En una carrera desenfrenada está destruyendo literalmente el marco normativo que regula la actividad de gobierno en la República Argentina.

DEL ESTADO DE DERECHO AL ESTADO DEL DECRETO.

La cantidad de Decretos de Necesidad y Urgencia que ha dictado el presidente Macri, curiosamente desde sus vacaciones en el sur del país, no tienen precedentes en cuanto a cantidad y rapidez en el tiempo.

DEL ESTADO DE DERECHO AL ESTADO DEL DECRETO.

Por Daniela. A. Bambill*

La cantidad de Decretos de Necesidad y Urgencia que ha dictado el presidente Macri, curiosamente desde sus vacaciones en el sur del país, no tienen precedentes en cuanto a cantidad y rapidez en el tiempo.

Asumió la presidencia de la Nación y a los 10 días se tomó vacaciones sin embargo en 20 días de mandato ha derogado o modificado Leyes Nacionales y ha contravenido la Constitución Nacional en una actitud que rayana el delito de abuso de autoridad y mal desempeño de la función pública.

Enmarcando en situaciones de emergencia hasta la actividad administrativa de una manera que si no fuese tan obscena y avasallante sería irrisorio, se abre el camino para los gastos discrecionales de partidas presupuestarias y las contrataciones directas en todas las áreas de gobierno.

En una carrera desenfrenada está destruyendo literalmente el marco normativo que regula la actividad de gobierno en la República Argentina.

Su Ministro de Justicia, Garavano, ha declarado que gobernarían mediante decretos de necesidad y urgencia porque “Nosotros no tenemos Congreso”, en una interpretación benévola podríamos asumir que se refiere al período de receso del Parlamento Argentino, pero a las claras esta manifestación esconde una determinación concreta de omitir uno de los Poderes del Estado, el más representativo y democrático en el funcionamiento de la República como tal.

El Poder Judicial es hoy un lujoso bufete de abogados al servicio del Ejecutivo sin decoro ni control alguno pagado con el erario público.

El accionar en beneficio de los sectores del establishment corporativo se presenta a la luz del día sin escrúpulos, basta mencionar que el presidente vacaciona en la mansión del dueño de uno de los laboratorios que más lobby hizo contra los medicamentos genéricos y ya han anunciado que se eliminará la ley que regula los mismos.

La fuga de los tres narcotraficantes que salieron en un programa de televisión durante la campaña electoral beneficiando a la ahora gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, por las características mismas de la fuga, entre otras cosas, no deja lugar más que a la evidencia de lo que en la jerga mafiosa se denomina “devolución de favores”.

El blindaje mediático tiene como garantía la suspensión de la Ley que condicionaba el monopolio informativo del grupo económico cómplice de la dictadura cívico militar que contribuyo con el resultado electoral a través de una andanada de denuncias falsas, instalación de temas como inseguridad, inflación y corrupción en una suerte de cadena nacional permanente en toda su grilla de programación.

Desde el nombramiento de las vacantes en la Corte Suprema de Justicia de la Nación, dos abogados ligados en su actividad privada al Grupo Clarín y a la Sociedad Rural Argentina, por Decreto de Necesidad y Urgencia hasta la suspensión de la aplicación del Código Procesal Penal por la misma vía administrativa, pasando por la anulación de leyes laborales, de comunicación, de soberanía en 20 día Mauricio Macri ha cometido delitos fragantes contra la Constitución Nacional.

El gobierno de CEOs de multinacionales, el apoyo de la Secretaría de Estado, el accionar delictivo del Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y la protección mediática le garantizan la impunidad necesaria para arrasar con los recursos naturales, los recursos económicos y el funcionamiento de la República.

Una oposición de vacaciones, respetuosa de los tiempos sociales, respetuosa de las instituciones y respetuosa de la pelusa del pupo de un sector de la misma, focalizando solo en las reuniones en las plazas convocadas por periodistas censurados con la presencia de algún que otro diputado joven que arenga a resistir, contribuye, en este caso por omisión al carnaval macabro en el que la consigna “vienen por todo” es una realidad palpable y tangible.

Así termina el año 2015, y lamentablemente nada en el horizonte inmediato pareciera indicar una leve mejoría en la tormenta en la que nos vemos inmersos.

Es el deseo de esta ciudadana que el espíritu sanmartiniano impregne las decisiones y la voluntad política de la dirigencia en descanso….
“Cuando la patria esta en peligro, todo esta permitido, excepto, no defenderla.” José de San Martín.
Daniela Bambill danielabambill@gmail.com