAMEBOTAS*

Por Fernando Morales

Retomar la relación militar bilateral y conseguir equipamiento para las FFAA gestiona en Washington una comitiva encabezada por el Viceministro de Defensa Miguel Ángel Tello y el secretario de logística Walter Ceballos, manteniendo contactos de máximo nivel con autoridades del Pentágono. Pretenden instalar una base militar norteamericana en Usuahia y también otra en la Triple Frontera.

Por Fernando Morales

InfoBAE

17 de mayo 2016

La cuestión del virtual estado de inoperatividad de las FFAA, no es un tema menor para la administración de Mauricio Macri.

De hecho en los meses que lleva el actual gobierno se han producido varios pequeños gestos impensados durante la gestión kirchnerista.

Para comenzar, los máximos jefes de las tres fuerzas y el jefe del Estado Mayor Conjunto, fueron recibidos por el Presidente de la Nación tal como corresponde a quien detenta la condición de Comandante en Jefe de las FFAA.

Una práctica que había quedado de lado.

El Presidente asistió en persona a la tradicional «orden de zarpada» de la Fragata Libertad oportunidad en la que oficialmente se anunciara que nuevamente el buque escuela partiría con destino a puertos de las principales potencias navales del mundo en lugar de los anteriores viajes acotados a países afines al modelo.

Por otra parte, la asignación de tareas sociales al personal militar, ha sido re-enfocada hacía la ayuda humanitaria en ocasiones de emergencia sanitaria o catástrofes.

Tal el caso el operativo montado por el Ministerio de Defensa en coordinación con otras carteras en todas las áreas afectadas por las últimas inundaciones en el NEA.

En el área bajo el mando de Julio Martínez son enfáticos a la hora de explicar que los militares no están para construir casas o pintar barrios carenciados como actividad normal.

Yendo netamente a cuestiones operativas; es totalmente válido imputar a la gestión de Agustín Rossi la repotenciación del Hércules CK 130, recientemente concluida.

También la adquisición de los kits de actualización para el resto de la flota Hércules de la FAA.

Pero la gestión de Cambiemos ha metido mano firmemente en los grandes núcleos de «militancia improductiva» creados durante los últimos años.

Fabricaciones Militares y FAdeA ( la fábrica argentina de aviones) son dos claros ejemplos de ello.

En el primer caso se produjo una importante reducción de personal irregularmente contratado y se han eliminado todas las tareas ajenas al objeto principal de las plantas fabriles militares.

Para el Caso de Fábrica de Aviones (FAdeA) la meta es lograr que en unos meses la planta se encuentre operando a pleno y concretamente repotenciando los aviones de la aviación militar.

La última compra de material militar provino de Rusia; en la práctica se trató de cuatro viejos remolcadores civiles, que generaron muchas críticas incluso por parte del hoy ministro Martínez desde su anterior sillón de vicepresidente de la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados.

No obstante la Armada Argentina hizo comprender a Martínez que a comparación con los más de 70 años que tienen algunas unidades auxiliares de la flota de mar, las naves podrán ser utilizadas adecuadamente

Pero por el momento el gobierno ha cambiado de ángulo la mira a la hora de abrir canales de diálogo para reponer armamento.

En este mismo momento en Washington una comitiva encabezada por el Viceministro de Defensa Miguel Ángel Tello y el secretario de logística Walter Ceballos, mantienen contactos de máximo nivel con autoridades del Pentágono a efectos de retomar la relación militar bilateral y eventualmente conseguir equipamiento para las FFAA

«Debemos retomar un camino cuyo último tramo tuvo a un canciller de la república violentando con un cortaplumas el equipaje de fuerzas norteamericanas que venían a instruir a fuerzas policiales locales» sentencia a este portal un funcionario del área de relaciones internacionales del ministerio a cargo de Martínez.

La delegación argentina se reunirá el próximo miércoles con Rebecca Chávez; subsecretaria de defensa para el Hemisferio Occidental. »

Procuramos retomar una instancia política que era habitual entre Argentina y EEUU» explicó Tello en una declaración oficial emitida por el Ministerio de Defensa.

Los temas en agenda son : Intercambio en áreas de Defensa, trabajo conjunto en fuerzas de paz, reactivación de cursos para personal superior y subalterno de las FFAA, entrenamiento de piloto e intercambio de tropas para atender situaciones de emergencia y/o catástrofes.

Entre líneas los funcionarios aclaran que de la mano de este tipo de acuerdos vienen atadas las posibilidades de acceder en condiciones ventajosas de equipamiento militar.

Ya se planea desde el ministerio de defensa un encuentro similar al actualmente en desarrollo, pero esta vez en Buenos Aires.

A nivel local, ya tiene visos de realidad la construcción de cuatro lanchas de entrenamiento para la Armada en los Astilleros Río Santiago dependientes del gobierno de la Provincia de Buenos Aires; la gran asignatura pendiente por otro lado es la culminación de la reparación del Rompehielos Almirante Irízar.

Informes reservados al ámbito ministerial indican que con todos los «astros alineados» difícilmente el país pueda contar con la nave antes de finales de 2018.

Aunque la información oficial sigue refiriendo a finales de este año como meta.

Según InfoSiberia Macri envió una delegación del Ministerio de Defensa a Estados Unidos para instalar una base militar norteamericana en Usuahia.

También instalarían otra en la Triple Frontera.

Es producto de lo acordado con Obama en su visita de marzo.

La entrega del país y la región al «Imperio» anglosajón esta en marcha «acelerada» por los «lamebotas de los EE.UU.

 

Título en el original: «Cambio de paradigma en el área de Defensa»