Forma parte de un sector del país que depende directa y permanentemente de la embajada y la CIA.

DEBE ACTUAR LA JUSTICIA

Por Carlos Valle

El caso de Iron Mountain, de evidente fraude económico financiero, ejecutado por el mismo grupo, donde se incendiaron, entre miles de documentos contables de empresas de gran porte, certificados probatorios de operaciones del Gobierno de la Ciudad y de empresas involucradas, en forma directa, en estafas contra la administración, en forma conjunta y concertada.


NAC&POP
22/10/2015

Cuando nos referimos a Niembro, como la carroña pejotista, mucha de la cual está enrolada junto al procesado amarillo, estábamos señalando, también, a quienes usan cuestiones relevantes, para encubrir sus fechorías, de todo tipo.

Este es el caso, asimismo, de Juan José Gómez Centurión, quien está mas identificado con los hechos de la dictadura genocida cívico militar, que con Malvinas y por eso se enroló y es funcionario del sector que desarrolla actividades antiargentinas con mas frecuencia y persistencia.

No vamos a reiterar todos los atentados criminales cometidos, la mayoría mediante incendios, con muchos muertos (con muchos niños muertos, especialmente).

Si, el caso de Iron Mountain, de evidente fraude económico financiero, ejecutado por el mismo grupo, donde se incendiaron, entre miles de documentos contables de empresas de gran porte, certificados probatorios de operaciones del Gobierno de la Ciudad y de empresas involucradas, en forma directa, en estafas contra la administración, en forma conjunta y concertada.

Esa maniobra penal derivó en un acto criminal, de particular magnitud, ya que fueron asesinados diez servidores públicos.

Diez héroes, todos pertenecientes al Cuerpo de Bomberos.

No solo ensangrentaron Barracas, sino que toda la ciudad y el país todo se enlutó, con la muerte de diez hijos relevantes de la Patria.

El padre de uno de ellos, recibió amenazas de muerte de parte de ese cobarde canalla, que conduce la Agencia Gubernamental de Control porteña y forma parte del grupo nazi, que se ha destacado por los operativos, declaraciones, control de comunicaciones telefónicas y de otra naturaleza.

Un miserable de tal laya, no debería nunca hacer mención de Malvinas, ni de la Patria, ni de personaje alguno, porque está actuando como un delincuente de la peor calaña, contra la República Argentina y su pueblo; contra su historia y sus próceres mas relevantes.

Forma parte de un sector del país que depende directa y permanentemente de la embajada y la CIA.

Estamos con todos y cada uno de nuestros héroes de Barracas y sus familiares; especialmente con el amenazado.

Ese traidor a la Patria, al amenazar a ese compatriota, amenazó a todos los argentinos.

Como enlutó al país, con el incendio y posterior asesinato de esos bomberos, héroes y patriotas.

No se puede tolerar ni una bajeza mas de esta naturaleza.

Debe actuar la justicia, porque se corre el riesgo de que esta carroña termine su turbia existencia como el Duce, ya que el pueblo, abrumado por estos delincuentes incalificables, puede cansarse y hacer llegar la hora del escarmiento.

Que jamás resulte necesario llegar a tales extremos, pero quienes atenten contra la libertad y contra la vida de la ciudadanía, vivían en la cárcel, en lugar de los perejiles y de los que, durante largo tiempo, aguardan ser procesados (aunque el procesado amarillo continúe delinquiendo; libre y candidateándose), como los innumerables inocentes a quienes, jamás, se les podrán devolver el tiempo arrebatado, por delitos que jamás cometieron.

Todo esto nos debe hacer pensar, mas aun.

Fraternalmente, los abrazo desde el alma, una vez mas.

Y recuerden que siempre nosotros, los que estamos con el pueblo y con la Patria, seremos mas.