La excusa utilizada es la defensa del paradigma de la libertad de expresión y los derechos humanos en países donde realmente lo que se expresa es una democracia libre e inclusiva.

DE LA MANO DE LA CIA PATRICIA BULLRICH, LAURA ALONSO, EL RABINO BERGMAN Y CLAUDIO AVRUJ EN EL GOBIERNO DE MACRI

Por Juan Manuel Suárez

La ministra de Seguridad, el flamante secretario de Ambiente y la nueva Titular de la Oficina Anticorrupción son tres sospechados de responder a la CIA través de la Fundación Nacional para la Democracia (NED), histórica encargada de financiar a las derechas latinoamericanas un sistema de ONGs controladas desde Langley y lograr es lograr a través de las Organizaciones No Gubernamentales la construcción de matrices de opinión contrarias a los gobiernos populares.
AGEPEBA
3 de Diciembre de 2015

El objetivo compartido del Departamento de Estado de EE.UU., de la CIA con sus famosas oficinas de Langley, de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y de la Fundación Nacional para la Democracia (NED) es lograr a través de las Organizaciones No Gubernamentales la construcción de matrices de opinión contrarias a los gobiernos populares.

Las relaciones de la NED y la USAID con ONGs argentinas existen y se puede mencionar por ejemplo a la Fundación Libertad, Crecer y Crecer (precursora de la Fundación Pensar, usina ideológica del PRO), el partido Unión por Todos de Patricia Bullrich (vinculado al grupo Unoamérica) y la fundación Voces Vitales de la diputada Laura Alonso (vinculada al buitre Paul Singer).

Guillermo Yanco, el marido de la flamante ministra de Seguridad de la Nación es presidente del Instituto de Estudios Argentinos (Idear), miembro de la Red de Partidos Políticos y Vicepresidente del Museo del Holocausto de CABA.

La Red es una organización impulsada por el Instituto Nacional Demócrata para Asuntos Internacionales (NDI), creado en 1983 por el ala derecha del Partido Demócrata estadounidense, que a través de otras fundaciones tiene presencia en 50 países.

El NDI recibe financiamiento, entre otras fuentes, de la Fundación Nacional para la Democracia (NED), establecida por Ronald Reagan para injerir en la política interna de la región.

En ese marco, el abogado Yanco orquestó junto a los ex diputados de la Coalición Cívica, Patricia Bullrich y Juan Carlos Morán, la Operación Eduardo Sadous, que derivó en la presencia del ex embajador argentino en Venezuela en una sesión secreta en el Congreso Nacional frente a la Comisión de Relaciones Exteriores, para exponer sus denuncias sobre presuntos pagos de coimas reclamados a empresarios argentinos para exportar a Venezuela.

Sadous llegó a Venezuela el 17 de octubre de 2002, nombrado por Eduardo Duhalde en momentos en que el canciller era Carlos Ruckauf. Como canciller de Néstor Kirchner, Rafael Bielsa lo sostuvo en ese cargo hasta mayo del 2005.

Luego de 5 años decidió contar “la trama de la aduana paralela” y posteriormente quedó procesado por falso testimonio agravado.

Entre sus relaciones se cuentan a José López Rega, Licio Gelli, Alberto Vignes y Emilio Massera.

Todos ellos miembros de la organización fascista P-Due y de siniestra actuación durante la última dictadura.

La ONG UnoAmérica nació en 2008 en Bogotá, Colombia, y mantiene vínculos con el Pentágono.

Se autodefine como “una organización capaz de defender la democracia y la libertad en nuestro continente, que se encuentran bajo amenaza».

El director, Peña Esclusa, preside además la ONG venezolana Fuerza Solidaria y fue denunciado por financiar en El Salvador la campaña del partido de derecha Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) a través de sus ONGs Cruzada Pro Paz y Trabajo y la ya mencionada Fuerza Solidaria.
En Argentina, UnoAmérica está vinculada al partido Unión Ciudadana de la Provincia de Buenos Aires, cuyo líder es Juan Carlos Neves. Este partido, que en sus comienzos se llamó Unión por Todos, fue creado en 2003 y liderado por Patricia Bullrich.

En 2007, la conducción del partido en la Ciudad de Buenos Aires, decidió aliarse con la Coalición Cívica de Elisa Carrió.

En octubre de ese año, Unión Ciudadana participó en las elecciones a Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, llevando como candidato a Juan Carlos Blumberg, también apoyado por Cecilia Pando, famosa defensora de genocidas.

UnoAmérica informó a través de su página web que promocionaría acciones para destituir a la presidenta Cristina Fernández por “atentado contra la Carta Magna en procura de un estado colectivista y totalitario”, “destrucción del aparato productivo (políticas agroindustriales, medidas contra el sector agropecuario” y “negligencia ante la presencia de elementos del narcoterrorismo en el país”.

Para la periodista e investigadora Stella Calloni, «hay muchísimas ONGs, como Provea, que también está en Venezuela, que responden a grandes fundaciones, que a su vez obedecen a las agencias de inteligencia y a la USAID y a la NED».

Como ejemplo, se pueden citar los casos de la Fundación Libertad en Rosario, o Pensar, en la Ciudad de Buenos Aires, integradas por dirigentes del PRO.

Los rosarinos auspiciaron el último Seminario Internacional sobre América Latina que reunió al Premio Nobel Mario Vargas Llosa y al ex presidente español, José María Aznar, ambos representantes de las políticas neoliberales.

“Lo peor es que UnoAmérica, una fundación de características terroristas, que participa en el golpe de Honduras, realizó un congreso internacional en Buenos Aires, actuando públicamente en Argentina.

Los organismos de Derechos Humanos tendrían que cerrarle la puerta a estas fundaciones que son el renacimiento de las dictaduras”, denunció Stella Calloni.

La ONG Voces Vitales Argentina es la representante local de Vital Voices Global Partnership, organización que promueve el «progreso de la mujer» en ámbitos políticos y que funciona desde 1997, por iniciativa de Hillary Clinton.

Entre los principales financistas de este organismo aparece la Fundación Paul Singer, empresario titular del fondo buitre que desde hace años mantiene un litigio con la Argentina en representación de los bonistas que quedaron fuera de los canjes de deuda propuestos por el país.

La sección argentina de Vital Voices fue lanzada en el año 2008, y una de las fundadoras es la próxima Titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso.

Las principales actividades que realiza la organización en Argentina cuentan con el apoyo de la embajada estadounidense y los medios del Grupo Clarín, como constantes difusores.

Esta relación entre buitres y Vital Voices se fue estrechando en los últimos tiempos porque la ex alta funcionaria de la ultraderecha estadounidense, Madeleine Albright, una de las fundadoras de esa organización, fue contratada recientemente por Paul Singer para actuar contra Argentina, circunstancia que fue denunciada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Jorge Elbaum, sociólogo, periodista y ex director ejecutivo de la DAIA, investigó las cuentas del fiscal de la Causa Amia, Alberto Nisman y descubrió que el dinero en negro que recibía no sólo provenía del fondo buitre de Paul Singer, sino de una de las fortunas más grandes del mundo referida al grupo periodístico Israel Hayom, que sostiene con sus aportes e influencia a Benjamin Netanyahu como líder del ultraderechista Likud, y la política ilegal de asentamientos clandestinos en territorios ocupados.

Empleados de una filial bancaria con sede en Uruguay afirmaron que el ex fiscal Alberto Nisman recibió dinero de ese conglomerado periodístico, entre los años 2010 y 2014.

El grupo Israel Hayom pertenece al multimillonario estadounidense Sheldon Adelson, el más importante socio de Paul Singer en el fondo NML Elliot, y además benefactor de la American Task Force Argentina.

En el plano local, el abogado Juan Gabriel Labaké relacionó al fiscal Alberto Nisman con las macristas Patricia Bullrich y Elisa Carrió y aseveró que ellas trabajan para el gobierno de Estados Unidos como parte de un entramado tendiente a desestabilizar a gobiernos de la región latinoamericana que no responden a los intereses estadounidenses.

“He llegado a la conclusión, y ésta es mi denuncia, de que la parcialidad y falta de objetividad de Nisman se deben a que pactó con la CIA y el Mossad de seguir sus investigaciones exclusivamente en base a un informe confidencial y secreto que trajo el gobierno de Duhalde, cuando mandó a Miguel Ángel Toma -ex secretario de Inteligencia- a EE.UU. para realizar un arreglo con la agencia de inteligencia norteamericana.

El precio de eso fue aceptar el informe”, evaluó el ex abogado de Isabel Perón.

Además, denunció que “fue Patricia Bullrich la que lo presionó a Nisman: de las 63 llamadas que tuvo el fiscal entre el viernes y sábado antes de morir, 20 son de Patricia Bullrich insistiéndole que fuera al Congreso, porque Nisman tenía miedo de ir porque sabía que lo iban a desnudar”.

Por otra parte, en ese juego aparece también el rabino Sergio Bergman, quien fue uno de los actores de reparto en lo que fue la “Operación Nisman”, atacando al juez Daniel Rafecas por desestimar la denuncia vacía del fiscal de la causa AMIA contra la presidenta de la Nación y los funcionarios.

El citado Jorge Elbaum, también presidente del Llamamiento Argentino Judío, escribió hoy en Página 12: Claudio Avruj será el próximo secretario de Derechos Humanos de la Nación.

Estudió la licenciatura en organización institucional en la Universidad Bar Ilan, cuyo propietario era Rubén Beraja, el mismo que hoy está siendo enjuiciado por encubrimiento en la causa AMIA.

En dicha causa también se encuentra procesado el comisario Jorge “Fino” Palacios, primer titular de la Policía Metropolitana. Beraja no fue sólo el dueño de la universidad en la que estudió Avruj.

Fue también quien lo designó como director ejecutivo de la DAIA en la década del ‘90, cuando el menemismo mantenía relaciones carnales con Estados Unidos y también con la DAIA.

El director adjunto de Avruj de esa época era Alfredo Neuberger quien aparece en los Wikileaks como informante de la Embajada de los Estados Unidos en Buenos Aires cuestionando al gobierno de Néstor Kirchner. (https://bit.ly/1uavplW) Neuberger, además, fue asesor de Enrique Mathov en su recordado período como secretario de Seguridad del gobierno de la Alianza, por el que fue procesado como responsable político por los asesinatos producidos por la policía en diciembre de 2001.

Durante su gestión como director ejecutivo de la DAIA, Claudio Avruj fue uno de los impulsores del premio honorífico que se entregó al comisario Palacios “por su compromiso en la Causa AMIA”.

Dicha distinción se entregó a sabiendas que el comisario entorpeció allanamientos en las oficinas de Kenore Edul, pariente de Menem y vinculado a la denominada “Pista Siria”.

Durante el mismo lapso en que se desempeñaba como director ejecutivo de la DAIA fue empleado de la Fundación Cree y Crecer, el think tank del macrismo en los primeros años del siglo XXI.

Esa misma doble articulación le permitió intervenir como moderador en una recordada mesa de debate entre Filmus y Macri en la que benefició escandalosamente a su empleador, candidato a Jefe de la Ciudad.

Avruj fue quien recomendó al Fino Palacios a Macri para su nominación como jefe de la Metropolitana.

Cuando la empresa de Fino Palacios y Ciro James, dedicada a las escuchas telefónicas, se convirtió en un hecho público, Macri se justificó afirmando que consultó al Mosad y al FBI acerca de la conveniencia de la designación del Fino.

Quien medió para las consultas con los organismos de inteligencia extranjeros fue Claudio Avruj.

En 2007, Avruj dejó la dirección ejecutiva de la DAIA para asumir como director de Relaciones Institucionales del Gobierno de la Ciudad.

La desvinculación con la DAIA incluyó una comisión investigadora conformada por integrantes de su Consejo Directivo, orientada a relevar sus manejos económicos financieros en su rol de director ejecutivo.

Entre las dimensiones investigadas –y no divulgadas para evitar el escándalo– figuraban la edición de materiales gráficos con sobreprecios, faltantes informáticos y “arreglos” de indemnizaciones con empleados a su cargo. Su asunción, tiempo después, como subsecretario de Derechos Humanos de la Ciudad incluyó la disolución del área de violencia de género y el vaciamiento de recursos destinados al Parque de la Memoria, ubicado frente al Río de la Plata.

Siendo subsecretario de Derechos Humanos, asumió la presidencia del Museo de la Shoá (Holocausto) con claras intenciones de posicionarse como candidato a la presidencia de la DAIA.

Su vicepresidente en el museo de la Shoá fue Guillermo Yanco, actual pareja de la Piba, Patricia Bullrich. Ambos, Avruj y Yanco, administran una agencia de noticias, –Vis-A-Vis– dedicada a la temática de la colectividad judía, financiada en su totalidad por publicidades del Gobierno de la Ciudad.

La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación fue dirigida por un abogado perseguido por la dictadura militar, fuertemente comprometido con las banderas de Memoria, Verdad y Justicia. Luis Eduardo Duhalde fue sucedido por el hijo de militantes populares desaparecidos Martín Fresneda, fundador de la agrupación HIJOS de Córdoba.

Ahora el despacho de secretario será ocupado por un berajista que participó en la organización de la marcha del 18 de febrero, junto a Waldo Wolff y Sergio Bergman.

Coherente con esos antecedentes, su primer pedido a las autoridades salientes de la secretaría fue solicitar el currículum de todos los empleados del organismo. Derechos torcidos. Muy torcidos.

Con este panorama por delante se puede interpretar que a partir del 10 de diciembre la Casa Rosada mantendrá aceitadas relaciones con la CIA.

Macri lo hará posible.