Los trabajadores del Hotel BAUEN obtuvieron hoy en la plenaria de las comisiones de Presupuesto, Legislación general, Cooperativas y Mutuales, el dictamen favorable sobre el proyecto de Ley de Expropiación del inmueble.

MEDIA SANCIÓN PARA EL PROYECTO DE LEY DE EXPROPIACIÓN DEL BAUEN

El Hotel Bauen logró la media sanción de la cámara de Diputados que Declara: “Sujeto a expropiación y de utilidad pública” las instalaciones del edificio ubicado en Callao y Corrientes. Ahora deberá ser revalidado por el Senado para su implementación.

De esta manera, si la semana próxima el Senado convierte en ley el proyecto de expropiación del Hotel Bauen, el tribunal de tasaciones de la Nación deberá fijar el valor del edificio de Callao 360 para que sea pagado con la deuda que el grupo Iurkovich, antiguo dueño del inmueble, tiene con el Estado. “La situación de los trabajadores del Bauen quedaría resuelta jurídicamente. Ahora seguiremos atentos para que el Senado se expida y poder cerrar este gran conflicto político de la clase trabajadora argentina. Estamos bien, muy felices”, expresó emocionado el referente y vice presidente del BAUEN, Federico Tonarelli.

Este inédito logro coronado ayer en el Congreso de la Nación, es el fruto de 13 años de intenso trabajo, de sacrificios, de perseverancia y, por sobre todas las cosas, de una correcta planificación política. Haber sostenido en alto la lucha de la cooperativa durante tantos años y en situaciones muy adversas fue fundamental. Fue un camino largo, en ese aprendizaje, los trabajadores tuvieron la claridad táctica de saber abrir el conflicto hacia “afuera”, fueron solidarios con todas las luchas y conflictos que se mantenían dentro del país, e incluso en ámbitos internacionales. Durante estos años, todos tuvieron su lugar, todos pasaron por los salones del BAUEN, por el Bar o por el Auditorio que fueron cedidos como espacios de resistencia por la gestión cooperativa. Por ello, cada vez que la Justicia enviaba una orden de Desalojo (fueron varias) la cooperativa siempre estuvo acompañada y rodeada por la solidaridad del movimiento obrero sin excepciones partidarias, de las organizaciones sociales, políticas, de las cooperativas de FACTA, de la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT), de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), de la Economía Social y Solidaria, del campo popular y de los derechos humanos. De la gente.

Ayer, 27 de noviembre de 2015, la mítica frase “El BAUEN es de todos”, se resignificó y materializó al fin desde el Congreso de la Nación. Ahora, la cooperativa espera que el Senado haga lo propio y se cierre este largo pleito.

Jornada Histórica. A las 14.30 los trabajadores llegaron al Congreso. Sobre la avenida Callao los trabajadores de FOETRA montaron un escenario inmenso y esperaban junto con los representantes de SATSAID que se trate la Ley de coparticipación en ganancias de los empleados telefónicos y telecomunicaciones. Por momentos, las banderas negras de SATSAID, sumadas a la gran cantidad de bombas de estruendo que tronaban cada 2 minutos, anticiparon el clima de tensión que reinaba dentro de la Cámara de Diputados cuando se cayó el quorum y corría peligro la última sesión especial del año. Estaba en riesgo la sanción de éstas leyes trascendentales para la clase trabajadora.

Cuando llegaron los trabajadores del BAUEN, el quorum se había caído. Los partidos de la oposición no acudieron porque entendían que las leyes que debían votarse a favor de los trabajadores “afectaban la transición”.

La noticia golpeó y afectó la moral de los trabajadores que prestos a ingresar al recinto, ahora debían aguardar que se resolviera el quorum que no lograba el Frente para la Victoria. Federico Tonarelli comenzó a dialogar con los bloques para que se aguarden y no se retiren del Congreso. De inmediato, la diputada Victoria Donda de Libres del Sur aseguró que se quedaban. Lo mismo el Frente de Izquierda de los Trabajadores al igual que Claudio Lozano de Unidad Popular y otros aliados clave para mantener la esperanza.

“Cortemos la calle” propuso como tantas veces Fabio Resino, referente de FACTA y en un minuto los trabajadores ya cortaban Callao y Rivadavia y se fusionaron con otros sindicatos.

Afuera, era una bola de tensión, nervios e incertidumbre. Adentro del recinto la presidenta del Bloque de diputados, Juliana Di Tullio, trataba de garantizar la participación de los diputados díscolos de su bloque. Llegaban rumores de los asesores de distintos partidos que tres legisladores riojanos del FpV se habían retirado. Se trataba de Javier Tineo, Griselda Herrera y Teresa Madera, que responden al gobernador Luis Beder Herrera- se retiraron del recinto porque “habían entrado las negociaciones con el presidente electo, Mauricio Macri”. Otras fuentes parlamentarias comunicaban que los sindicalistas Oscar Romero y Carlos Gdansky, el misionero Oscar Redzuk y aliados del Frente Cívico por Santiago del Estero que responden al gobernador Gerardo Zamora, no bajarían a votar. Todo era muy confuso por lo cual los trabajadores decidieron ingresar a presionar dentro del Congreso. Poco a poco los trabajadores coparon las gradas y comenzaron a cantar con todo su corazón y la presión bajaba desde los palcos. Se hicieron sentir con los cantos a favor de la expropiación. “Se viene la expropiación” y más tarde como presión a los diputados faltantes se oyó: “A ver si bajan o los vamos a buscar” este grito logró la adhesión inmediata de todos los presentes, incluso de los diputados.

Lograr el quorum parecía una utopía. En un momento el contador electrónico marcó 128 en color rojo, faltaba uno para que se inicie la sesión. Los trabajadores del BAUEN insistían y no paraban de cantar. “Uno más y no jodemos más”, gritaban todos los trabajadores de los palcos. Era un hervidero el Congreso.

La incertidumbre y los nervios se apoderaba de todos y todas a medida que pasaba el tiempo. Los rostros denotaban mucha bronca y preocupación. Cuando todo parecía extinguirse, el diputado electo por la provincia de Tucumán, Isaac Broomberg, devolvió la esperanza a todos, llegó el número 129. Erá increíbe. La realidad superaba la ficción. Todos pusieron atención a las indicaciones de Julián Domínguez y guardaron silencio. Rápida de reflejos, Di Tullio propuso una moción de orden de votar todo el paquete de leyes en un mismo voto. Se leyeron números de expedientes, todos se miran y no entienden bien que pasa. De inmediato los diputados levantan las manos y el paquete entero fue aprobado. En los palcos la gente preguntaba si ya se votó la expropiación. Incertidumbre total.

De inmediato Julián Dominguez realiza un discurso de despedida y se oye la marcha peronista. En los palcos los trabajadores no logran comprender qué sucedió. El titular de FACTA, Tonarelli llama por teléfono al diputado por el Partido Solidario (PSOL), Carlos Heller, para garantizar que se había votado la expropiación del Hotel. En tanto, Heller con una seña le asegura que sí. Recién allí, Tonarelli se atreve a la algarabía y el festejo. Los palcos son una fiesta, todos los trabajadores se saludan y felicitan. Ahora sí, seguros y confiados. Los abrazos y las lagrimas se suceden. No lo pueden creer. Eva Losada, la presidenta del BAUEN, se abraza con todos, todos se abrazan con todas. Los trabajadores Telefónicos cantan “olé olé a los noventa no volvemos nunca más”, los del BAUEN entonan con lágrimas en los ojos “Esta lucha, la ganamos compañeros…”

Por Callao, la bandera del BAUEN flamea y un centenar de personas camina detrás de ese estandarte, de ese símbolo de las cooperativas y de otras luchas del movimiento obrero. Se logró el objetivo. Todos cantan, se abrazan, ríen y lloran. Llegan hasta el Hotel y en el hall cantan y se aferran a la historia: “Olé olé, del hotel BAUEN no nos vamos nunca más”.

En el comedor del BAUEN se organiza un brindis. Hablan los referentes, hablan los compañeros de varias cooperativas de FACTA, habla el diputado Juan Carlos Junio (PSOL) quien acompañó el proyecto redactado por Carlos Heller y felicita a todos. Hablan referentes de organizaciones, de partidos, de sindicatos, hablan, saludan, felicitan y se abrazan. Hay sesión de fotos. Siguen hablando, nadie se quiere ir. Claro, hoy más que nunca, “El BAUEN es de todo”.

Felicitaciones.

MEDIA SANCIÓN PARA EL PROYECTO DE LEY DE EXPROPIACIÓN DEL BAUEN

 

Se aprobó una iniciativa parlamentaria consensuada con diversas fuerzas políticas sobre la base de un proyecto de Carlos Heller

En la última sesión del año parlamentario, y en el marco de una jornada que intentó ser boicoteada por los legisladores de la alianza Cambiemos, la Cámara de Diputados de la Nación dio media sanción a un proyecto de ley consensuado sobre la base de una iniciativa que Carlos Heller (Partido Solidario) presentó oportunamente, que declara de utilidad pública y sujetos a expropiación los inmuebles y todas las instalaciones del hotel cooperativo BAUEN.

“Desde que los trabajadores se hicieron cargo de la gestión del hotel abandonado por sus dueños, el BAUEN es un ámbito donde las organizaciones populares de distintos signos, sin discriminaciones de ninguna naturaleza, tuvieron un espacio cada vez que necesitaron un lugar para poder desarrollar sus actividades o para alojarse. El ejemplo del BAUEN es una referencia para la lucha de todos los trabajadores autogestionados”, expresó Heller.

Para el referente nacional del movimiento cooperativo, “el BAUEN debe, en estricta justicia, ser expropiado, declarado de utilidad pública y puesto al servicio de la cooperativa que lo gestiona para que pueda continuar con su labor, que excede el sentido de la defensa sólo de los puestos de trabajo”. En ese sentido, Heller explicó que “la crisis socio-económica como consecuencia de la implementación de políticas neoliberales, que tuvo su estallido en diciembre de 2001, dejó una enorme secuela de empresas cerradas o abandonadas por sus dueños”.

“Hoy existe un registro de más de 200 empresas recuperadas y gestionadas por sus trabajadores que tienen esta misma característica, que han logrado sobrevivir, sobreponiéndose a las enormes dificultades de llevar adelante empresas quebradas. Los que han logrado eso tienen un mérito que debe ser absolutamente reconocido y valorado, por eso es de absoluta y estricta justicia, reiteramos, llevar adelante este proyecto y darle media sanción antes de que termine este período legislativo”, concluyó Heller.

El Partido Solidario acompaña en forma permanente la lucha de los trabajadores del hotel cooperativo BAUEN, vaciado y cerrado en 2001 por sus antiguos dueños y recuperado y gestionado por sus trabajadores desde 2003.

Buenos Aires, 26 de noviembre de 2015

……..

JUEVES 26/11 – EL BAUEN A UN PASO DE LA EXPROPIACIÓN

Los trabajadores del Hotel BAUEN obtuvieron hoy en la plenaria de las comisiones de Presupuesto, Legislación general, Cooperativas y Mutuales, el dictamen favorable sobre el proyecto de Ley de Expropiación del inmueble.

El proyecto tratado es del diputado Carlos Heller que sintetiza los 5 proyectos presentados anteriormente en el Congreso de la Nación.

“Es la primera vez en 13 años de lucha que se llega a esta instancia de resolución favorable para nuestra cooperativa de trabajo. Esperamos confiados que mañana se pueda hacer realidad nuestro sueño que lleva 13 años de lucha”, Coincidieron María Eva Losada y Federico Tonarelli, la presidenta y el vicepresidente del BAUEN.

Expresaron su apoyo en la sesión de hoy que estuvo presidida por la legisladora Diana Conti los diputados Héctor Recalde y Gastón Harispe por el Frente para la Victoria (FPV); Los diputados Pablo López y Mirian Bregman por el Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT); Juan Carlos Sabalza por el partido Socialista, Claudio Lozano por Unidad Popular, Fabian Rogel por la UCR, y el único que se opuso al proyecto fue el diputado Pablo Tonelli del Pro.

Los trabajadores del BAUEN convocan que nos acompañen para coronar esta lucha en el palacio del Congreso donde se realizará una radio abierta a partir de las 14 horas.

Prensa FACTA / Jaime Galeano. Tel 1553316613

Contacto: Federico Tonarelli. Tel 1557445208