Desembarco de una fundación privada en la escuela pública: llegan los “codocentes”. Trabajan como “parejas pedagógicas” de los docentes nombrados por el Ministerio. Se ignora si tienen formación docente. Los contrata una fundación privada, una ONG que les paga un tercio del sueldo legal.

«ENSEÑÁ X ARGENTINA» = FUNDACIÓN PRIVADA DICTA CLASES EN ESCUELAS PÚBLICAS

Hace pocos días, y sin previo aviso, comenzaron a llegar a algunas escuelas porteñas los “codocentes” de la fundación Enseñá por Argentina, una institución privada asociada a importantes bancos y empresas, que cultiva una estrecha relación con el gobierno porteño, entre otros.

 

Hace pocos días, y sin previo aviso, comenzaron a llegar a algunas escuelas porteñas los “codocentes” de la fundación Enseñá por Argentina, una institución privada asociada a importantes bancos y empresas https://ensenaporargentina.org/empresas.html . Enseñá por Argentina cultiva una estrecha relación con el gobierno porteño, entre otros.

 

Los “codocentes” están en el aula -o sea en contacto con el alumnado-, participan de la planificación de contenidos y toman parte en el dictado de clases de las escuelas públicas.

Pero no atravesaron los concursos de antecedentes que establece la norma vigente y que es la garantía de la formación e idoneidad de los profesores.

Diario Z consultó el título y la formación de estos supuestos docentes a la Fundación Enseñá x Argentina el viernes a la tarde. Quienes atendieron el teléfono se negaron a brindar esta información y, ante la insistencia, directamente cortaron la comunicación.

Sin embargo, pudo averiguar que cobran un tercio de los haberes fijados por convenio para quienes ejercen legalmente la docencia en la escuela pública.

El contenido del programa que les ha facilitado el ingreso a las escuelas públicas es desconocido, ya que no es posible encontrarlo en la página web de la fundación, en la que abundan las generalidades y brillan por su ausencia las precisiones.

Los funcionarios de Enseñá por Argentina tampoco se mostraron dispuestos a responder una pregunta tan elemental telefónicamente. Lo único que queda claro en la página es que la ONG ofrece “un programa de formación en liderazgo”, fórmula habitual en el lenguaje marketinero de los CEO pero extraña a la pedagogía.

 

Los funcionarios de Enseñá por Argentina no se mostraron dispuestos a dar cuenta del contenido de su programa.

 

La sociedad de esta fundación con el gobierno porteño viene de lejos: en 2012 y 2013, recibió subsidios de la Ciudad. Desde 2011, animan una Escuela de Apoyo Escolar en Villa Soldati durante los veranos.

Un proyecto del bloque del PRO propone declarar “de interés cultural y educativo” la tarea de la fundación Enseñá por Buenos Aires.

Allí se destaca que “actualmente, 28 jóvenes profesionales trabajan en las aulas junto a docentes con el objetivo de desarrollar en los estudiantes las competencias académicas esenciales (…) y competencias socio-emocionales”.

Lo que no tiene respuesta, por el momento, es qué norma autoriza el ingreso de asociaciones privadas en las escuelas públicas de la Ciudad, qué convenios se establecieron entre la ONG y el Ministerio de Educación, sus alcances, plazos previstos y objetivos ni cómo se desarrollará la aplicación del programa educativo de “co-docentes”, entre otras preguntas básicas que permanecen en penumbras.

Lo que no tiene respuesta, por el momento, es qué norma autoriza el ingreso de asociaciones privadas en las escuelas públicas de la Ciudad.

 

Esta connivencia salió a la luz por denuncias de los delegados del sindicato docente Ademys.

 

Desembarco

 

“Lo aplicaron de manera sorpresiva, abruptamente. Como suele actuar el Gobierno de la Ciudad: sin consultar”, explica Juan Martirena, delegado de los profesores del Liceo 4. “Un jueves, hace dos semanas, durante una reunión docente cayeron representantes de la fundación a hacer una presentación marketinera del programa que venían promocionando.

 

Ahí hicieron circular una planilla para que se anotaran aquellos profesores que quieren contar con un ´co-docente´. Como las dificultades que hay en el aula son muchas y las respuestas del Estado pocas, varios se anotaron. Una semana después, les mandaron un mail avisando que se ponía en marcha y aparecieron tres o cuatro de estos ´co-docentes´ en las aulas”.

 

Martirena explica que “esto vulnera el Estatuto y la carrera docente y se aplica contra la voluntad de los docentes. Por eso enviamos a los supervisores del distrito una carta, firmada por más de 40 docentes, rechazando el programa.

Según nos contaron los mismos ´becados´ de la fundación, cobran $5000 por un módulo de 30 horas cátedra. Eso es un tercio de lo que deberían cobrar si fuesen docentes concursados. Tampoco sabemos quién es el que les paga. Lo que reclamamos es que manden esos cargos a concurso, porque son necesarios, respetando la normativa vigente”.

Según contaron los mismos ´becados´ de la fundación, cobran $5.000 por un módulo de 30 horas cátedra. Un tercio de lo que deberían cobrar si fuesen docentes concursados.

 

Dirigentes de Ademys anticiparon que harán pública la denuncia, exigirán explicaciones al Ministerio de Educación y presentarán un pedido de informes en la Legislatura.

 

Los socios

La sospechosa fundación cuenta con el apoyo de diversas empresas, la mayoría de ella ligadas al macrismo: incluso los bancos que fueron beneficiados desde que asumió Mauricio Macri.

En la lista figuran:

  • Banco Galicia
  • HSBC
  • Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires
  • Gobierno de la Provincia de Córdoba
  • Gobierno de la Provincia de Salta
  • LAN
  • Microsoft
  • Nestlé
  • Universidad de San Andrés
  • Universidad Austral
  • Deustche Bank
  • Renault
  • Ogilvy
  • Roche
  • Techint
  • DirecTV
  • DHL
  • VISA
  • Western Union
  • Telefé
  • UADE
  • UAI
  • UCA
  • Banco Supervielle
  • Telecom

Fuente: Diario Z.