Gracias a Macri, las privatizadas energéticas vuelven a la estafa con las polémicas autocontrataciones de asesorías y prestaciones de tareas con firmas propias y relacionadas con los grupos controlantes.

EL RETORNO DE LOS SAQUEADORES DE GUANTE BLANCO

“Liberadas de los controles casi constantes y de los engorrosos permisos que debían tramitar durante el gobierno kirchnerista para las cuestiones vinculadas con la gestión diaria, las privatizadas del área energética han vuelto a implementar una modalidad contractual que habían explotado al máximo en la década del ‘90”, (La Política Online)

Agepeba
19 de Diciembre de 2015

“Se trata de las “autocontrataciones” de asesorías y prestaciones de tareas que las empresas acuerdan con firmas propias y relacionadas con sus grupos controlantes.

En la primera semana de la nueva administración de Mauricio Macri y mientras el flamante ministro de Energía y Mineria, Juan José Aranguren (FOTO)  termina de armar su gabinete, dos distribuidoras de gas encabezaron la movida que trajo de retorno las autocontrataciones”, afirma la nota que este sábado publicó LPO.

“Por un lado, Camuzzi Gas Pampeana –la distribuidora que presta servicios a casi 1.000.000 de usuarios en el interior de la provincia de Buenos Aires y La Pampa—suscribió un convenio con su empresa hermana Camuzzi Gas del Sur que tiene como objeto “la prestación de servicios profesionales y la provisión de materiales”, continúa

“De acuerdo con la información remitida a las autoridades bursátiles, los servicios y las tareas contratados por Gas Pampeana a la otra gasífera que controla el mismo grupo italiano Camuzzi abarcan el asesoramiento y la asistencia en materia legal, impositiva, regulatoria, administrativa, comercial, sistemas y recursos humanos.

Por otro lado, Distribuidora Gas Cuyana, procedió a contratar a Inversora de Gas del Centro SA que forma parte del grupo controlante Ecogas. Ecogas—que está bajo el control mayoritario del grupo SADESA de Nicolás Caputo, Guillermo Reca, Pérez Moore y las familias Miguens-Bemberg y Escassany—es el principal accionista de Gas Cuyana y de su distribuidora colega Gas del Centro. Gas Cuyana presta servicios en las provincias de Mendoza, San Luis y San Juan y cuenta con 545.000 usuarios.

En tanto, Gas del Centro es la encargada del suministro a casi 700.000 clientes localizados en las provincias de Córdoba, La Rioja y Catamarca”, afirma también LPO.

En este caso, Gas Cuyana cerró con Inversora Gas del Centro un contrato de “asistencia gerencial”.

Para justificar esta singular contratación, la gasífera cuyana solicitó la opinión de las consultoras privadas Fenix Partners y Bach Capital, las cuales dictaminaron que “las condiciones de la operación pueden considerarse adecuadas a las normales y habituales del mercado”.

Esta clase de contratos, que habían estado literalmente vedados por los reguladores de la administración anterior. que los consideraban una especie de “gasto encubierto”, prometen convertirse en moneda corriente entre las privatizadas.

Según los analistas que siguen de cerca los movimientos de las energéticas, en las próximas semanas podrían concretarse varios convenios similares entre las empresas relacionadas de los grupos controlantes de Metrogas, GasNaturalFenosa, Edenor, Edesur y Transener; finaliza el artículo.