Sara Laskier de Rus, su madre, es madre de Plaza de Mayo y superviviente de Auschwitz.

DANIEL RUS, COMPAÑERO PERONISTA, PATRIOTA DE LA ENERGIA ATOMICA

Telam-Nac&Pop

danielrusnndelconicet-150-m.jpg
La dictadura de Videla secuestra al físico nuclear Daniel Rus junto con sus colegas Gerardo Strejilevich y Nélida Barroca en la puerta de la CNEA y lo asesina

DANIEL RUS, COMPAÑERO PERONISTA, PATRIOTA DE LA ENERGIA ATOMICA


NAC&POP

15/07/2015

 

En Buenos Aires la dictadura de Videla secuestra al físico nuclear Daniel Rus junto con sus colegas Gerardo Strejilevich y Nélida Barroca en la puerta de la CNEA (Comisión Nacional de Energía Atómica). Serán «desaparecidos», torturados y asesinados.

 

Sara Laskier de Rus, su madre, nacida en Lodz, Alemania, el 25 de enero de 1927,  es una activista argentina judía de origen polaco, madre de Plaza de Mayo y superviviente de Auschwitz.

 

Sara iba a la escuela judía y estudiaba violín. Llevó una vida tranquila y sin mayores sobresaltos hasta que en 1939 ―cuando tenía 12 años― el ejército alemán entró en Lodz, su ciudad natal.

 

Con las fuerzas del Reich llegaron también las SS y obligaron a los judíos a usar la estrella de David.

 

Después de sobrevivir en los campos de concentración nazi, a través de un tío que vivía en Villa Lynch, en el oeste del Gran Buenos Aires, llegaron desde Paraguay a la Argentina, pero como no tenían papeles, no sabían como hacer para quedarse eir al encuentro de su familia.

 

Su esposo Bernardo Rus era un hombre muy inteligente. Ya sabían que existía Eva Perón, la primera dama de Argentina, esposa de Perón, que ella hacía mucho por la gente.

 

Él se atrevió a mandar una carta en polaco a Eva Perón. Le contó su historia. Se ve que le llegó, la hizo traducir y los mandó a decir que no se asustaran y que les iban a mandar pases para ir a Buenos Aires.

 

Efectivamente después de un tiempo les mandaron los pases a todos los que estaban allí, como ellos.

 

Con la carta en mano, la policía les permitió viajar a Buenos Aires, donde ubicaron a los tíos, en Villa Lynch. Se instalaron por un tiempo en su casa.

 

En ese pueblo del suburbano, su esposo Bernardo Rus se dedicó al rubro textil, con el oficio de anudador, en el que se destacó y logró progresar económicamente.

 

Sara Rus no se resignaba a la idea de no tener hijos y fue a ver a un médico. Había sufrido torturas y su cuerpo había quedado muy deteriorado y le habían pronosticado que no podría tenerlos.

 

Para su sorpresa, el médico argentino le dijo que no tenía ninguna enfermedad, que su cuerpo había sufrido mucho y simplemente tenía que reponerse.

 

Quedó embarazada, y su hijo Daniel nació el 24 de julio de 1950.

 

Cinco años después de nacer Daniel, en 1955, tuvieron una hija, Natalia Rus.

 

Al egresar de la UBA como físico nuclear, ingresó becado a la CNEA (Comisión Nacional de Energía Atómica), mientras que para completar sus ingresos daba clases de física en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA13 y Daniel Rus trabajaba también como ayudante en la fábrica textil que había logrado instalar su padre.

 

Según Sara, su hijo Daniel no militaba, pero seguramente era peronista.

 

Él les contó que un amigo suyo, Jorge, había «desaparecido.

 

A principios de 1977, Daniel salió con su auto y lo paró una patrulla.

 

Le encontraron folletos, cosas que le habían dado en la facultad y entonces se lo llevaron detenido.

 

Lo tuvieron en tortura dos días y lo liberaron.

 

Bernardo y su yerno José fueron a la comisaría a retirar el auto y el comisario les pidió perdón, dijo que se habían equivocado de persona.

 

Bernardo le insistió que se marchase del país, pero Daniel no quiso.

 

El 15 de julio de 1977, a las dos y media de la tarde, Daniel Rus fue secuestrado junto con sus colegas Gerardo Strejilevich y Nélida Barroca en la puerta de la CNEA, donde trabajaba.

 

Otros veinte físicos empleados de ese organismo serían detenidos ilegalmente durante la dictadura.

 

A Daniel lo subieron a una camioneta.

 

Esa fue la última vez que alguien lo vio.

 

No hay testimonios que lo ubiquen en algún centro clandestino de detención, aunque su madre sospecha que estuvo en el campo de concentración de la ESMA (Escuela Superior de Mecánica de la Armada), ubicada en la vereda de enfrente de la CNEA2 por donde pasaron unos 5000 secuestrados, que en su mayoría fueron asesinados.7

 

Cuando Daniel no llegó a la casa paterna, sus padres pensaron que había tenido un accidente.

 

Recorrieron comisarías y hospitales, hasta que fueron a la CNEA y se enteraron de que estaba desaparecido.

 

Desde 1978 concurrió todos los jueves a la Plaza de Mayo ― frente a la Casa Rosada, el palacio de Gobierno, usurpado por una banda de militares de derecha ― para marchar en la ronda de las Madres de Plaza de Mayo.

 

Una tarde de jueves, todavía durante la dictadura, varios policías la rodearon para intimidarla (varias de sus compañeras fueron secuestradas de esa manera).

 

Entonces Sara Rus se pasó del otro lado de la valla y corrió a denunciar la situación ante la APDH (Asamblea Permanente por los Derechos Humanos).

 

En la actualidad da charlas en las escuelas para contar su historia a los niños y jóvenes, hablar de la Shoá (el Holocausto judío en manos de los nazis) y del terrorismo de Estado en Argentina.

 

En 2007, la escritora Eva Eisenstaedt (1940-) publicó la biografía de Sara Rus: Sobrevivir dos veces, de Auschwitz a Madre de Plaza de Mayo.

 

El libro fue traducido al alemán y en 2010 se presentó en la Feria Mundial del Libro en Fráncfort (Alemania).

 

En diciembre de 2008, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner le entregó el premio Azucena Villaflor por su trayectoria en defensa de los derechos humanos.

 

El 4 de diciembre de 2009, el Colegio Nacional N.º 9 «Justo José de Urquiza» de Buenos Aires ― institución en la que su hijo Daniel Lázaro Rus finalizó los estudios secundarios con notables calificaciones ― realizó un emotivo Homenaje a la Memoria de Daniel Rus, en que se instaló en la biblioteca una placa en su memoria.

 

En marzo de 2010 el Honorable Consejo Municipal de la Ciudad de Mar del Plata la declaró ciudadana ilustre.

 

En julio de 2010 la Defensoría del Pueblo de la Nación Argentina le entregó una placa de reconocimiento a su trayectoria y su lucha por los derechos humanos.

 

El 4 de agosto del 2010 la Legislatura Porteña la declaró Ciudadana Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires (Ley 3237/09).

 

En 2012 viajó al campo de concentración de Auschwitz, donde participará en la Marcha por la Vida.

 

Vive en Belgrano. Su hija, Natalia le dio dos nietas.

 

Daniel Rus, compañero peronista, patriota de las ciencias en Argentina, continúa desaparecido.

Fuente: Telam / Wikipedia