Se reafirma la potencia electoral del peronismo y su liderazgo nacional

AJUSTAR LAS ORGANIZACIONES PARA LOGRAR LA VICTORIA

Maximiliano Borches

maximiliano-borches-150-m
La diferencia obtenida por el FpV -para nada menor- lo coloca a sólo 2 puntos porcentuales de obtener la victoria en primera vuelta

Se reafirma la potencia electoral del peronismo y su liderazgo nacional

AJUSTAR LAS ORGANIZACIONES PARA LOGRAR LA VICTORIA

La diferencia obtenida por el FpV -para nada menor- lo coloca a sólo 2 puntos porcentuales de obtener la victoria en primera vuelta

Por Maximiliano Borches

NAC&POP

11/08/2015

 

El resultado obtenido en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), del pasado domingo, por la fórmula del Frente para la Victoria (FpV), encabezadas por Daniel Scioli y Carlos Zannini, que obtuvo un 38,4% del total de votos nacionales, reafirman, por un lado, la potencia electoral del peronismo y su liderazgo a nivel nacional -tras doce años de gobierno-, a la vez que es un llamado de atención de cara a octubre próximo.

 

El fortalecimiento demostrado en las urnas por el espacio neoliberal, encabezado por el actual jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri y sus socios de la casi extinta Unión Cívica Radical (que le entregó llave en mano su centenario partido, convertido tras su debacle –y la del país- en 2001, en un refugio de conservadores y reaccionarios), y de la Coalición Cívica, que bajo la conducción de la diputada nacional Lilita Carrió, se debate entre ser un aguantadero para las operaciones mediático/políticos del Grupo Clarín, y la farsa misma de la política; que en total obtuvieron un 30.1% de los votos.

Esta diferencia, -para nada menor- obtenida por el FpV, lo coloca a sólo 2 puntos porcentuales de obtener la victoria en primera vuelta el próximo 24 de octubre, pero no deja de ser un llamado de atención para las filas internas del FpV.

 

En esta etapa, finalizando el segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner, el FpV deberá mostrarse verdaderamente unido y organizado (y no sólo como marca la consigna), si efectivamente pretende conducir los destinos del país por cuatro años más, y profundizar los innumerables logros y conquistas sociales, materializados en esta última década.

En este sentido, el liderazgo que empieza a desplegar Daniel Scioli, debe profundizar en el fortalecimiento de la unidad con los sectores de la sociedad que no se sienten representados por ningún espacio partidario.

 

Estos sectores son conscientes de los logros obtenidos en los últimos años y ven con buenos ojos la conducción ejercida por la presidenta de Cristina Fernández de Kirchner.

 

Los sectores –dentro del mismo peronismo-, que se encuentran en una especie de segundo plano en estos últimos años; como una importante porción del movimiento obrero organizado y algunos gobernadores, deberán convivir (en este nuevo escenario) con los sectores juveniles del peronismo (algunos de ellos, referenciados casi con exclusividad con los liderazgos de Néstor y Cristina Kirchner).

 

Así se podrá lograr una superación dialéctica y una síntesis que permita el normal desenvolvimiento de las fuerzas políticas, territoriales y sociales del país, en función de la unidad nacional y los intereses de nuestro pueblo y nuestra patria.

Varios de los sectores juveniles deberán empezar a comprender, a su vez, como parte de su maduración política, que el peronismo es un movimiento que ante todo prioriza las fuerzas del campo popular.

 

En este sentido, las nuevas alianzas que comenzarán a definirse en las próximas semanas, tendrán como primer objetivo la victoria en la primera vuelta electoral de octubre, cuya principal meta será estabilizar la continuidad del actual proyecto de reindustrialización con inclusión social, para continuar desarrollando  las fuerzas productivas del país.

 

Esto en el marco de un escenario regional que comienza a girar a la derecha, y que en gran medida, empieza a depender del rumbo político de la Argentina para mantener la ampliación de derechos y las conquistas democráticas obtenidas a nivel sudamericano.

 

MB/

 

N&P: El Correo-e del autor es Maximiliano Borches maxibor@yahoo.com