Los argentinos asistimos a un curso acelerado de cómo consolidar el status colonial de la Patria.

MARTES 15 MARZO LA HISTORIA NOS LLAMÓ AL CONGRESO NACIONAL EN LA CALLE Y CON MOVILIZACION CONTRA LOS PAGADORES SERIALES DEL SAQUEO DE LA OLIGARQUIA.

Por Iciar Recalde

En el Congreso de la Nación se escribía una página cara del porvenir del país de mis hijas y el de millones de compatriotas que aún no han nacido y que se proyecta, nacerán para morir de hambre en cualquier asentamiento de norte a sur de suelo argentino.

Por Iciar Recalde
NAC&POP
15/03/2015

CongresoBuitresPlaza-500-A

En el año del Bicentenario de nuestra Independencia política los argentinos asistimos a un curso acelerado de cómo consolidar el status colonial de la Patria.

Sabemos bastante de eso y sin hacernos los desentendidos, no tenemos que siquiera ir a los anales de la historia del país.

Acá cerquita, podemos repasar una suerte de proemio donde los genios del voto de la vanguardia esclarecida escribieron la infamia de cómo planificar la derrota del 22 de Noviembre del 2015.

Y varios primeros capítulos explicativos de cómo se hace una derrota donde se explican los modos en que puede partirse en mil pedazos un Frente Nacional, cómo puede mancillarse identidad, doctrina, ideología y programa.

Se abre con un epígrafe de reactualización doctrinaria que versa “primero los hombres mediocres y vendepatria, después el movimiento y si todavía queda un lugarcito, la Patria o, a secas, la Argentina que Patria es una palabra demasiado apreciable.

Hoy en el Congreso de la Nación se escribe una página cara del porvenir del país de mis hijas y el de millones de compatriotas que aún no han nacido y que se proyecta, nacerán para morir de hambre en cualquier asentamiento de norte a sur de suelo argentino.

¿Dejaremos que se resuelva en el Congreso de la Antinación el estatuto legal del coloniaje de las próximas décadas?

La historia la cambiaremos en la calle con organización y movilización popular.

Deberemos preparar las condiciones para una victoria posible que de por tierra con la actual soberanía del privilegio y cuando volvamos al gobierno, declarar el fraude de cualquier deuda contraída por este y ya que estamos, arremeter sobre el fraude de la época de Cavallo y el Megacanje de la de De la Rúa.

Que nos avergüence ser pagadores seriales del saqueo de la oligarquía.

Creo fervientemente en la capacidad colectiva de mi pueblo y en que no estará dispuesto a declarar que el Acta de la Independencia es sólo una tirita de papel