Si don Hipólito Yrigoyen viviera, seguramente el no pérfido Darío no sería Ministro de Cultura.

LOPÉRFIDO Y LA UNIÓN CÍVICA RADICAL

Norberto Alayón

Días pasados, en declaraciones relacionadas con la dictadura cívico-militar-eclesiástica iniciada en 1976, expresó que “en la Argentina no hubo 30 mil desaparecidos” y que esa cifra es “una mentira que se construyó en una mesa para cobrar subsidios”.

LOPÉRFIDO Y LA UNIÓN CÍVICA RADICAL

Por Norberto Alayón*

Darío Lopérfido, de 51 años, es un importante cuadro político de la Unión Cívica Radical, partido fundado por Leandro N. Alem en 1891, que en las elecciones del 2015 integró la Alianza “Cambiemos”, liderada por el partido PRO (“Propuesta Republicana”), logrando la elección del empresario neoliberal Mauricio Macri como presidente de la Nación Argentina.

Lopérfido es actualmente el Ministro de Cultura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, designado por Horacio Rodríguez Larreta, Jefe de Gobierno de la ciudad, destacado dirigente del PRO. Días pasados, en declaraciones relacionadas con la dictadura cívico-militar-eclesiástica iniciada en 1976, expresó que “en la Argentina no hubo 30 mil desaparecidos” y que esa cifra es “una mentira que se construyó en una mesa para cobrar subsidios”. Recibió el apoyo de María Cecilia Pando, reconocida militante ultraderechista, esposa de un mayor retirado del Ejército, quien manifestó “Estoy de acuerdo con que no fueron 30 mil los desaparecidos. Pusieron ese número para decir que fue un genocidio, pero no lo fue”.

El diario conservador “La Nación” publicó el 8 de diciembre de 2014 lo expresado por Mauricio Macri sobre derechos humanos.

El hoy presidente del PRO-Cambiemos, que inmediatamente comenzó a gobernar con mano dura, sin funcionamiento del Congreso, con decretos de “necesidad y urgencia”, con masivos despidos de trabajadores, con represión y encarcelamientos arbitrarios de dirigentes sociales, sentenció arrogantemente en esa ocasión: “conmigo se acaban los curros en derechos humanos”.

Probablemente esa extraviada (aunque coherente) manifestación de Macri del 2014 (que hoy como Presidente se niega a recibir a las Abuelas y a las Madres de Plaza de Mayo), haya fortalecido el pensamiento retrógrado de Lopérfido, avalando sus afirmaciones actuales.

Lopérfido ocupó varios altos cargos en la ciudad y en la nación. Entre ellos, fue Secretario de Cultura y Comunicación (con rango de Ministro) entre 1999 y 2001, durante la presidencia del “no aburrido” radical Fernando de la Rúa.

En octubre del 2000 declaró al diario “La Nación” que había “aceptado un cargo público por dos razones: adhesión personal y política (al presidente) De la Rúa y el convencimiento de que está haciendo “cosas que servirán para mejorar la vida de los argentinos”. La realidad demostró que Lopérfido no parece ducho para los aciertos y que su “convencimiento” resultó a la inversa y trágicamente perjudicó con severidad la vida de los argentinos y sus descendientes.

Dentro del radicalismo, Lopérfido integró el llamado “Grupo Sushi”, formado por Antonio de la Rúa (uno de los hijos de Fernando), entre los que se encontraban varios destacados radicales como Andrés Delich, Darío Richarte, Lautaro García Batallán, Hernán Lombardi, Cecilia Felgueras. Este Grupo habría contado con el padrinazgo protector del jefe de la SIDE (Secretaría de Inteligencia del Estado), Fernando de Santibáñes. Varios de ellos, fueron también importantes funcionarios de la Universidad de Buenos Aires, íntimamente ligados al Rector radical Oscar Shuberoff.

En diciembre de 2014, Lopérfido se casó con la actriz Esmeralda Mitre Alvarez de Toledo, de 34 años, hija de Bartolomé Luis Mitre, dueño del diario “La Nación” (la fiesta de casamiento se llevó a cabo en el Tenis Club Argentino de Palermo, con la presencia de 400 invitados).

Horacio Rodríguez Larreta, máxima autoridad porteña del partido PRO, ¿por sus impertinentes y malsanas declaraciones, le exigirá la renuncia a Darío, que no es pérfido, sino que se evidencia como consecuente reaccionario, en plena sintonía con los máximos dirigentes de la Unión Cívica Radical?

Si don Hipólito Yrigoyen viviera, seguramente el no pérfido Darío no sería Ministro de Cultura.

 

 

 
*Prof. Norberto Alayón
Facultad de Ciencias Sociales (UBA)
https://norbertoalayon.blogspot.com.ar
https://twitter.com/NorbertoAlayon
https://www.facebook.com/norberto.alayon