En el año 2009, la presidenta argentina y el entonces canciller, Jorge Taiana, hoy presidente del Parlasur, presentaron el pedido de nueva demarcación al organismo encargado en las Naciones Unidas, sobre la base de un estudio científico multidisciplinario realizado a lo largo de veinte años por la cancillería argentina.

2 DE ABRIL: LA LUCHA POR MALVINAS ES HOY MÁS NECESARIA QUE NUNCA

Este nuevo aniversario del 2 de Abril, el día de la Recuperación de las Islas Malvinas, Georgia, Sandwichs, Islas del Sur y la Antártida encuentra a la Argentina con una extraordinaria victoria diplomática obtenida por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner: el reconocimiento de nuevos límites para nuestro mar territorial, que amplia en un 35 % el tamaño de nuestro territorio, incorporando 1.700.000 kilómetros cuadrados al mismo.

Este nuevo aniversario del 2 de Abril, el día de la Recuperación de las Islas Malvinas, Georgia, Sandwichs, Islas del Sur y la Antártida encuentra a la Argentina con una extraordinaria victoria diplomática obtenida por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner: el reconocimiento de nuevos límites para nuestro mar territorial, que amplia en un 35 % el tamaño de nuestro territorio, incorporando 1.700.000 kilómetros cuadrados al mismo.

En el año 2009, la presidenta argentina y el entonces canciller, Jorge Taiana, hoy presidente del Parlasur, presentaron el pedido de nueva demarcación al organismo encargado en las Naciones Unidas, sobre la base de un estudio científico multidisciplinario realizado a lo largo de veinte años por la cancillería argentina.

PLATAFORMAMARINA2016-990

Tanto el gobierno liberal conservador de Mauricio Macri como la dictadura de los medios monopólicos han intentado ocultar la autoría política de ese logro.

Mientras todos los pueblos del mundo agradecen, levantan monumentos y guardan en su memoria a aquellos hombres y mujeres que han ampliado el territorio de su país, la jefa de estado que logró una extraordinaria ampliación de nuestra soberanía y un reconocimiento pacífico de ella por parte de la totalidad de los países miembros de la ONU va a ser llevada a un miserable interrogatorio judicial por parte de un pistolero convertido en juez federal al servicio del régimen.

Además de hacer evidente que el Reino Unido es un ocupante ilegítimo de un enclave colonial en nuestro territorio nacional, la resolución en cuestión convierte a nuestro país en uno de los principales actores estratégicos en el control del Atlántico Sur, lo que pone de relieve la significación profunda que tuvo nuestro conflicto austral y explica mejor que una biblioteca las razones por las cuales tuvimos el apoyo del pueblo argentino, de América Latina, con Cuba recibiendo al atildado conservador Nicanor Costa Méndez, y de la entonces URSS.

Y reduce a un lloriqueo de flojos la negativa a asumir nuestra Guerra de Malvinas como una gran gesta nacional, similar a la Guerra de la Independencia.

Poco podrá hacer este presidente que no tuvo el coraje de mencionar, en su reunión con el primer ministro británico, nuestra cuestión austral y caracterizó al encuentro como “una linda reunión”.

De poco le servirá este nuevo espacio territorial a un gobierno que acaba de desmantelar el más avanzado proyecto de soberanía espacial y tecnológica, creado por el presidente Nestor Kirchner y puesto en ejecución por la presidenta Fernández de Kirchner.

Este es un gobierno al que no le interesa la soberanía ni territorial, ni económica, ni política, ni científico tecnológica de la Argentina.

Es un gobierno que considera que todas esas cuestiones, que solo pueden ser llevadas adelante por un Estado fuerte, poderoso y equipado política, militar e ideológicamente -función indelegable del Estado Nacional- como un escollo, un estorbo a lo que llaman “la gestión”, es decir el “laissez faire” -dejar hacer- al capital financiero internacional, a las empresas extranjeras y a los sectores más parasitarios de nuestra economía para su enriquecimiento y el consiguiente empobrecimiento del pueblo argentino, de sus trabajadores, empresarios, maestros, científicos y técnicos.

La Corriente Causa Popular, en la tradición del peronismo y de la Izquierda Nacional, reivindica, una vez más y como lo venimos haciendo desde el glorioso 2 de Abril de 1982, la gesta patriótica de Malvinas, sus esfuerzos heroicos y sus muertos.

La causa de Malvinas es la lucha contra un enemigo secular que ocupa ilegalmente y en contra de las resoluciones de Naciones Unidas, un pedazo de nuestro territorio.

Y hoy es, además, la lucha para la recuperación del poder del estado nacional al servicio de nuestra grandeza y bienestar.

 

Buenos Aires, 2 de abril de 2016

AGRUPACION CORRIENTE CAUSA POPULAR

Junta Promotora:

Luis Gargiulo (Necochea) – Julio Fernández Baraibar (Cap. Fed.) – Magdalena García Hernando (Cap. Fed.) – Eduardo González (Córdoba) – Victor Repetto (Santa Fé) – Néstor Lezcano (Gran Bs. As.) – Laura Rubio (Cap. Fed.) – Aldo Buffa (Bahía Blanca) – Nora Bologna (Cap. Fed.) – Oscar Alvarado (Azul) – Liliana Lanzetti (San Cayetano) – Verónica Gargiulo (Tandil) – Andrea Montenegro Scarpa (Tucumán) – Horacio Cesarini (Gran Bs. As.) – Alfredo Caferatta (Mendoza) – Ariel Mayo y Julián Goya (Juventud).