...es decir que la Nueva Unión Democratica” ya perdió en 5 de las 6 provincias ...

TUCUMÁN Y CHACO ANTICIPAN EL TRIUNFO DEL FPV EN OCTUBRE

Maximiliano Borches

El General Juan Domingo Perón, decía que «se puede decir una mentira, pero no hacer una».

 

TUCUMÁN Y CHACO ANTICIPAN EL TRIUNFO DEL FPV EN OCTUBRE

Por Maximiliano Borches
NAC&POP
21/09/2015

 

La operación político-mediática-judicial, cuya punta de lanza fue el sedicioso fallo presentando por la Cámara en lo Contencioso Administrativo de la provincia de Tucumán, tenía como objetivo anular la decisión electoral adoptada por las mayorías de ese pueblo.

En un claro intento desestabilizador del orden democrático, en un arrojo de melancolía histórica de los tiempos en que los conservadores eran amos y señores de la soberana decisión de elegir libremente a los representantes.

Se había presentado una apología al “voto calificado”, al sostener -en una demencial síntesis- que no podían tomarse en serio los votos emitidos por los sectores populares tucumanos porque no son “ciudadanos libres”.

Al afirmar que “las prácticas clientelares conspiran precisamente contra la expresión de libre voluntad y constituye un presupuesto indispensable del ejercicio del sufragio”, (como exhortaba un párrafo del brutal fallo presentado por los camaristas Salvador Norberto Ruiz y Ebe López Piossek); confirmó los resultados que consagraron como futuro gobernador al candidato del Frente para la Victoria (FpV), Juan Manssur.

Manzur se había impuesto por 12 puntos de diferencia (unos 110 mil votos) sobre el postulante del Acuerdo para el Bicentenario, el radical José Cano.

El espacio político que hasta el momento cuenta entre sus filas con cuatro de sus integrantes presos, por haber quemado urnas en la localidad de Sargento Moya, durante la elección del pasado 23 de agosto.

De esta manera, el intento de anular una elección democrática, por parte de la que podríamos definir como la versión Siglo XXI de la “Unión Democrática” quedó desactivado.

Ese rejunte opositor en 1945 se conformó con los partidos conservadores, comunista, socialista y UCR, entre otros; y hoy se resignifica en la Alianza PRO-UCR-Frente Renovador y partidos conservadores locales, con el acompañamiento de socialistas y otras agrupaciones autodenominadas “progresistas”.

Junto a la contundente victoria del peronismo chaqueño de ayer, que superó por casi 13 puntos porcentuales a la versión provincial de la Unión Democrática del Siglo XXI, también se ganó en la capital, Resistencia, que será conducida por el ex Jefe de Gabinete –y por ahora gobernador del Chaco- Jorge “Coqui” Capitanich, tras casi veinte años en las que no gobernó el peronismo en esa ciudad capital chaqueña.

Es decir que la Nueva Unión Democratica” ya perdió en cinco de las seis provincias donde hasta el momento se votó para elegir gobernador.

El PROcesado Mauricio Macri debe responder por los casos de corrupción que desbordan al gobierno porteño

Estos triunfos populares, y de la justicia en la provincia de Tucumán, sumados al techo electoral al que llegó el candidato de “Cambiemos”, Mauricio Macri, PROcesado por la justicia porteña, por causas relacionadas a escuchas ilegales (es el único candidato a Presidente 2015 que se encuentra procesado por la justicia por el grave delito de espionaje), sumados a la cantidad de casos de corrupción de la administración del Gobierno porteño, encabezado por el mismo Macri, la candidata a gobernadora por la provincia de Buenos Aires; la porteña María Eugenia Vidal, y el actual jefe de Gabinete, y jefe de Gobierno electo, Horacio Rodríguez Larreta, que están saliendo a la luz a partir de los 22 millones de pesos girados ilegalmente a una empresa trucha que conformó el ahora ex candidato a diputado nacional por el PRO en la provincia de Buenos Aires, el relator Fernando Niembro; no sólo merman las posibilidades electorales de los representantes del neoliberalismo criollo para alzarse con el triunfo electoral del próximo 25 de octubre, sino que allana el camino para una victoria en primera vuelta de la fórmula presidencial del Frente para la Victoria (FpV), encabezada por Daniel Scioli y Carlos Zannini, como así también un contundente resultado electoral en la provincia de Buenos Aires, para que la fórmula del FpV, encabezada por Aníbal Fernández-Martín Sabbatella, conduzca los destinos de la provincia más poblada del país.