La revolución es una necesidad para asegurar el progreso del género humano

REARTE: LAS REALIDAD EFECTIVA

Por Gustavo Rearte *

Rearte:-El Movimiento Popular ha ido gestando en su seno su dirección natural en el marco de sus luchas y al frente de sus definiciones

“La revolución es una necesidad para asegurar el progreso del género humano”

LA REALIDAD EFECTIVA

El Movimiento Popular ha ido gestando en su seno su dirección natural en el marco de sus luchas y al frente de sus definiciones y son éstos cuadros los que arrancarán de la práctica espontánea al Pueblo, dirigiéndola hacia su meta de Liberación.

 Por Gustavo A. Rearte

NAC&POP

julio de 1968

Hay compañeros que se caracterizan porque siempre buscan orientación sobre cómo ganar la vanguardia, cómo hacer para que responda a nuestra orientación.

Estos compañeros proceden así porque no dominan aún un método correcto de trabajo.

En el fondo piensan que hay fórmulas, recetas.

Ignoran que la línea de trabajo la sugiere la situación concreta.

Abordan los problemas de la militancia de manera subjetiva, idealista.

La línea de trabajo no la inspiran los iluminados ni los genios: la sugiere la realidad, los hechos.

Son ellos que se reflejan y al hacerlo expresan una necesidad, cuya realización requiere de los hombres para que con su actividad consciente trabajen sobre la realidad, transformándola, liberándola de los obstáculos que impiden su desarrollo.

Ejemplo: la revolución es una necesidad para asegurar el progreso del género humano.

Esa necesidad ciertamente la expresan los hombres, pero ¿de dónde sacan ellos sus ideas?

Resultan, primero, de la experiencia, del conocimiento concreto de la realidad concreta, adquirida directa o indirectamente, (de) las llamadas condiciones económico-sociales y del conocimiento y análisis de la historia.

Ser reconocido por la vanguardia de un movimiento como dirección, es siempre resultado de un proceso y nunca de un suceso.

Las masas, cuando se encuentran en situación revolucionaria, esto es bajo condiciones de vida humillantes y en el marco de un sistema agotado, expresan periódicamente su descontento a través de diversas manifestaciones, cuyo carácter es siempre expresión, resumen de su experiencia y su desenvolvimiento progresivo.

En nuestro país en particular, la clase obrera sindicalmente organizada carece de un partido que represente su particular punto de vista, en consecuencia de una dirección que oriente sus luchas y sintetice sus experiencias.

La organización revolucionaria, el partido de los revolucionarios, es el presupuesto básico en toda lucha para hacerla consciente.

Hay que tener en cuenta que la lucha espontánea sin dirección en el marco de un orden económico desigual, se desarrolla también de manera desigual y ello determina que la comprensión política, la maduración política no sea igual, no sólo en el marco de las clases sino también en función del espacio.

Esto determina la existencia de sectores amplios con cierto grado de atraso en la comprensión de los hechos que se van produciendo, su progreso va escalonado.

De aquí que la clase obrera no se manifieste en forma consciente y que haya que acertar con el método que permite conocer a cada instante el estado de ánimo de las masas.

Algunos compañeros, ignorantes de la experiencia de los últimos 20 años, subestiman la capacidad y la madurez obrera peronista al no comprender por qué no se deshace de su dirección burocrática.

Es cierto que las luchas populares carecen de continuidad y llegado un límite retroceden formalmente…

Ello se debe a que el Movimiento carece de una dirección revolucionaria ó simplemente de una dirección política honesta.

Este vacío ha sido cubierto por dirigentes de mentalidad liberal, llenos de vicios y limitaciones pequeño burguesas y por dirigentes sindicales cuyas prácticas y estructuras reformistas han frenado y entregado las luchas populares a las que nunca representaron y a las que siempre terminaron orientando a posiciones claudicantes de la conciliación..

El Movimiento Popular ha ido gestando en su seno su dirección natural en el marco de sus luchas y al frente de sus definiciones y son éstos cuadros los que arrancarán de la práctica espontánea al Pueblo, dirigiéndola hacia su meta de Liberación.

NOTA DE LA NAC&POP: Gracias María Eva por rescatar este texto de su padre, el gran revolucionario y ético dirigente del peronismo más lúcido y militante.MG/N&P