Insólito allanamiento en la casa de Víctor Hugo por un juicio le inició Cablevisión

EL DIARIO DE LA EMBAJADA DE EE.UU; PORTAVOZ DE LA DICTADURA, ATACA A VICTOR HUGO

Telam-Nac&Pop

victorhugo-150-m
Se concretó a pedido del juez Fernando Saravia por un juicio que el Grupo Clarín le inició por democratizar la final entre Boca y el Real Madrid del 2001 en su programa Desayuno.

Insólito allanamiento en la casa de Víctor Hugo por un juicio le inició Cablevisión

EL DIARIO DE LA EMBAJADA DE EE.UU; PORTAVOZ DE LA DICTADURA, ATACA A VICTOR HUGO
alanamiento-en-lo-de-victorhugo-450-m 

Se concretó a pedido del juez Fernando Saravia por un juicio que el Grupo Clarín le inició por democratizar la final entre Boca y el Real Madrid del 2001 en su programa "Desayuno”

 

Una demanda presentada en el año 2001 por el grupo Clarín contra el periodista Víctor Hugo Morales por haber pasado goles de Boca en la final de la Copa Intercontinental hace casi 15 años, derivó en un allanamiento en el domicilio de este último con la excusa de realizar un "embargo preventivo” en una causa que todavía no tiene sentencia definitiva.

 

La medida fue ordenada por el juez comercial numero 11, Fernando Ignacio Saravia, y adquirió ribetes insólitos cuando entre los oficiales de justicia que ingresó al domicilio se encontraba el pelirrojo abogado del holding de medios, Damián Cassino, quien aparece sonriente en fotos subidas a la red.

 

El trámite correspondió a una supuesta evaluación patrimonial de Víctor Hugo quien, en caso de perder el juicio, que ahora se tramita en un recurso de queja ante la Corte Suprema de Justicia, tendría que pagar 842 mil pesos más intereses a su demandante.

 

La demanda fue presentada por Cablevisión en el año 2001 a raíz de que el periodista, que entonces conducía el programa “Desayuno” por Canal 7, emitió como fondo de su imagen un televisor en el que se trasmitía la final entre Boca y el Real Madrid, disputada en Tokio, cuyos derechos de transmisión había comprado el grupo privado y se emitía por abono.

 

Cablevisión perdió su demanda en primera instancia pero la Cámara de Apelaciones en lo Comercial revirtió ese fallo y condenó a Víctor Hugo, a su productor Eduardo Metzger y a Canal 7 (entonces ATC) a pagar casi 3,5 millones de pesos.

 

El fallo considera que la visualización de la pantalla con el partido donde Boca gano 2 a 1 durante la emisión del Desayuno fue un robo de los derechos, y fue ratificado por Corte Suprema de Justicia, aunque se encuentra apelado mediante un recurso de queja.

 

El procedimiento se inició alrededor de las 13 cuando Morales terminaba su habitual programa matinal en radio Continental, y un llamado de su esposa le advirtió de la presencia de oficiales de justicia en su domicilio que le hacían saber que venían por una “deuda con Cablevisión”.

 

"Esto es fruto de la prepotencia natural de semejante poder", dijo Morales en referencia al Grupo Clarín, al denunciar el hecho que estaba ocurriendo en su casa de la Avenida Libertador 2423, de esta capital.

 

"Hace 20 años que combato a Magnetto. Esto es una plancha en el pecho para que uno sepa con quién se esta metiendo", acusó.

Los funcionarios del juzgado de primera instancia recorrieron el departamento registrando mobiliario y objetos de valor con los cuales eventualmente deberá responder patrimonialmente, pero según el abogado Miguel Angel Pierri se trató de una medida "Insólito allanamiento en la casa de Víctor Hugo por un juicio le inició Cablevisión”

El procedimiento se concretó a pedido del juez Fernando Saravia por un juicio que la empresa le inició por haber puesto al aire en su programa "Desayuno", un tramo de la final entre Boca y el Real Madrid

 

Una demanda presentada en el año 2001 por el grupo Clarín contra el periodista Víctor Hugo Morales por haber pasado goles de Boca en la final de la Copa Intercontinental hace casi 15 años, derivó en un allanamiento en el domicilio de este último con la excusa de realizar un "embargo preventivo” en una causa que todavía no tiene sentencia definitiva.

La medida fue ordenada por el juez comercial numero 11, Fernando Ignacio Saravia, y adquirió ribetes insólitos cuando entre los oficiales de justicia que ingresó al domicilio se encontraba el pelirrojo abogado del holding de medios, Damián Cassino, quien aparece sonriente en fotos subidas a la red.

El trámite correspondió a una supuesta evaluación patrimonial de Víctor Hugo quien, en caso de perder el juicio, que ahora se tramita en un recurso de queja ante la Corte Suprema de Justicia, tendría que pagar 842 mil pesos más intereses a su demandante.

La demanda fue presentada por Cablevisión en el año 2001 a raíz de que el periodista, que entonces conducía el programa “Desayuno” por Canal 7, emitió como fondo de su imagen un televisor en el que se trasmitía la final entre Boca y el Real Madrid, disputada en Tokio, cuyos derechos de transmisión había comprado el grupo privado y se emitía por abono.

Cablevisión perdió su demanda en primera instancia pero la Cámara de Apelaciones en lo Comercial revirtió ese fallo y condenó a Víctor Hugo, a su productor Eduardo Metzger y a Canal 7 (entonces ATC) a pagar casi 3,5 millones de pesos.

El fallo considera que la visualización de la pantalla con el partido donde Boca gano 2 a 1 durante la emisión del Desayuno fue un robo de los derechos, y fue ratificado por Corte Suprema de Justicia, aunque se encuentra apelado mediante un recurso de queja.

El procedimiento se inició alrededor de las 13 cuando Morales terminaba su habitual programa matinal en radio Continental, y un llamado de su esposa le advirtió de la presencia de oficiales de justicia en su domicilio que le hacían saber que venían por una “deuda con Cablevisión”.

"Esto es fruto de la prepotencia natural de semejante poder", dijo Morales en referencia al Grupo Clarín, al denunciar el hecho que estaba ocurriendo en su casa de la Avenida Libertador 2423, de esta capital.

"Hace 20 años que combato a Magnetto. Esto es una plancha en el pecho para que uno sepa con quién se esta metiendo", acusó.

Los funcionarios del juzgado de primera instancia recorrieron el departamento registrando mobiliario y objetos de valor con los cuales eventualmente deberá responder patrimonialmente, pero según el abogado Miguel Angel Pierri se trató de una medida "excesiva e innecesaria".

“Nadie puede pensar que Víctor Hugo no puede responder con su patrimonio a la pretensión económica del Grupo Clarín, que le reclama 800 mil pesos", reiteró el defensor.

 

VÍCTOR HUGO MORALES: “EL ACTO DE LA JUSTICIA ES UNA RESPUESTA A LO QUE DICTAMINA EL GRUPO CLARÍN”

 

Víctor Hugo Morales se refirió al allanamiento en su casa y acusó al CEO del multimedio, Héctor Magnetto, de llevar adelante acciones con el objetivo de “disciplinar, mostrar poder, como señores feudales”.

 

"Entraron como si uno fuera un narcotraficante al que hay que agarrar de sorpresa en su madriguera", dijo Morales sobre el procedimiento judicial llevado a cabo esta mañana en su vivienda de la avenida Libertador 2423 de la Ciudad de Buenos Aires y aseguró: “Me siento como si me hubieran dado una paliza por las tensiones vividas".

 

El locutor adjudicó el allanamiento ordenado en el marco de un juicio iniciado por la empresa Cablevisión a un "acto de la justicia en respuesta a lo que dictamina el Grupo Clarín" y acusó al CEO del Grupo de generar “una situación para disciplinar y mostrar su poder; mostrarse como dueños feudales".

 

"A Magnetto no le va a cambiar la vida llevarse mis muebles", aseveró y agregó: "Me quieren sacar 3 millones de pesos”, en relación a la demanda iniciada por Cablevisión, aunque consideró que no será “fácil que la justicia habilite una acción así".

 

"Entraron como si uno fuera un narcotraficante al que hay que agarrar de sorpresa en su madriguera", se quejó Víctor Hugo, quien resaltó la curiosa presencia de la prensa durante el allanamiento.

 

En declaraciones a Radio del Plata, el periodista aseguró que del operativo participó, además de los oficiales de justicia, el abogado del Grupo Clarín, Damián Cassino y agregó: "Subir a mi casa con ellos sin saber a qué me estaba exponiendo fue incómodo".

"Es el poder, te lo hacen sentir y a mí me gusta que la gente pueda verlo. Ellos ya no tienen ningún juicio y eso lo demuestra lo que pasó también con Hotesur", dijo Víctor Hugo y agregó: "Me decían que iban a tirar la puerta abajo y eso generó mucha tensión entre mi familia".

 

"Se ve que me ven entrenado para sobrellevar las mentiras, y hoy fueron más a fondo, metiéndose en mi casa", aseguró el periodista, quien dijo sentirse “sometido a un ataque sostenido".

 

El procedimiento judicial se llevó a cabo en el marco de un juicio que la empresa Cablevisión le iniciara a Morales por haber puesto al aire en su programa "Desayuno", que se emitía por Canal 7, un tramo de la final entre Boca y el Real Madrid, disputada en Tokio en el año 2000, cuyos derechos de transmisión había comprado Cablevisión.

 

Varios dirigentes del oficialismo salieron a respaldar a Víctor Hugo Morales y a rechazar lo que calificaron como el “accionar de una patota mediática”.

 

“Lamento mucho lo que está pasando”, dijo el gobernador bonaerense y candidato presidencial del Frente para la Victoria, Daniel Scioli en declaraciones a C5N y expresó su “solidaridad” con el periodista, de quien dijo sentir “un respeto personal y profesional”.

 

En tanto, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, manifestó que el allanamiento a la casa del locutor de Radio Continental es producto de “los impresentables de siempre que no tienen otra forma de expresarse que esta y eso la sociedad lo rechaza”.

 

"Lo que nos deja tranquilos es que a partir del 2003 el poder real lo tiene la gente y ya todos sabemos quién es quién. #VictorHugo", se solidarizó desde las redes sociales el secretario general de la Presidencia, Eduardo 'Wado' de Pedro.

 

"Mi solidaridad por el allanamiento a su casa. Una nueva demostración de poder e impunidad por parte del grupo Clarin", finalizó.

 

A su vez, el titular del AFSCA, Martín Sabbatella, expresó su “más profunda solidaridad con Víctor Hugo, a quien esa patota mediática no le perdona haberse atrevido a liberar la transmisión de un gol cuando el Grupo Clarín mantenía secuestrado el fútbol”.

 

 

“Toda mi solidaridad a él y todo el repudio a Magnetto y sus hostigadores de traje que hoy se pasearon por la casa de Víctor Hugo eligiendo los bienes con los que pretenden quedarse”, señaló Sabbatella, para quien el Ceo de Clarín “representa la peor amenaza que tiene la libertad de expresión y la pluralidad de ideas”.

 

Fuente: Telam