Se regodean, van a lo bajo, no escatiman, piensan qué lindo felicitar al que limpia los baños.

¡CÓMO BRILLA ESE BAÑO!.. PERO ACÁ TE QUEDÓ UNA MANCHITA. (EL CORO DE LA FELICIDAD)

Por María Pia López*

 

“Lo de las piletas fue un escándalo. Derroche, fiesta impaga, ahora se viene el sacrificio. Querías zambullida para todos, ahora tenés celdita en la cárcel. Ja, no te imaginabas querida. Dicen linchamiento. Puede ser: ejemplarizar. Que no jodan. A Gerardo no le tiembla la mano. Ejecuta. No dejemos de mandarle guita”.

Por María Pia López

Relámpagos

Agencia Paco Urondo

APU

13 Mayo 2016

 

Claro.

Que siga contento de limpiarlos.

Nada de subir sus pretensiones.

Querer más.

Imaginar un destino universitario para sus hijos.

No: el buen siervo.

Orgulloso de su tarea.

Viñas decía: niños y criados favoritos.

Quietito, ahí, pasando el lampazo.

Alegre.

¿Sabés vieja?

Hoy vino el presidente, un señor muy bien, y me abrazó, me agradeció por los cien pesos.

No quiso probar las tortas fritas.

Este sí que es un señor, no como la otra, que abrazaba a los negros de la villa.

Y la de fotógrafos que había.

Cómo no voy a estar contento.

Uno trabaja todo el año.

Para progresar.

Nadie te regala nada.

O sólo lo que le sobra.

Bien, Marcos, salió muy bien la foto.

Impecable.

Nosotros en el barro del conurbano, con esas casitas a medio hacer, elogiando a los limpiadores de baños y en Capital los universitarios marchando.

Nadie se va a enterar si eran muchos.

La foto es la nuestra.

Que ellos queden como vagos.

Los que no pueden leer textos y comprenderlos.

Un golazo la frase de Esteban.

Matamos con esa.

Ni que fuera profesor y escuchara lo que se dice en las salas de maestros.

Vagos, malentretenidos, díscolos, no estudian, los becan, nos obligan a recibirlos, negros.

Chochos van a estar los docentes.

Aplazos ya, universidades basta.

Dejense de joder, que para trabajar en McDonalds no se necesita.

Se acabó la joda, que vayan a laburar.

Fueron años negros.

Se creían dioses.

Que podían hacer lo que querían, barril sin fondo.

Que trabajen y los felicitamos.

Que muestren que se esfuerzan.

Sin tanta paritaria.

Que hagan las casitas pero no derrochen en piletas.

Que lleven documentos.

No se puede circular por cualquier lado, tiene razón la gente que reclama por seguridad.

Dicen que hay calles que tenés que cruzar de vereda para que no te afanen.

En el barrio nuestro no.

Pero cuando salís de campaña tenés que llevar guardia.

Lo de las piletas fue un escándalo.

Derroche, fiesta impaga, ahora se viene el sacrificio.

Querías zambullida para todos, ahora tenés celdita en la cárcel. Ja, no te imaginabas querida.

Dicen linchamiento.

Puede ser: ejemplarizar.

Que no jodan.

A Gerardo no le tiembla la mano.

Ejecuta.

No dejemos de mandarle guita.

Encarcelar, poner orden, pero repartir: que vean que nosotros también tenemos buena voluntad.

Con tiempo llegará la sequía, ahora momento de llamas gordas.

Evitar que la defiendan.

No, querido, no son coimas.

Inversión.

Entusiasmo para todos.

Salir del melodrama.

Mejor el folletín del gordo.

O la cueva: las montañas de verdes, Lazarito contando.

Hermoso.

Con lo fácil que es hacer depósitos electrónicos.

Se creían que eran eternos.

Ganamos en buena ley.

Con alegría y sinceridad.

En Brasil salió más raro.

Pero ya los felicitamos, somos gente de bien.

No discriminamos, hay quien es joven y puto, alguna feminista y lesbiana, Buenos Aires ciudad gay friendly, una militante es pobre y le da de comer a los pibes.

Y están en el gobierno.

Los que hacen las cosas bien están con nosotros.

Son los que no se dan ínfulas.

Aceptan el lugar que les tocó y son emprendedores ahí. Ínfulas: que poder político, que autoorganización, que derechos de nuevo tipo.

Merendero y a la cama.

Refugio para minas golpeadas y los tacones apuntando al techo de cristal.

Si no hay alternativa, viejo.

Que el que vende tortas fritas y el que limpia los baños lo sepa.

En realidad lo sabe.

Puede no gustarle mucho.

Por eso, hay que sobarle el lomo.

Bien, bien, querido, qué lindo brilla el inodoro.

Qué suerte que tenés, hacés un trabajo útil, no sós un planero.

Y si tu nieto tiene un promedio de diez en la escuela te lo becamos en la universidad y ahí sí que estará por sus propios méritos y no un derecho que si es general ya no tiene gracia.

Mérito y esfuerzo, entusiasmo y no melodrama.

Todos: emprendedoristas, a full con la economía creativa.

Como vos, que hacés tortas fritas.

Sos un emprendedor.

Como los viejos inmigrantes, tu abuelo, el mío.

Reventaban en los conventillos y en las fábricas, nadie les regalaba nada.

No como los de ahora.

Medio indios.

¡Cómo brilla ese baño!

Gracias, gracias, por el esfuerzo común.

Y así es el trabajo privado.

No los estatales ñoquis.

Otros que tienen ínfulas.

Mi Dios, qué difícil este país.

Brasil tiene la suerte del evangelismo.

Hay que insistir por acá: mucho evangelio y respiración.

Alejandro la tiene clara.

Nuestro problema es que nos gusta el melodrama, andar lloriqueando por ahí y viviendo en conflictos.

¿O se olvidaron la voz de la otra, crispada y mandona, que sólo hablaba de política? La grieta que hicieron, che.

No tenían límites.

Nosotros y ellos.

No sabían lo que querían: decían capitalismo serio pero la gente podía vivir sin trabajar, de fiesta. Era mentira, simulacro, impostura.

Como decían muchos.

Todo para que la maquinita de billetes funcione y la fiesta siga.

Capitalismo serio es el nuestro.

La realidad.

Cada uno en su lugar, las cosas como son y a romperte el culo si querés otra cosa.

Lindo el baño, ¿no?

Pero acá te quedó una manchita.

 

MP/

 

https://scontent-gru2-1.xx.fbcdn.net/v/t1.0-9/13103353_1022332431188270_8511205296858608615_n.jpg?oh=607060a0f157392c04a8678a8d1367ca&oe=579D3B5B

 

RELAMPAGOS.

Ensayos crónicos para un instante de peligro. Selección y producción de textos Negra Mala Testa y La bola sin Manija. Para la APU. Fotografías: M.A.F.I.A. (Movimiento Argentino de Fotógrafxs Independientes Autoconvocadxs)

PIEDRA LIBRE

¿MACRI ESTABA MICROFONEADO EN EL ‘ESPONTÁNEO’ ENCUENTRO CON UN PUESTERO?

MMMICRO

El presidente ‘sorprendió’ a un vendedor de tortas fritas al costado de una ruta rosarina, y en las redes sociales no lo perdonaron, ya que según, se observa en las fotos, el mandatario fue al “emotivo” encuentro con un micrófono en su traje. ¿No era todo improvisado?

De la Redacción de Diario Registrado / Viernes 13 de mayo de 2016 | 02:20

Hace unos días, el presidente Mauricio Macri interrumpió su agenda para visitar a un vecino de rosario y ‘sorprenderlo’ con un ‘emocionante’ encuentro. Se trató de un vendedor de tortas fritas, que trabaja al costado de la ruta y que tras la asunción del mandatario le envió 100 pesos “para colaborar con el país”.

Mientras en los distintos medios afines al Gobierno celebraron este “emotivo” encuentro, en las redes sociales descubrieron que la ‘sorpresa’ del presidente, al parecer, no fue tan espontánea ni improvisada como se quería hacer creer. Es que a juzgar por las imágenes, Macri se reunió con el puestero con un micrófono en su traje.

Luego de encontrarse con el mandatario, el vendedor de 63 años denunció ante la prensa haber sido agredido por un vecino, acusándolo de ser “un lame traste” del presidente, según su propio testimonio.

MACRI QUISO FELICITAR A LAS ENFERMERAS POR SU DÍA Y TERMINÓ AFIRMANDO QUE «EL BAÑO ES UN MOMENTO DE REFLEXIÓN»

MMMVBAÑO

DyN

  • Miércoles, 11 Mayo 2016 13:14

El presidente Mauricio Macri afirmó que el baño «es un momento de reflexión», tras saludar a las enfermeras por su Día y advertir que «el día sería más lindo para todos» si cada argentino tuviese un «segundo» para «agradecerle a otro el trabajo que hace por el resto».

«Cada vez que entramos a un baño público y vemos a un trabajador limpiando para que esté impecable, si nosotros le dijésemos, en vez de pasar de largo, tal vez porque estamos llenos de problemas y por ahí el baño es un momento de reflexión, ‘gracias por tu tarea, gracias por tu trabajo, que permite que tengamos el baño bien para todos’, la energía sería otra, la alegría sería otro, el orgullo sería otro», planteó el Presidente, quien pareció tentarse de risa con su propia afirmación.

La inusual frase presidencial se disparó a propósito del Día Internacional de la Enfermera, que Macri quiso recordar al firmar un acuerdo para construir viviendas sociales en el partido bonaerense de Almirante Brown.

El jefe de Estado ahondó: «Viniendo para acá, paré en un centro de salud de acá a pocas a cuadras, a darle un beso a Gisela, la enfermera» para «agradecerle en su nombre el trabajo que hacen; cuántas veces cuando acudimos al hospital, ellas nos contienen». «Sería muy lindo que todos pudiéramos agradecer a otro el trabajo que hace por el resto. Que cada argentino pudiese decirle a otro, ‘gracias por lo que hacés, porque lo que vos hacés, es bueno para todos’. Si todos tuviésemos ese segundo, el día sería muy distinto para todos», había esbozado Macri antes de incurrir en la frase sobre los baños.

DyN