BAUEN - Empresas recuperadas // “Esperamos con mucha confianza, la rápida salida del dictamen que nos habilite a llegar al tratamiento de la ley de expropiación en el recinto antes de diciembre”.

ENTREVISTA AL PRESIDENTE DE FACTA, (BAUEN) FEDERICO TONARELLI

Pensamos que no se puede dudar frente a la elección del próximo domingo y nos definimos por el voto a Daniel Scioli.


ENTREVISTA AL PRESIDENTE DE FACTA, FEDERICO TONARELLI

Días atrás, los trabajadores de la cooperativa del Hotel Bauen, reeligieron al Consejo de Administración del cual Federico Tonarelli ejerce el cargo de vicepresidente. María Eva Losada y equipo seguirán administrando la cooperativa que en la última década se convirtió en el símbolo de la autogestión y el espacio de solidaridad de la clase trabajadora.

Hoy a 13 años de gestión obrera, sigue atrayendo trabajadores en conflicto gremial o vaciamiento empresarial como lo demuestran los obreros de La Litoraleña.

Entrevistamos al titular de la FACTA para conocer detalles de la Asamblea y saber sobre las novedades respecto al estado en que se encuentran los proyectos de expropiación de la cooperativa, la actualidad de la Federación y por supuesto, la opinión de cara al balotaje que decidirá el próximo Presidente de la Argentina.

¿Cómo se desarrolló la última asamblea que reeligió al actual Consejo de Administración de BAUEN?

Nuestra cooperativa lleva casi 13 años de gestión y con el correr del tiempo, fuimos desarrollando una dinámica de funcionamiento que nos permite tener una permanente estabilidad institucional. Renovamos autoridades periódicamente sin sobresaltos, con nuevos compañeros que se van sumando al Consejo de Administración y adquieren así la experiencia necesaria para continuar con el proceso. En ese marco, la Asamblea nos sirvió para intercambiar ideas y acordar los trazos gruesos de la gestión para la etapa que se viene.

¿Cuáles son las metas y prioridades que se propone esta nueva administración?

La prioridad de todos los Consejos de Administración de la cooperativa, de nuestro Hotel, estuvo marcada por la necesidad de solucionar el litigio respecto del inmueble y efectivamente ganar el conflicto.

A la par, la necesidad de continuar creciendo económicamente y seguir desarrollando la línea histórica de claro perfil solidario que tiene el BAUEN, cuestión que a través de los años convirtió a nuestra cooperativa en la Casa de todos los Trabajadores.

¿Hubo algún avance con los proyectos de ley de expropiación presentados en el Congreso de la Nación?

En este momento existen 5 proyectos de ley de expropiación a favor de la cooperativa con estado parlamentario en la Cámara de Diputados.

Durante esta semana comenzó la discusión en comisión y esperamos con mucha confianza, la rápida salida del dictamen que nos habilite a llegar al tratamiento en el recinto antes del recambio de diciembre.

¿Cuál es la postura de FACTA o de las cooperativas que integran la Federación con respecto al balotaje del domingo?

Nuestra Federación está formada por compañeros provenientes de distintas tradiciones políticas, incluidos los independientes, por supuesto.

Aún siendo así, llegamos a una síntesis con relación al proceso político actual y estamos en contra de aquellos que plantean la neutralidad.

Pensamos que no se puede dudar frente a la elección del próximo domingo y nos definimos por el voto a Daniel Scioli.

Teniendo en cuenta que el 28 de noviembre FACTA realiza su plenario, ¿qué balance hacés de la Federación? ¿Cuáles son las metas que se propone la organización ante este cambio de gobierno?

Siempre pensamos que las organizaciones de trabajadores autogestionados deben formarse a partir de la necesidad de contar con una herramienta efectiva que nos aglutine, para ganar en relación de fuerzas frente a los innumerables problemas que enfrentamos a diario. Y la FACTA fue fundada el 9 de diciembre de 2006 bajo esa premisa.

Durante estos años nos fuimos organizando y te diría que hoy en día nuestra entidad es muy importante dentro del movimiento cooperativo en general y mucho más si nos remitimos al cooperativismo de trabajo en particular.

Espero lo mejor y frente a lo que viene, muy probablemente tengamos que enfrentar nuevos conflictos donde los trabajadores intenten recuperar sus empresas formando más cooperativas de trabajo.

Estamos preparados para volcar nuestra experiencia, acompañarlos y seguir trabajando por el crecimiento de la autogestión en nuestro país.

¿Por qué creés que FACTA sigue siendo una de las primeras opciones para los trabajadores cuando surgen conflictos gremiales en las empresas, como lo demuestra el caso de los trabajadores de La Litoraleña?

Porque hemos ganado en madurez, experiencia y la ponemos al servicio de los compañeros que se encaminan a recuperar sus empresas.

Todo lo que hacemos está a la vista, lo hacemos con absoluta convicción y compromiso y pienso que se nota.

Además, contamos con una estructura que nos permite abordar los conflictos desde todos los ángulos, desde lo estrictamente ligado a lo político-gremial, hasta lo que tiene que ver con lo jurídico y lo productivo. Tenemos un perfil militante, con una clara conciencia de clase.

No renegamos por tener que gestionar las empresas, sino todo lo contrario, lo reivindicamos y por ello trabajamos día tras día para que sean más y más las cooperativas de trabajo que se sumen a este gran movimiento de trabajadores autogestionados, en alianza siempre con resto del movimiento obrero organizado.

Todo esto nos pone permanentemente en contacto con compañeros de todo el país y de ahí surgen las relaciones que derivan en nuestra presencia cuando aparece un nuevo conflicto.