Al recordar el día que murió el General, Mariotto volvió a insistir.

LA METÁFORA DE «LA ROSARITO EN LUCHA»

Victor Ego Ducrot

vicoregoducrot-2-1.jpg
Ducrot:-Cuando parecía que estaba todo terminado, en esas lágrimas que dio el pueblo aparece una oportunidad. Perón no muere; hay peronismo para rato en América Latina.

Al recordar el día que murió el General, Mariotto volvió a insistir.

LA METÁFORA DE "LA ROSARITO EN LUCHA"

"Cuando parecía que estaba todo terminado, en esas lágrimas que dio el pueblo aparece una oportunidad. Perón no muere; hay peronismo para rato en América Latina".

 

Por Víctor Ego Ducrot (*)

Tiempo Argentino.

Agepeba

4 de Julio de 2015

Porque sí se trata de ideologías, y, si me tienen paciencia a lo largo de esta parrafada, prometo que pondré de mí lo mejor con la intención de explicarme, y para ello apelaré a lo que por tanto insistir con el paso de los tiempos y la yuxtaposición de los escenarios nos enseña la Historia: las diversidad en colisión de intereses y perspectivas sociales nunca se saldan, resuelven ni sintetizan en forma monográfica, es decir con forma de escritura única  sino que siempre, sí siempre, algunas perspectivas se imponen sobre las otras en la medida que logren explayarse y entrar en combate desde sus peculiares sistemas discursivos ético y estético; es decir, desde sus inconfundibles magmas ideológicos.

 

Cada vez que por necesidad (justamente ideológica) o por error, que tantos errores rodean nuestra vidas, se ha querido decretar el fin de las ideologías (o de la Historia) apenas si se estuvo firmando la imposición de las dominantes sobre las subalternas; o lo que es lo mismo, la infelicidad de las mayorías, de los tumultos en acción, cosa de ir siendo sinceros desde el principio mismo.

 

II.- Ni siquiera se me ocurre pensar que Rosarito Vera Peñaloza, emparentada de lejos con el patriota riojano al que le decían "el Chacho", hubiese alguna vez imaginado durante su larga vida de maestra y educadora "de millones de argentinitos", como dice la zamba, estar en la garganta y en los carteles de decenas de pibes y pibas con su madres y padres – y algunos tíos y tías gustosos de meter bulla si la certeza de lo injusto los inquieta, como son los de mi sobrino Miguel -, cuando durante todo el medio día del jueves recurrieron al corte de calles, en pleno barrio porteño de Almagro, porque al gobierno municipal de la capital de los argentinos le importa un carajo, sí un carajo, ese lejano lugar ubicado en la punta misma de los palos mayores, la suerte de la educación pública, tanto así que ni siquiera reacciona como debe ser cuando los edificios se deshojan.

 

Luego de tres días sin clases por aulas inundadas, el agua en contacto con la red eléctrica y otras maldiciones, padres y alumnos de la Escuela Rosario Vera Peñaloza manifestaron con preciso sentido del derecho: "Se escucha, se escucha, la Rosarito en lucha."

 

III.- Cansados de los cortes de luz en los barrios de Lomas de Zamora, decenas de vecinos decidió marchar (también el jueves)  a las oficinas comerciales que Edesur tiene en el centro del distrito.

 

Los acompañaron los concejales Julio Rivero, Juan Francisco Navarro, Héctor Fuentebuena, Gabriel Giurliddo, Vanesa López y María Carrizo, entre otros dirigentes del kirchnerismo local.

 

Los reiterados incumplimientos afectan principalmente a las localidades periféricas, como Villa Fiorito o Ingeniero Budge, aunque también se registraron cortes en el centro, según precisaron los vecinos.

 

"Esta es una problemática que viene de larga data; al menos aquí no han arreglado el cableado que lleva energía a los barrios.

 

Las últimas obras que se realizaron fueron con fondos del Estado nacional.

 

Hay desidia por parte de Edesur.

 

No quieren invertir un peso en la distribución de la energía eléctrica.

 

Acá el problema no es si en verano hace calor o en invierno frío, sino que la empresa sólo invierte en poner rejas en sus sucursales de atención al público, para frenar a la gente que reclama.

 

Son comportamientos lamentables que ya hemos vivido en los ‘90", dijo Rivero, edil y dirigente del espacio político y cultural Proyecto Nacional.

 

Por suerte, el miércoles último, al recordar un nuevo aniversario de la muerte del General y desde uno de los múltiples corazones que tiene el Conurbano, en este caso Almirante Brown, el fundador y orientador de Proyecto Nacional, el vicegobernador bonaerense Gabriel Mariotto volvió a insistir: "Cuando parecía que estaba todo terminado, en esas lágrimas que dio el pueblo aparece una oportunidad. Perón no muere, vive en el alma de su pueblo; hay peronismo para rato en América Latina porque Néstor y Cristina pusieron en valor la filosofía política del 17 de Octubre y hoy Daniel, con todos nosotros atrás, lleva adelante esas banderas (…).

El peronismo lanza utopías y las baja en realidad efectiva y Francisco habla de la Tercera Posición y de un nuevo orden mundial que tiene que acompañar una filosofía política.

Esa filosofía es, precisamente, la que sale de América Latina".

Y escribí por suerte porque lo que el también decano de la Facultad de Sociales de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ) expresó no es otra cosa que la reconsideración de una categoría: sin ideologías que lo expresen, los pueblos no pueden transitar la aventura emancipatoria, que parece (y es) infinita y tumultuosa, con algarabías de banderas, y dolores también.

 

Desde esas construcciones simbólicas que en el fragor político se convierten en cuerpos (así son las ideologías) es que los vecinos de una ciudad maltratada reclaman por la educación de sus pibes como lo que es, un derecho; y los habitantes de las barriadas de Lomas de Zamora exigen por igual que las corporaciones que tienen a su cargo los servicios públicos (¡quiera dios, en un sentido del dicho popular, que algún día vuelvan todas a la soberanía de todos!).

 

Desde ellas también parece que son y serán abordados cada uno de los territorios y los espacios de la realidad argentina y latinoamericana, al menos así está siendo enunciado entre los ámbitos de discusión militante que se registran en torno a quien en diciembre dejará la vicegobernación de la provincia de Buenos Aires y seguramente asumirá la representación de la provincia de los bonaerenses en el Parlasur; y retomo: anunciado desde que con su llamado a la unidad del peronismo, en febrero último, abrió finalmente el camino para que el FPV pueda encolumnarse detrás de la candidatura de Daniel Scioli; y mucho antes, desde que, en el contexto de aquél tercer foro de debate abierto a la ciudadanía, realizado en las instalaciones del club Banfield y sobre políticas públicas organizado por él, Mariotto recibiera una misiva de adhesión del Papa Francisco, el mismo que no le esquiva el bulto al concepto de “lío” como práctica política.

 

Será por eso entonces que deba “andar” Argentina y la América nuestra (tomado del “andará Nicaragua”, como cantaba el cubano Silvio Rodríguez), entre el tumulto mariottista y los líos del Papa.

 

¿Acaso dos relecturas peronistas de la propia historia peronista?

 

Quizás.

VED/