¿Qué pasará con todas las conquistas alcanzadas? Sabiendo que estamos entregando un Estado Nacional desendeudado, y que esto es propiciatorio para la toma de créditos internacionales, con las consabidas consecuencias de revertir la situación de soberanía alcanzada.

LA INCREÍBLE LEVEDAD DE LA CLASE MEDIA ARGENTINA

Por Eduardo Domínguez

Estos datos de la realidad objetiva nos compelen a ser prudentes y responsables con lo que se diga y se haga, por respeto a nuestro pueblo por un lado y por el otro porque en esta situación todos hemos sido responsables por acción u omisión (luego analizaremos el grado de responsabilidad de cada uno); en definitiva el marco de este debate debe seguir siendo el País que queremos: profundizar los postulados de nuestro proyecto Nacional y Popular.

«Nada podemos esperar si no es de nosotros mismos». José Gervasio Artigas

«LA CLASE MEDIA ARGENTINA EL ÁGORA DEL PENSAMIENTO HEGEMÓNICO COLONIAL».Juan José Hernández Arregui

 

 

Por Eduardo Domínguez

 

El 22 de Noviembre cerró un episodio democrático en nuestra Patria; el triunfo ajustado (pero triunfo al fin), de la ancha franja de los sectores medios de nuestro País, liderados por el cualunquismo discursivo del nuevo Partido gobernante.

 

Este resultado nos obliga a pensar y a repensar el alcance de la política que desplegó nuestro gobierno Nacional y Popular, pero por sobre todas las cosas nos coloca de cara a la metodología con que se pudo construir en estos doce años de gobierno de un mismo signo, donde los enormes logros obtenidos no alcanzaron para persuadir a todo este sector que no nos acompañó en las urnas.

 

Esta coyuntura electoral ha servido para reafirmar que lo más hermoso que tenemos es nuestro Pueblo, que dejó muy atrás a la dirigencia y a una militancia que no pudieron o no supieron leer el mensaje de los sectores medios en las urnas.

 

La altísima concentración de poder político de éstos, solo se verá comprometida por un ineludible proceso de reordenamiento del Peronismo y sus aliados naturales.

 

No es este el momento para entrar a fondo en este complejo terreno; porque antes que eso, tendremos que entender que la historia nos coloca nuevamente en una etapa refundacional del Movimiento Nacional, hay que encontrar o rediseñar los vasos comunicantes con la sociedad y sobreponernos a un discurso que solo nos satisface a nosotros.

 

Estos datos de la realidad objetiva nos compelen a ser prudentes y responsables con lo que se diga y se haga, por respeto a nuestro pueblo por un lado y por el otro porque en esta situación todos hemos sido responsables por acción u omisión (luego analizaremos el grado de responsabilidad de cada uno); en definitiva el marco de este debate debe seguir siendo el País que queremos: profundizar los postulados de nuestro proyecto Nacional y Popular.

 

La derecha neoliberal y conservadora se ha alzado con una victoria electoral, y esto no admite discusión.

 

La cultura del centralismo portuario se prepara para regir los destinos de Argentina, el problema es que sabemos de antemano a qué intereses responden.

 

Con ellos siempre ganan las corporaciones del poder concentrado y pierden los más vulnerables.

 

¿Qué pasará con todas las conquistas alcanzadas? Sabiendo que estamos entregando un Estado Nacional desendeudado, y que esto es propiciatorio para la toma de créditos internacionales, con las consabidas consecuencias de revertir la situación de soberanía alcanzada.

 

¿Qué destino correrán nuestras PYMES y sus trabajadores cuando se liberalicen los mercados?

 

Este patético escenario va más allá de las devaluaciones, que originará un dólar en 2016 a $ 20, sabiendo que esto afectará el poder adquisitivo de los salarios e impactará directamente en el consumo y en nuestro mercado interno (¿ Deflación versus inflación?).

 

¿Qué pasará con las economías regionales?

 

Sabiendo nosotros la naturaleza del Capitalismo salvaje que son proclives a practicar, cuando comiencen a hablar de la inviabilidad de algunas provincias.

 

¿Qué situaciones generarán en los espacios de integración como el Mercosur o la UNASUR?

 

Sabiendo que los anima integrarse rápidamente a la Alianza del Pacífico, cuyas condiciones de intercambio son peores que las del ALCA.

 

Estas son algunos de los desafíos a los que deberemos abocarnos con el federalismo como idea rectora y con las mejores tradiciones del Movimiento Nacional.

 

Podemos imaginar un alto grado de conflictividad social y político, si los sectores más ortodoxos del nuevo gobierno intentan aplicar sus recetas a rajatabla.

 

Esperemos que prime la mesura, porque allí reside la estabilidad institucional que todos anhelamos.

 

Para finalizar dejamos esta apreciación: Cualquiera de ellos o todos juntos, requieren de una recomposición dirigencial, que deberá estar a la altura de estos acontecimientos, defendiendo la institucionalidad política, que la coyuntura reclama.

 

Después de todo, perder una elección no significa perder las convicciones y la dignidad, este criterio nos orientará para defender los principios de una Argentina Federal e inclusiva.

 

Se abre entonces una nueva etapa de enunciar propuestas claras hacia adelante, abrigando una coherencia que pueda sumar a otras expresiones que integran la gran base social de nuestro proyecto de Nación.

 

TRANSFORMARG /