Achicamiento del Estado: Un instructivo enviado por Andrés Ibarra, el Ministro de Modernización al resto de las carteras

MACRI PREPARA UNA FUERTE REDUCCIÓN DE 13 MIL EMPLEOS PÚBLICOS

Macri tiene un plan para llevar adelante el achicamiento. Sólo en el arranque, la administración nacional se prepara para suspender, rescindir o impugnar más de 13 mil empleos públicos. Además, quieren conocer la afiliación gremial de cada trabajador.

Agepeba
27 de Diciembre de 2015

El ministro de Modernización Andrés Ibarra, envió un instructivo a todos los ministerios llamado «Hoja de Ruta Empleo Público», un plan de relevamiento y control de todos los empleados estatales, con el fin de identificarlos, conocer sus funciones, su desempeño y, por sobre todo, aportar tres datos centrales: cuántos son, cómo fueron contratados y a qué gremios pertenecen.

El listado de medidas también incluye instrucciones para conocer «un mapa gremial», rescindir contratos temporarios, revisar los concursos de los últimos tres años e impugnar todos aquellos que fueron resueltos en los últimos seis meses, además de poner la lupa sobre las designaciones anteriores.

Sólo en el arranque, la administración nacional se prepara para suspender, rescindir o impugnar más de 13 mil empleos públicos

Para entregarle un mapeo total de empleados al presidente, el instructivo fija un plazo de dos meses para que las áreas de recursos humanos de cada ministerio remitan a Modernización «el total de empleados» que tiene cada cartera y «el listado de personal en las distintas modalidades de contratación», especialmente para «relevar concursos con designaciones y concursos en trámite».

El pedido también incluye «el listado de cargos permanentes, las designaciones en funciones ejecutivas, direcciones y jefaturas», además del «detalle de contrataciones transitorias», firmadas al amparo de la Ley de Empleo Público, informó un matutino nacional.

La solicitud también reclama un detalle, repartición por repartición, de «otras contrataciones» como los trabajadores «monotributistas» y los «tercerizados», es decir «las asistencias técnicas por convenios o contratos con universidades u organizaciones».
El segundo capítulo del memo establece «acciones de acuerdo a la modalidad de contratación».

Para los trabajadores en planta permanente, la flamante cartera de personal fija dos tipos: aquellos que ingresaron por concurso con más de un año de antigüedad y los que fueron nombrados con menos de un año.

Los primeros trabajadores de ese grupo, según el paper, tienen «estabilidad adquirida», pero aun así la repartición pide «revisar el concurso de ingreso, identificar casos con vicios legales que pudieran suponer la nulidad de la designación».

Del mismo modo, caso por caso, la cartera ordena «analizar la razonabilidad del cargo concursado».

El otro sector de empleados de planta permanente que será puesto bajo la lupa son aquellos que ingresaron «por concurso con menos de un año de antigüedad».

En esos casos, recuerda Ibarra, «la norma prevé realizar una evaluación de desempeño a los 6 y 11 meses de su designación.

Si esta evaluación es negativa se puede proceder a su desvinculación», advierte el documento, antes de referirse al tercer grupo que será indagado.

Son los «contratados por la Ley Marco de Regulación del Empleo Público».

Para ellos la cartera de personal le recordó a cada área que «todos los contratos por decreto 1421 (art. 9 de la ley) contienen una cláusula de rescisión».

Para los casos urgentes, como los trabajadores contratados hasta el 31 de diciembre, también hay instrucciones. Modernización recomienda «renovarlos por tres meses a partir del 1 de enero de 2016», pero en esos 90 días, «se deberá evaluar al agente, la necesidad del rol y definir su continuidad».

Aquellos que pasen el primer control, tendrán un nuevo contrato hasta el 31 de diciembre de 2016.

Pero, según informa el instructivo «de lo contrario se puede rescindir en forma inmediata o no renovarlo».

En el caso de las designaciones por concurso, existe otro capítulo destinado a los casos «sin expediente de designación firmado o en trámite».

Para este tipo de nombramientos, la cartera de Modernización ordena directamente «no avanzar con el proceso», y revisar «con el ministerio su estado de situación».

Los funcionarios designados como Director Nacional o Coordinador pasarán por otro cedazo: «En estos casos se debe analizar la necesidad o conveniencia de mantener el personal y en caso contrario se puede decidir el cese de funciones.

Si es de planta permanente deja la función ejecutiva pero mantiene su categoría en planta.

Aun así, el paper recuerda que para esos cargos ganados por concurso «hay dos opciones básicas: revisar la razonabilidad del cargo, detectar anomalías y declarar nula la designación», aunque ese recurso, según advierte el equipo de Ibarra tiene «riesgo alto de reclamo».

Si la remoción es muy resistida la «Hoja de Ruta» recomienda «esperar la finalización del plazo de vencimiento y designar transitoriamente nuevo funcionario o llamar a concurso».