Comenzo entonces otra guerra, mas sucia y difócil, porque fue necesario que el capital financiero

LA MUTACION NEOLIBERAL

Jorge Rachid

jorgerachidpp2015
Los seresvivos se vanadaptando a las circunstancias que les toca vivir,lo mismo sucede con las conductas de sectores criminales de intereses, que adaptan su comportamiento a los nuevos escenarios politicos

LA MUTACION NEOLIBERAL

 

Por Jorge Rachid*

Así como los seres vivos se van adaptando a las circunstancias que les toca vivir, por ejemplo cambios climáticos que hacen que mamíferos que habitan zonas árticas desarrollen ciertas cualidades de protección, como grasas y pelos que conserva el calor, o las plantas se adapten a zonas de donde no eran naturales, mutando genéticamente, ante las nuevas necesidades, lo mismo sucede con las conductas de sectores criminales de intereses, que adaptan su comportamiento a los nuevos escenarios políticos.

No fue necesario hacerlo en las épocas de dictaduras militares en América Latina, cuando el capital financiero internacional extorsivo, andaba a sus anchas, monitoreando lasmacro economías de los países, con herramientas como el FMI y el Banco Mundial, imponiendo políticas económicas que ataban los intereses nacionales y regionales, a las necesidades comerciales y financieras de los países centrales, tanto en productos, abriendo las economías al “libre comercio”, destruyendo las industrias nacionales, penetrando culturalmente el consumo haciéndolo dependiente ( Mac Donald, Buggers), propiciando las modificaciones en educación y salud que permitieron la penetración del lucro , como eje de desarrollo del modelo neoliberal, basado en el individualismo y la eutanasia social. También lo hicieron desde lo financiero, manejando las monedas locales, endeudando a los países, cobrando con activos físicos de empresas estatales estratégicas en términos de soberanía, coaptando el ahorro interno genuino de la previsión social, privatizando las mismas, como así también los sistemas solidarios de salud y educación; el seguro nacional y la banca fueron asimismo encarrilados en esa lógica del Mercado, como ordenador social.

Sólo las crisis sucesivas del Tequila mexicano, el Vodka ruso y la Caipirhiña brasilera hicieron retroceder en parte, la aplicación de determinadas políticas de ajuste finales a un proceso que parecía irreversible de colonialismo económico y político, basado en el Consenso de Washington e instrumentado por el Plan Brady de apropiación de activos físicos, a precio vil con bonos basura, que llevaban a mas endeudamiento. Esos hechos sumados a los nuevos desafíos del mapa mundial, que respondía a un  nuevo escenario, como el atentado a las Torres, necesario para alimentar el complejo industrial militar de EEUU previendo una crisis, con el desarrollo de guerras coloniales, en Medio Oriente en Irak y Afganistán, colocando como excusa del combate al terrorismo que permitió al imperio recuperar posiciones de vanguardia y postergar una crisis que finalmente llegó.

En efecto la caída de Lherman Brhoders precipitó una serie de reacomodamientos, que llevaron a descuidar las políticas instrumentadas durante décadas en América Latina y que hizo resurgir el siempre presente rechazo a las políticas de dominación imperial con que EEUU imaginó desde su independencia, su patio trasero sometido y colonizado. Así fue como desde el inicio mismo del siglo XXl los países de nuestro continente, mas específicamente de nuestra Patria Grande, imaginada y luchada por nuestros Padres Fundadores Bolivar, San Martín y Artigas, doscientos años después, se comenzó a poner de pié, con el impulso de los pueblos y de la mano de líderes populares como Chavez, Lula y Kirchner, ahora Cristina, que le dieron una impronta de recuperación de la memoria de la América Profunda, Morena , Criolla que se había perdido en la dinámica de los tiempos golpistas de militares, coaptados por la Escuela de Panamá, donde fueron formados para someter a sus pueblos, con las teorías de las guerras internas y por empresarios que vendieron su futuro al canto de las sirenas financieras, donde el lucro estaba en la especulación y no en el trabajo y la producción nacional.

Ello llevó sin dudas a mutaciones específicas de los sectores dominantes que ante el rechazo del ALCA, la irrupción de UNASUR, la CELAC, el MERCOSUR y el BRICS, sintió debilitado su poder de sujeción de los procesos democráticos nacionales que había podido controlar hasta esos tiempos con políticas de extorsión financiera y determinación de las políticas locales, en función de la amenaza permanente de desfinanciamiento y la incapacidad de tomar decisiones soberanas en el aspecto económico. Fue que comenzaron su proceso de transformación en cuanto a las herramientas de coacción, que antes eran los organismos multilaterales de crédito, que ya habían sido empujados fuera de la órbita de decisiones de los ejecutivos, que encima abrieron nuevos mercados extrarregionales, se expandieron a mundos lejanos y reprobados por los dueños del poder hasta entonces, como los asiáticos , africanos y orientales en general y dodne aparecieron nuevos y potentes actores en el escenario internacional como China, India y el resurgir de Rusia.

Comenzó entonces otra guerra, mas sucia y difícil, porque fue necesario que el capital financiero involucrara a poderes ejecutivos y judiciales, en una batalla sin cuartel, como la iniciada contra la Argentina, que había logrado reestructurar con acuerdo de acreedores el 93% de la misma en los años 2005 y 2010, y que se ve amenazada por el residual especulativo y criminal de los Fondos Buitres, nuevos misiles golpista que instrumenta el imperio, con los cuales  amenaza a aquellos países , que endeudados se atrevan a seguir los pasos emancipatorios que se dieron en América Latina, hoy sometida a un ataque sin pausa por esos poderes, que a través de los medios hegemónicos de difusión, controlados por ese capital financiero en cada uno de los países, que juega la “libertad de expresión” como caballito de batalla para deteriorar los gobiernos, propiciar golpes blandos, desestabilizar economías, producir corridas cambiarias, crear un imaginario colectivo de corrupción ( que cuando se investiga llega a ellos como empresas multinacionales, ejemplo Siemens, rápidamente tapada), en un intento de recuperar posiciones de poder, ensalzando candidatos propios, que son empleados de sus intereses, camuflados en cualquier tipo de posición ideológica.

Los Fondos Buitres entonces no son solamente ellos, son la pieza final del ataque a que son sometidos los países que no se arreglan o someten a sus demandas, que resisten sus presiones e instrumentan políticas heterodoxas para resolver sus problemas, en un marco de soberanía nacional y regional, propiciando el ahorro interno, protegiendo el trabajo, fomentando el consumo interno, evitando endeudarse y defendiendo la moneda ante los ataque especulativos. De ahí que el reciente pronunciamiento de Naciones Unidas propiciando un marco legal de reestructuración de deudas soberanas, propuesto por Argentina, haya pegado duro en las hipótesis de avance de la especulación internacional, llevando la lucha a otro terreno, que sin dudas merecerá otra mutación criminal, con el mismo ADN del capitalismo salvaje que la identificó hasta ahora.

Los países de nuestra región debemos estar preparados para los próximos tiempos, que serán sin dudas muy duros, debidos a las necesidades de una Europa en crisis, un EEUU en guerra permanente, procesos de desestabilización y guerra en Oriente y Africa, un mundo que se debate entre el Multilateralismo y Multipolarismo, del lado de la mayoría de los países de las UN, de ahí las votaciones ignoradas en forma permanente por EEUU, Inglaterra, Alemania, Israel y Japón, quienes propician en forma alternada Unilateralismo o Multilateralismo siempre con Unipolarismo, es decir un único poder mundial, con o sin socios, en la aventura de someter a los pueblos


El Peronismo aparece así, junto a la mayoría de los países del mundo, al Papa y las organizaciones ligadas a los Derechos Humanos, la Educación y la Cultura, como eje de la recuperación de la humanidad en la política y del hombre como centralidad del modelo de construcción social, político y económico del siglo XXl, que nos demanda una naturaleza atacada, pueblos hambrientos, países sometidos, guerras inventadas, mercenarios por doquier y medios de comunicación al servicio de los responsables de una  nueva colonización mundial.

2 de gosto de 2015