En conversación con Gustavo Sylvestre, la periodista Emilia Delfino comenta su nota en la que explica que gracias a Highton de Nolasco se paró la designación de jueces para la Corte a través de DNU.

LA PERIODISTA EMILIA DELFINO EXPLICA LA INTERNA DE LA CORTE SUPREMA

La periodista del diario Perfil Emilia Delfino, relata los pormenores de una interna que se generó en la Corte Suprema, con la posición de Elena Highton de Nolasco a raíz de la designación de dos jueces para la Corte por parte de Mauricio Macri.

LA PERIODISTA EMILIA DELFINO EXPLICA LA INTERNA

DE LA CORTE SUPREMA

 

Por ARBIA

Relata que «el miércoles a la mañana los jueces convocaron a un acuerdo extraordinario que no estaba previsto que se hizo por la situación que había desatado el nombramiento en comisión de dos candidatos para la Corte. Pero ya el martes la que había dejado ver su enojo y sorpresa fue Highton de Nolasco.»

También comenta que el jueves a la noche se hizo la cena de la Asociación de Magistrados, a la que estaban invitados Lorenzetti y Macri pero no concurrieron. La única jueza de la Corte que concurrió fue Highton y tuvo que hacer el brindis final.

«Y frente a ella fue muy sugestivo porque estaba el Ministro de Justicia Garavano y ella brindó por Montesquieu y la división de los poderes. Fue su forma políticamente correcta de marcar la diferencia con los otros dos ministros de la corte».

Recuerda que el martes Lorenzetti sale a apoyar la medida del DNU, afirmando que es una atribución que tiene el presidente.

Y confirma que habría una especie de acuerdo entre Lorenzetti y Macri, haciendo hincapié en que Lorenzetti es una figura muy política y que como tuvieron un fallo muy fuerte contra el tema de la coparticipación, estaría compensando para mantener una relación cordial con el nuevo presidente y garantizar su apoyo para seguir siendo el presidente de la Corte.

«Ya el miércoles el gobierno le había pedido ayuda a Lorenzetti para salir del lío en el que se habían metido; no encontraban una solución para salir de un callejón sin salida».

Delfino comenta que Highton siempre tenía una posición más cercana a Zaffaroni, con quien hacían una especie de grupo de disidencia. A partir de que renuncia Zaffaroni, y si llegaban estos dos nuevos jueces, ella iba a quedar muy sola. Entonces también tenía que defender su espacio.

Highton había planteado que no iba a ir a la jura, y si bien los jueces podían jurar ante Lorenzetti, la ausencia de Highton dejaba muy expuestos a los otros jueces.

«Y así es como paran todo y patean la pelota para febrero».

 

 

 

Fuente: ARBIA