Los casos de evasiones fiscales del diario La Nación por cientos de millones de pesos/dólares en aquellos tiempos, durmieron durante 11 años en la Corte Suprema de Justicia, cuyo titular pide ahora, "terminar con la impunidad".

LA VIOLENCIA MEDIÁTICA INVADE LA VIDA, ENTERRANDO LA VERDAD, CONSTRUYENDO UNA ILUSIÓN

Cuando se verificaron las informaciones que el gobierno francés pasó con las listas del HSBC de Suiza con 4.040 argentinos personas y sociedades, con más de 4.000 millones de dólares fugados en un sólo período, encabezado por Cablevisión, y seguido por las mayores empresas facturadoras del país, fue enterrado en los diferentes juzgados que no quisieron tomar el caso.

Por Jorge Rachid

 

1- Las detenciones intempestivas, mediáticamente filmadas y abusadamente transmitidas, de hechos judiciales, que deberían ser simplemente procesos de corrupción, como cualquier otro, son mostrados como ejes de una nueva política punitiva, que viene a terminar con ese flagelo, que sin dudas corroe a la sociedad, pero que debe extenderse a todos aquellos que han hecho del dinero sucio, una herramienta de poder. Eso llevará más tiempo, implicará a todos los sectores sociales y no será sólo un arma política, como ahora, destinada a tapar otras ollas putrefactas.

 

 

2- La lista de espera de los juzgamientos es larga, y sus tiempos de ejecución más largos aún, en algunos casos esperando pacientemente prescripciones por caída de expedientes. Así tenemos desde hace 8 años las denuncias de Arbizu, auto incriminado de JP Morgan, director ejecutivo de ese Banco, que ahora no sólo tiene ministro propio, sino que es uno de los que se ocupará de conseguir el negocio de los préstamos para pagar los buitres. La lista de empresarios fugadores duerme en los cajones del fiscal Marijuan, desde entonces.

 

 

3- Cuando se verificaron las informaciones que el gobierno francés pasó con las listas del HSBC de Suiza con 4.040 argentinos personas y sociedades, con más de 4.000 millones de dólares fugados en un sólo período, encabezado por Cablevisión, y seguido por las mayores empresas facturadoras del país, fue enterrado en los diferentes juzgados que no quisieron tomar el caso.

 

 

4- Los casos de evasiones fiscales del diario La Nación por cientos de millones de pesos/dólares en aquellos tiempos, durmieron durante 11 años en la Corte Suprema de Justicia, cuyo titular pide ahora, «terminar con la impunidad». Esa misma Corte que terminó dictaminando que debía pagar, «pero sin intereses» después de tantos años, con un juez supremo, pariente de los titulares del diario.

 

 

5- La empresas off shore en Panamá, que involucran a todos los funcionarios del gobierno de la Ciudad y ex directivos de SOCMA, desde hace más de 20 años, que incluyen al presidente en una verdadera asociación ilícita, junto a su ex directivo de la empresa, ex ministro de economía de CABA y actual intendente de Lanús, Grindetti , como así también a su ex directivo y secretario de CABA, Ibarra, actual ministro de los despidos, del llamado «modernidad», junto a Macri, Lopérfido, Angelici y otros miembros de ese grupo «impoluto», que pretende tapar la realidad con un arnés.

 

 

6- Sin dudas la sociedad argentina clama por la transparencia y la justicia sobre la corrupción política, empresarial, profesional, sindical, que ha invadido todos los niveles sociales en la práctica de una democracia basada en el dinero, los medios de comunicación, las operaciones de los servicios de informaciones, los métodos ilegales de invasión de la privacidad, la complicidad evidente de la justicia corrupta y los acontecimientos sesgados por las necesidades coyunturales de los gobiernos de turno. No hay corrupciones buenas o malas, hay sectores de poder que se han acostumbrado a este capitalismo salvaje de acumulación de riquezas, postergando los sueños de los pueblos y enterrando las esperanzas de un modelo social más justo.

 

 

7- Cuando quien dirige la Oficina Anticorrupción, debió ser nombrada por decreto especial, por no reunir los requisitos necesarios para el cargo, al no ser abogada como exige la ley de creación del organismo y por otro lado esa ex diputada del PRO, dirige una ONG financiada por los Fondos Buitres, que no sólo intentaron acorralar a nuestro país durante años, sino que consiguieron con la ayuda de un juez corrupto y un gobierno de EEUU, interesado en terminar con el «populismo», como finalmente coronaron con Macri, a quien a su vez financiaron su campaña electoral en 2,5 millones de uso, como informaron los diarios del exterior.

 

 

8- Es importante terminar con este cáncer que es la corrupción, tan importante como eliminarla de cada estamento de la sociedad en que anide, pero esa acción no les debe servir a los dueños del poder económico, para embestir contra la política como herramienta de construcción y ordenamiento social, en la idea que la mejor práctica de la política, es el Estado ausente con una política basada en el Mercado, manejado por los empresarios que en el caso de la Argentina, cuando la economía está absolutamente transnacionilizada,

 

 

9- La corrupción anida también en la direccionalidad de los despidos realizados en estos 100 días de gobierno, destinados, más allá del eufemismo del «déficit fiscal», a desmantelar los organismos de control y regulación de las entidades financieras, de fijación de precios máximos, de control de las cadenas de valor, de verificación de las exportaciones, de evitar la fuga de capitales financieros pro los mecanismos porosos de la Bolsa de Valores, con un Banco Central y Ministerio de Hacienda con «metas de inflación», como única política, sin plan B, lo cual reduce el espacio al ajuste salvaje, con devaluación y los despidos masivos.

 

 

10- La acción mediática coordinada, tiene por objeto esconder lo esencial que duele al pueblo argentino, en la mejor versión de la Estrategia de Ilusión de Umberto Eco, quien describió ya en los años 60 esta práctica perversa, al servicio de determinados intereses, donde la construcción del ideario colectivo, se basa en guiones argumentales, armados en usinas de poder económico, como sucede hoy en casi todos los países del mundo, logrando forzar las democracias, demoler las aspiraciones de los pueblos y haciendo supuestamente inútiles las ideologías, como caminos utópicos a recorrer con compromiso y militancia política.

 

 

NOTA:

El correo-e del autor es:  Jorge Rachid  jorgerachid2003@yahoo.com.ar