Los dedos en V

PARA LA VICTORIA, POR LA SEGUNDA DECADA

Juan Carlos Manoukian

Manoukian:-Para los peronistas alzar las manos con los dos dedos en V, suponen un gesto cargado de historia y significado. El mas remoto en el ´55, en plena Fusiladora…

PARA LA VICTORIA, POR LA SEGUNDA DECADA

Por Juan Carlos Manoukian*

Para los peronistas alzar las manos con los dos dedos en V, suponen un gesto cargado de historia y significado. El más remoto nos ubica en el ´55, en plena Revolución Fusiladora.

CRISTO VENCE fue la consigna con la que los pilotos alzados en Junio,  justificaban su criminal acción, explicitada mediante una Cruz que en su base tenía una V.

En pleno medio día de aquel gris 16 de Junio de 1955, los distraídos transeúntes del microcentro porteño, no podían creer que les lanzaran bombas y metralla desde el aire aviones que tenían pintado en el fuselaje ese símbolo inentendible y desconocido.

Fue la primera vez que una Fuerza Armada utilizaba en contra de sus compatriotas, las armas confiadas para la defensa nacional, el ataque extraterritorial.

Las paredes de la ciudad aparecieron con pintadas iguales como celebración del cobarde hecho, estampadas por el odio gorila antiperonista. Resultaba inaudito el uso del símbolo cristiano por excelencia para semejante demostración.

Juan Domingo Perón pasa a ser el “tirano depuesto” ya que por Decreto Ley 4161 del 5 de marzo de 1956 ni siquiera se lo podía nombrar o escribir, dando inicio a la etapa más convulsa e inestable de nuestra historia.

Primero Paraguay, luego Venezuela, República Dominicana y por último España fueron los países por los que se vio obligado a deambular en su exilio el ahora “tirano prófugo”.

De manera espontanea primero y en forma organizada y clandestina después, la respuesta popular no se hizo esperar.

PERÓN VUELVE fue el grito unánime que sintetizaba el anhelo de las grandes mayorías que reconocían a “los años más felices” los vividos entre 1943 y 1955, destacando, claro está, los gobernados por el General Perón junto a la Abanderada de los Humildes, Evita.

La picardía y el humor del pueblo no tienen límites y es así como arruinan las pintadas gorilas con una simple pincelada que unía el extremo superior y el derecho de la Cruz con una línea curva transformando al CRISTO VENCE en PERÓN VUELVE.

Simultáneamente, con una flor de nomeolvides en el ojal y al grito de VIVA PERÓN CARAJO, grupos coordinados  recorrían la calle Florida de Buenos Aires cantando la Marcha Peronista tomándose a golpes de puño con cuanto gorila se cruzara y que, por supuesto, los insultaban a viva voz.

Todo terminaba con corridas desafiantes de los peronistas que alzaban sus manos con los dedos en V que significaban tanto un Viva Perón como aquel primigenio Perón Vuelve.

LUCHE y VUELVE

Proscripción del peronismo, Decreto Ley 4161, fusilamientos luego de la asonada cívico militar de 1956, Plan CONINTES, anulación del triunfo electoral en la Provincia de Buenos Aires en 1958 con la fórmula Framini-Anglada, encarcelamientos y torturas a dirigentes sindicales, intervención de la CGT, robo del cadáver de Eva Perón, son algunos de los escenarios y condicionantes que dieron nacimiento a la Resistencia Peronista.

Caños, miguelitos, atentados, huelgas con tomas de fábricas, actos relámpago  jaquearon a los gobiernos tanto de militares como de civiles que pensaban que “muerto el perro se acabó la rabia”.

Y la rabia creció fogoneada por un incansable Perón, con centenares, miles de cartas dirigidas a todo tipo de compañeros, fueran estos simples trabajadores, militantes de la Juventud Peronista o destacados ex funcionarios o legisladores de su movimiento. 

Las cintas grabadas fue otro de los recursos modernos usados por él, siendo las películas del Grupo Cine Liberación, La Hora de los Hornos y Actualización Doctrinaria para la toma del Poder, las más sofisticadas piezas de comunicación a las que echó mano en su constante tarea de conductor y que circularon clandestinamente por barrios, clubes, sindicatos y casas de los que nunca resignaron su deseo de que VUELVA PERÓN.

Volantes, boletines y todo tipo de publicaciones eran rematados con la firma inconfundible de un pueblo protagonista de su destino: la inconfundible P V. Paredones, columnas, árboles y portones servían de soporte a esa señal, símbolo de rebeldía y coraje en el marco de lo que sería bandera popular por casi 18 años: LUCHE y VUELVE.

Ya en los años 70 la Juventud Peronista alza sus brazos con los dedos en V como un estandarte generacional cuando canta la marcha y sus consignas, cuando recuerda a sus caídos al nombrarlos seguido de un atronador PRESENTE.

La atroz dictadura cívico militar queda atrás, con su secuela de muerte, desapariciones y destrucción del aparato productivo, en Diciembre de 1983. Treinta y dos años de Democracia ininterrumpida es poco y es mucho, pero es indudable que debemos valorarla y defenderla como el mejor sistema  de convivencia social que supimos conseguir. Mucho sacrificio y dolor así nos lo indican.

Y si, todo esto y más fue el recorrido simbólico de esta señal de lucha, alegría, memoria y esperanza. El brazo en alto que agita los dedos índice y mayor marcan un rumbo, señalan al cielo la confirmación de un proyecto colectivo nacido en el corazón de cada compañero camino a la Victoria. Palabra ésta que es tomada para nominar al Frente que nos rescatará del Infierno entreguista.

EL CICLO KIRCHNERISTA

El 25 de Mayo de 2003 el presidente Néstor Krichner con su memorable discurso de asunción da comienzo a la restauración del auténtico ideario peronista poniendo en marcha un proceso de dignificación nacional que sanará las enormes heridas infringidas por la traición menemista primero y el neoliberalismo financiero después.

Reestructuración de la deuda externa, despido del FMI de las oficinas de nuestro Banco Central, NO al ALCA en Mar del Plata, hermandad política y económica con los pueblos latinoamericanos, anulación de las leyes de punto final, recuperación de los fondos jubilatorios para el ANSES, estatización de empresas rifadas a precio vil en nombre del pragmatismo cipayo y farandulesco, desarrollo y puesta en valor de la educación, la ciencia y la tecnología son algunos de los acontecimientos políticos destacables que permitieron el reencuentro del pueblo con sus gobernantes.

Nuevamente el brazo en alto con la mano en V vibraba en marchas, actos y plazas de la Argentina celebrando la novedad de una dirigencia parecida a su pueblo y, a su vez, imprecando al gorila de enfrente que no se tolerarán retrocesos.

Millones de jóvenes descubren la necesidad de la militancia política alentada desde la conducción de Néstor y de Cristina. Los casi 12 años desde el 2003 al 2015 ya tienen nombre, a pesar de los lamentos agoreros que hablan del fin de ciclo: La Década Ganada.

ELECCIONES  OCTUBRE DE 2015 y RESIGNIFICACIÓN

Definida la fórmula presidencial por la conductora Cristina Fernández de Kirchner, debemos avanzar a paso de vencedores para ganar en primera vuelta derrotando a la canalla liberal que pretende retrotraernos a los peores tiempos de la sumisión neocolonial. Resignifiquemos los dos dedos en V como el 2 de la Segunda Década a conquistar.

Más allá de los transvestismos vacíos, de los camuflajes ideológicos, del denuncionismo serial, de las corridas del dólar ilegal y de los campeones de la prensa “independiente” con su relato de autodenigración  y  desánimo, los sectores populares debemos UNIDOS, ORGANIZADOS y SOLIDARIOS estrechar filas, convencer a los indecisos, discutir sin prejuicios ni falsos pudores con los detractores de esta auténtica revolución en paz a la que llaman “modelo agotado”.

Estemos convencidos que acá no hay nada que se agotó, todo lo contrario. Queda mucho por hacer y somos nosotros, los peronistas-kirchneristas, los únicos que esta patria reconoce como los necesarios, diría indispensables, continuadores de la tarea que dio comienzo el 25 de Mayo de 2003 por la Felicidad del Pueblo y la Grandeza de la Nación.

Con firmeza y alegría, con los dedos en V, hagamos nuestra la consigna SCIOLI-ZANNINI PARA LA VICTORIA rumbo a lo que será, sin dudas, la 2da. DÉCADA GANADA.

Juan Carlos Manoukian jcmanoukian@yahoo.com.ar

26 de Julio de 2015