Envió un escrito a Griesa para que rechace el pedido de un Discovery intrusivo sobre el Bonar 24.

EL DEUTSCHE BANK PONE FRENO A LOS FONDOS BUITRE

INFOnews

El Deutsche Bank envió un escrito al juez Federal de Nueva York, Thomas Griesa, para que rechace la moción de los fondos buitre Elliott Management y Aurelius.

INFOnews
24 de Octubre

Los fondos buscan forzar al banco a entregar de manera compulsiva datos sobre la emisión del Bonar 2024 de abril.

Si bien el escrito fue presentado en soledad, forma parte de un reclamo conjunto que incluye al JP Morgan y al BBVA Banco Francés, todas entidades acusadas de cooperar con la Argentina en la colocación de títulos en el exterior.

«La moción de los demandantes es prematura e innecesaria», señaló Philippe Zimmerman, abogado del Deutsche, y aclaró que «la entidad bancaria ya ha provisto a los fondos información sustancial (centenares de páginas) respecto del Bonar 2024 antes de la emisión de las órdenes» del juez Griesa.

Por otro lado, aclaró que «Deutsche Bank Nueva York no tuvo un rol central en la subasta del bono.

La información que los demandantes presentaron es de la subsidiaria de Londres», publica Tiempo Argentino.

Deutsche, así como lo hizo con anterioridad el JP Morgan y el BBVA, reclamó confidencialidad: «Revelar información confidencial afectará a la actividad comercial y a la posición competitiva de la parte que entrega los documentos».

Por ello, solicitó al magistrado que, de ser necesario el Discovery, se debería realizar «sólo ante los ojos de los abogados».

En este sentido, alertó que «NML, y tal vez Aurelius, compartieron información de manera impermisible con Olifant (y otras partes interesadas)».
«Revelar información confidencial afectará a la actividad comercial y a la posición competitiva».

En otro orden de cosas, el banco se resistió a las exigencias de los fondos de entregar la información de su subsidiaria argentina.

Pero el Deutsche se negó por cuestiones de interés nacional, dado que el gobierno podría «imponer penas administrativas, incluyendo advertencias, suspensión o clausura de las bases de datos o multas de hasta $ 100 mil», si revela información sobre los usuarios de servicios financieros.

El Deutsche, así como los otros bancos, reclamaron a Griesa una posición de colaboración mutua para esclarecer la emisión del Bonar 2024, e incluso aseguraron que «estamos dispuestos a producir un suplemento de información si la inicial no fue suficiente respecto de si los bonos son Deuda Externa».

Este caso forma parte de un debate más amplio sobre si el Bonar 2024 es Deuda Externa, y por lo tanto, si Griesa debe bloquear los pagos de intereses.

El objetivo último de los fondos buitres es bloquear toda emisión de deuda en dólares bajo Ley Argentina para limitar el financiamiento del país.

El 9 de noviembre será el turno de los buitres para responder las objeciones de los bancos y el 18 de ese mismo mes el JP Morgan, el Deutsche y el BBVA presentarán su último descargo.

Afianza el plan nacional

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, opinó que la sentencia favorable de la justicia belga y la intimación del inversor George Soros al Banco de Nueva York «le quitó poder de fuego al juez Thomas Griesa, que no ha parado de hacer desaguisados».

De esta manera se sumó a la celebración de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y Carlos Zannini.

También los economistas destacaron los efectos del fallo.

El ex director del Banco Central, Arnaldo Bocco, consideró que la medida «deja mal parado a Griesa».

«Todo lo que ganó con la acción sobre la Corte y el lobby que hicieron los fondos buitre comienza a ser mermado en su poder», afirmó Bocco, y agregó que esto facilitará el proceso de negociación.

El economista Agustín D’Attellis, coincidió en que «fortalece la posición argentina para encontrar un cierre definitivo en algún momento a esto con una postura que defienda el interés nacional», mientras que Fernanda Vallejos opinó que el Banco de Nueva York «queda entrampado en una situación compleja que lo desacredita; se tiene que hacer cargo de sus responsabilidades como institución financiera».