Por decisión de las actuales autoridades de la agencia Télam, el Suplemento Historietas Nacionales no existe más.

¡JITANJAFORA! LA NUEVA MAGIA DESAPARECEDORA

Por Juan Sasturain

El suplemento semanal Historietas Nacionales (HN) –cuatro hermosas páginas a todo color– producido y distribuido por la agencia oficial de noticias Télam, apareció por primera vez en octubre de 2011. Fue una idea del por entonces director de la agencia, Martín García. Salía todos los sábados junto al diario digital Reporte Nacional y así fueron, hasta el sábado pasado y sin solución de continuidad, 224 ediciones.

Por Juan Sasturain
Pagina/12
04/04/2016

MagoFafaPollito-500-Max
“¡Jitanjáfora!”
(El Mago Fafa, de Broccoli)

Nada por aquí, / nada por allá, / veamos qué tenemos acá

El suplemento semanal Historietas Nacionales (HN) –cuatro hermosas páginas a todo color– producido y distribuido por la agencia oficial de noticias Télam, apareció por primera vez en octubre de 2011.

Fue una idea del por entonces director de la agencia, Martín García.

Salía todos los sábados junto al diario digital Reporte Nacional y así fueron, hasta el sábado pasado y sin solución de continuidad, 224 ediciones.

Casi, casi mil páginas.

¡Un Suplemento de Historietas Argentinas producido por Télam!

El propósito era proveer de un servicio de historietas argentinas originales para los diarios pequeños del interior del país, que podían imprimirlos a ambos –HN y Reporte Nacional– e incluirlos en sus páginas.

El suplemento se leía y descargaba de forma gratuita, ya fuera en PDF u online a través de sus abonados y también en su página web, para la lectura del público en general.

El sitio (https://www.telam.com.ar/servicios/historietas-nacionales) tenía –según datos del sitio ISSU– más de mil descargas semanales.

¡Un proyecto federal y de distribución gratuita para los diarios chicos y, en la web, para el público en general!

HN fue una apuesta creativa y coherente realizada –por primera vez en la historia– desde la estructura misma del Estado y con un espíritu claramente federal.

Además, el hecho de producir y distribuir historietas desde Télam significó el reconocimiento de esta modalidad narrativa –con tanto arraigo y tradición en el país– como medio de comunicación fundamental, y –a la vez– la aceptación de sus autores como genuinos trabajadores de prensa, reconocidos en las paritarias.

¡El reconocimiento de la historieta como medio de comunicación y expresión artística y a sus autores como trabajadores de prensa!

Y vamos a las personas puntuales que estuvieron involucradas en esta realización cultural.

A lo largo de cinco años de producción de altísima calidad, hicieron semanalmente HN, con la dirección y coordinación de Lautaro Ortiz, muchos de los mejores dibujantes y escritores / guionistas argentinos de la actualidad: Domingo Mandrafina, Carlos Gómez, Guillermo Saccomanno, Gustavo Sala, Diego Parés, El Tomi, Lucas Nine, Luciano Saracino, Esteban Podetti, Ignacio Minaverry, Juan Soto, Enrique Alcatena y el mismo Ortiz, entre otros muchos.

Porque en diferentes momentos también hicieron su aporte creativo a HN Lito Fernández, Laura Vázquez, Dante Ginevra, Juan Carlos Quattordio, Silvestre Szylagyi, Roberto Lorenzo, Pablo Tunica, Cristian Mallea, Mariano Buscaglia, Ariel Olivetti y algún otro, como el que firma orgullosamente arriba.

¡Cacho Mandrafina, El Tomi, Saccomanno, Alcatena, el loco Sala… Ah, la flauta!

Y ahora vamos a los títulos.

Porque este equipo libre de gente entusiasta, talentosa, creativa y dispuesta produjo un importantísimo volumen de trabajo que se materializó en obras integrales que están entre las mejores historietas –de aventuras y de humor– publicadas en la Argentina durante el período, y que se podían ver y disfrutar en el sitio.

Entre otras, Leopoldo –dedicada a Carlos Trillo– de Mandrafina y Saccomanno; Noelia en el país de los cosos y Bajo Flores, de Minaverry; ICH de Olivetti-Saracino; Service y Chumbo, ambas de Parés-Podetti; Villa Bigote e Historias de lo que sea, de Gustavo Sala; Zenitram, de Quattordio-Sasturain; Mambrú, de Enrique Alcatena; Lunático, de Soto-Ortiz; 70 m2, de Ginevra-Vázquez; Patriopibes y Polenta con pajaritos, de El Tomi; Felipe Varela viene, de Lito Fernández-Buscaglia; Carter de la CIA (adaptación de relatos de José P. Feinmann) de Ginevra-Vázquez; Infierno S. A., de Lucas Nine; Kuntur, de Carlos Gómez-Saracino, e innumerables secciones y relatos sueltos sobre diferentes hechos históricos como el retorno a la democracia, La Guerra de Malvinas, El 45, El bombardeo a Plaza de Mayo, etc.

Durante el último año, el suplemento se armaba alrededor de un tema o leitmotiv mensual y se diversificó el origen y amplió el espectro de las colaboraciones.

Incluso se rescataron textos del inolvidable Wimpi.

¡Personajes originales, aventuras propias, nuestra historia en historietas!

Por decisión de las actuales autoridades de la agencia Télam, el Suplemento Historietas Nacionales no existe más.

Se cortó el servicio, los que trabajaban produciéndolo se quedaron sin laburo.

Lo que estaba, ya no está.

¡Nada por aquí, / nada por allá, / un toque de varita…! / ¡Desapareció! / ¡Magia!

JS/