La mamá de Macarena Gelman era argentina y dio a la luz en cautiverio en Uruguay.

UNOS 300 URUGUAYOS ADOPTADOS SOSPECHAN HABER SIDO ROBADOS EN DICTADURA

ANSUR

macarena-gelman-150-m.jpg
Macarena. 300 ciudadanos adoptados en Uruguay buscan saber sus orígenes sospechando ser hijos de militantes detenidos durante la dictadura entre 1973 y1985.

La mamá de Macarena Gelman era argentina y dio a la luz en cautiverio en Uruguay.

UNOS 300 URUGUAYOS ADOPTADOS SOSPECHAN HABER SIDO ROBADOS EN DICTADURA

300 ciudadanos adoptados en Uruguay buscan saber sus orígenes sospechando ser hijos de militantes detenidos durante la dictadura en el país  entre 1973 y1985.

 ANSUR

 Télam

14.07.2015

 

En los últimos 15 años, cerca de 300 ciudadanos adoptados en Uruguay buscaron saber sus orígenes con la sospecha de ser hijos de militantes detenidos durante la dictadura en el país (1973-1985), expresó Eduardo Pirotto, ex encargado de atenderlos en una ONG de familiares y en el gobierno, donde trabajó hasta marzo pasado.

 

"Llegué a registrar alrededor de unas 300 personas en un acumular de años, sobre todo después que apareció Macarena Gelman.

Fue como una explosión de motivación que instaló la duda en mucha gente.

Muchos donaron sangre para el banco genético, y si bien muchos casos siguen abiertos, todavía ninguno se ha confirmado", contó.

 

Muchos bebés nacieron en centros clandestinos de detención y fueron adoptados por los propios agentes del sistema represivo o por parejas que desconocían sus orígenes, mientras otros niños fueron detenidos junto con sus madres y después entregados a otras familias.

 

Pirotto trabajó en la recepción de información para facilitar la locación de los hijos arrebatados de madres detenidas por los regímenes dictatoriales que gobernaron países de la región, como Uruguay, Argentina, Brasil y Chile, especialmente entre 1970 y 1980, en el marco del llamado Plan Cóndor.

 

Realizó la tarea inicialmente para la Asociación de Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos y, posteriormente fue recomendado por el grupo para continuar el registro en la actual Secretaría de Derechos Humanos para el Pasado Reciente de la Presidencia de la República, donde trabajó hasta marzo de este año, cuando cambió el gobierno.

 

En los casos relacionados con el país oriental, una docena de hijos de uruguayos detenidos fueron recuperados en Argentina y otros tres siguen desaparecidos, mientras una hija de argentinos fue recuperada en Montevideo, de acuerdo con Pirotto.

 

Además, dos madres uruguayas embarazadas desaparecieron y no se sabe si culminaron la gestación.

 

Según Abuelas de Plaza de Mayo, 116 niños lograron recuperar su identidad en la Argentina a lo largo de más de 30 años, y otros 300 tienen su paradero desconocido.

 

Por ello, esa entidad hizo un llamamiento a los que hayan nacido entre 1975 y 1980 y desconfían de sus orígenes, para que entren en contacto con ellos, y lanzó campañas internacionales de sensibilización.

 

"Sospechamos que haya hijos de argentinos en Uruguay, como pasó con Macarena Gelman. Su mamá era argentina y fue trasladada clandestinamente a Uruguay, donde dio a la luz en cautiverio", ejemplificó Pirotto.

 

La Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó a Uruguay en 2011 por la desaparición en 1976 de María Claudia García de Gelman, nuera del poeta argentino Juan Gelman, y por la supresión de la identidad de su hija nacida en la prisión, Macarena, quien le fue arrebatada a su madre y desconoció su identidad verdadera hasta el año 2000.

 

Macarena Gelman es actualmente diputada por la coalición de izquierda que gobierna Uruguay desde 2005, Frente Amplio, e integra el grupo por "Verdad y Justicia", creado el pasado mayo por un decreto del Ejecutivo para acompañar las investigaciones de los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la dictadura y los años previos.

 

Paralelamente, también sigue la búsqueda de información sobre el destino de más de 190 uruguayos adultos desaparecidos a raíz de la represión estatal, según cifras oficiales.

 

El próximo jueves, el equipo de antropólogos responsables de las excavaciones para encontrar restos de las víctimas retomará sus trabajos en uno de los batallones militares donde funcionaba un centro de detención clandestino conocido como 300 Carlos.

 

En ese lugar se sospecha que están los restos de la madre de Macarena Gelman, entre otros desaparecidos.