El deseo de Francisco de "Techo, Tierra y Trabajo" es corporizado por Daniel Scioli en su campaña hacia una Argentina que seguirá por el crecimiento.

PRIMERA VUELTA PARA LA VICTORIA

Por Maximiliano Borches

La Historia sigue su curso irreversible, en un particular y auspicioso momento donde a la energía transformadora que desplegó y despliega la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el cuadro político más sobresaliente de los últimos 60 años, se le suma la prédica del primer Papa argentino: Francisco.
NAC&POP
20/10/2015

A pocos días de realizarse las elecciones presidenciales del próximo 25 de octubre, la fórmula del Frente para la Victoria (FpV), encabezada por Daniel Scioli y Carlos Zannini, consiguió superar la barrera de los 40 puntos porcentuales, adelantando además por doce puntos de diferencia, a la fórmula de “Cambiemos”, a cuya cabeza se encuentra el único candidato presidencial PROcesado por la Justicia por casos de escuchas ilegales –es decir, espionaje-: Mauricio Macri.

De esta manera, tras la consolidación que según todas las mediciones coinciden en afirmar, de que Daniel Scioli será el próximo presidente en primera vuelta, y Aníbal Fernández será el próximo gobernador bonaerense con la legitimidad otorgada por el voto popular.

Se dará inicio así, a un verdadero hecho histórico en nuestra historia política nacional: el cuarto período del Frente para la Victoria, cuya consigna para esta etapa es el desarrollo de las fuerzas productivas nacionales, a partir de los numerosos logros obtenidos durante esta última década.

Lo que está en juego este próximo domingo, en términos de política nacional, es seguir profundizando un proyecto de crecimiento con inclusión social.

En el plano internacional es acompañado por políticas de no subordinación, sino de asociación y cooperación entre los países del mundo; frente a un proyecto de ajuste, sumisión y entrega de los intereses nacionales, representada por una oposición boba, que a esta altura se encuentra mareada por haberse puesto y sacado tantos trajes ideológicos.

La no resignación de los derechos recuperados y los nuevos conquistados en éstos años, tienen que servir como guía estratégica –también- para algunos grupos políticos que habitan en el universo del FpV; minoritarios a nivel nacional pero ruidosos en sus presencias mediáticas, sobre todo en las opositoras, para que comprendan cabalmente que en este caso en particular se juega un interés superior.

Por otro lado, tendrán presente (más aún en los casos de agrupaciones que se autodefinen como herederas de la doctrina peronista), aquellas palabras del general Perón, cuando afirmaba que: “Primero la Patria, después el Movimiento y por último los hombres”.

No es momento de mezquindades, sino de profundización de las históricas banderas justicialistas recuperadas a partir del año 2003, y que a esta altura se encuentran más vivas que nunca.

Aquellos que no lo entiendan y queden presos de sus propios microespacios, resignarán sus pequeños intereses.

Mientras tanto, la Historia sigue su curso irreversible, en un particular y auspicioso momento donde a la energía transformadora que desplegó y despliega la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el cuadro político más sobresaliente de los últimos 60 años, se le suma la prédica del primer Papa argentino: Francisco.

Su deseo de Techo, Tierra y Trabajo es corporizado por Daniel Scioli en su campaña hacia una Argentina que seguirá por el camino del crecimiento.

MB/